Cultura

Sia, la compositora tras todos los últimos éxitos del pop

En la industria musical, sobre todo en la más comercial, hay algunos artistas que se dedican a cantar y otros que componen y cantan. Los últimos son más apreciados por sus compañeros de profesión, pero no son siempre los más reconocidos por el gran público. No es el caso de Sia Furler, un artista que canta y ha compuesto la mayoría de los éxitos del pop de los últimos años.

Para la australiana Sia Furler escribir y componer música es lo más normal del mundo. Empezó a escribir desde muy joven, algo que siempre le ha resultado fácil y que puede que algo le venga heredado, ya que sus padres son músicos. Fue hace 17 años cuando comenzó su carrera profesional con su álbum debut Only See. Tres años más tarde firmó con Sony Music y de esa unión salió su segundo álbum Healing is difficult. Con canciones como Drink to Get Drunk, Little Man o Taken for Granted se dio a conocer en Reino Unido. Después de cambiarse a Universal Music publicó el disco Colour the Small One, que generó uno de sus primeros éxitos en solitario -Breathe Me-.

Fue en 2007 cuando Sia empezó a coescribir con Christina Aguilera, una relación que se vio reflejada en algunas canciones del álbum de Aguilera Bionic. Además, juntas escribieron Bound to You para la banda sonora de la película Burlesque, canción que fue nominada al Globo de Oro. Desde entonces ha coescrito con estrellas del pop como Britney Spears (Perfume), Katy Perry (Double Rainbow), Jessie J (Breathe), Beyonce (Pretty Hurts) o Pitbull y Jennifer López (We are One (Ole Ola)).

Algunos de sus mayores éxitos son canciones que ha escrito para otras personas: Diamonds de Rihanna -que se convirtió en uno de los singles más vendidos de la artista-, Let me love you de Ne-Yo, Sexercise de Kylie Minogue, Cannonball de Lea Michelle, Radioactive de Rita Ora, Loved Me Back To Life de Celine Dion, Chasing Shadows de Shakira o Expertease de Jennifer López.

Sia incluso se ha atrevido en alguna ocasión a cantar las canciones que compuso para otros artistas -ofreciendo a veces una interpretación mejor-.

La australiana ha colaborado con muchos artistas realizando coros y voces de fondo -entre ellos Zero 7 y Tom Dice-, pero es en los dúos donde ha triunfado. En 2011 coescribió y cantó dos hits: con David Guetta Titanium y con el rapero Flo Rida Wild Ones. Muchas de sus canciones se han popularizado al utilizarse en películas (Spiderman 2, Burlesque, El gran Gatsby, Los juegos del hambre: en llamas) y series (Gossip Girl, Nikita, A dos metros bajo tierra).

Una artista a la que no le interesa la fama

A Sia lo que le importa es su música, no quiere ser famosa -a pesar haber vendido más de 12 millones de singles-. Esa es una de las razones por las que en las actuaciones en televisión sus interpretaciones nunca se hacen mirando a cámara, siempre de espaldas. No quiere que su cara salga por televisión, su deseo es que su técnica y su voz sean el centro de atención. Igual ocurre en sus vídeos, en los que ella no es la protagonista directa -al contrario que todos los artistas de la industria pop, que muchas veces buscan vender su cuerpo antes que su música-.

En 2013 publicó en la revista Billboard su “manifiesto anti-fama”, en el que define a la fama como el estereotipo de una suegra desinformada y aburrida, cuyo único objetivo es criticar al famoso todos los días del año. A pesar de su opinión sobre la fama -“Si alguien -aparte de la gente famosa- sabría lo que es ser famoso, que nunca querría serlo”- la artista sigue colaborando con artistas y cantando en solitario. El sencillo Chandelier, de su último disco publicado en marzo, ha sido muy bien acogido, tanto por la crítica como por el público.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba