Economía

Los consumidores españoles pierden confianza en febrero por la caída del empleo

Este descenso es consecuencia del empeoramiento del indicador de situación actual, que bajó 4 puntos, hasta situarse en 32,1 puntos, así como de la disminución del indicador perspectivas, que se contrajo 6 puntos.

La confianza del consumidor bajó 5 puntos en febrero en relación al mes anterior, hasta situarse en 50,7 puntos, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Este descenso del indicador es consecuencia del empeoramiento del indicador de situación actual, que bajó 4 puntos, hasta situarse en 32,1 puntos, así como de la disminución del indicador perspectivas, que se contrajo 6 puntos, hasta los 69,2 puntos, acabando con seis meses consecutivos de mejora.

El CIS ha destacado que, en porcentaje, el indicador de confianza de los consumidores descendió un 9% respecto a enero, después del fuerte repunte que experimentó en el primer mes del año.

En comparación con el dato del mismo mes de 2012, los valores actuales de ambos indicadores son notablemente inferiores, con descensos de cuatro puntos en el indicador de situación actual y de hasta 10 puntos en el de expectativas.

El descenso en casi cuatro puntos de la valoración que hacen los consumidores de la situación actual se debe tanto a la valoración negativa sobre la situación económica del país, que desciende más de 7 puntos, como a la situación de los hogares, que retrocede 3 puntos, y la situación del empleo, que se reduce 1,8 puntos.

En relación a los datos de febrero de 2012, la valoración actual de la situación económica del país cae 3,6 puntos, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 3,7 puntos por debajo que hace un año y la situación en los hogares se ha deteriorado 6 puntos desde entonces.

Peor valoración del empleo

Por su parte, el índice de expectativas retrocede 6 puntos y acaba con los avances acumulados en este indicador en los últimos seis meses desde los mínimos alcanzados en julio. El deterioro de las expectativas se concentra especialmente en relación a la futura evolución económica general (-6,8) y a la previsible evolución del desempleo (-9,2%). En cambio, las previsiones sobre la situación de los hogares sólo se reducen dos puntos.

En términos interanuales, los datos de expectativas continúan mostrando importantes diferencias en relación al mismo mes de 2012. Así, se encuentran 10 puntos por debajo respecto a la situación económica del país, 12,6 puntos inferiores en las expectativas del empleo y 8 puntos por debajo en las expectativas de los hogares.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

En general, el 80% de los encuestados por el CIS entiende que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que el 13,6% no aprecia cambios y sólo el 4,8% estima que ha mejorado.

De cara a los próximos seis meses, los españoles no son muy optimistas, ya que sólo el 20,2% de los entrevistados confían en que el estado de la economía será mejor, frente al 58,7% que auguran un empeoramiento y el 15,2% que no espera cambios.

El ICC de febrero, para cuya elaboración el CIS ha realizado 1.209 entrevistas, muestra que al 46,5% de los entrevistados les cuesta llegar a fin de mes y casi el 30% ahorra poco dinero cada mes. De hecho, el 14,9% afirma que ha tenido que echar mano de sus ahorros familiares. Por el contrario, un insignificante 0,7% dice que ahorra bastante cada mes.

Sin posibilidad de ahorro

En línea con estas respuestas y de cara al próximo año, el 45,5% de los españoles asegura que sus posibilidades de ahorro son menores, casi el mismo porcentaje cree que son iguales (45,2%) y únicamente un 6% cree que dentro de un año tendrán más posibilidades de ahorrar.

La encuesta refleja además que el 55,3% de los entrevistados percibe la situación económica actual de su familia peor que hace seis meses, mientras que el 41,3% asegura que es igual y sólo el 3,1% afirma que ha mejorado. Entre las razones más apuntadas por los que afirman que la situación es peor se encuentra el alza continuada de los precios, la disminución del ingreso familiar y la pérdida de empleo de alguno de los miembros de la familia.

Para el 3,1% de los que aseguran que su situación ha mejorado, el 29% indica que se debe al aumento de los ingresos familiares, el 27% a la incorporación de algún miembro de la familia al mercado de trabajo y el 16% a la mejora de su salario.

Sobre la situación del mercado laboral, apenas el 20% de los encuestados afirma que ninguna persona de su entorno se encuentra en paro, mientras que el 13,4% dicen conocer a una persona en esta situación, el 11,8% a dos y el 8,6% a tres. Casi el 8% asegura que conoce a más de diez personas en paro.

Más difícil encontrar empleo

El 32,2% de los entrevistados afirma que ahora hay más personas en paro en su entorno que hace seis meses, y el 78,7% piensa que la situación en España para encontrar un empleo es peor que la de hace seis meses, mientras que el 16,9% cree que la situación no ha cambiado y el 2,3% que ha mejorado.

Cuando se les pregunta de cara a los próximos seis meses, un 55,5% de los encuestados piensa que la situación empeorará, frente al 21,7% que cree que mejorará y el 15,3% que considera que permanecerá sin cambios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba