Una docena de compañías trabaja activamente para lograr rating y emitir en el mercado

Las empresas intentan financiarse sin llamar a la puerta de los bancos

Las empresas españolas trabajan duro para reducir su dependencia de la financiación bancaria. Una docena de compañías pelea para conseguir rating y emitir deuda en 2013 si las condiciones de mercado lo permiten. 

Las empresas intentan financiarse sin llamar a la puerta de los bancos
Las empresas intentan financiarse sin llamar a la puerta de los bancos

La crisis ha frenado en seco la disponibilidad del crédito bancario. Una tendencia que no tiene visos de mejorar en los próximos meses y que ha forzado a las empresas a buscar vías alternativas de financiación. El mercado de capitales cobra así cada vez más relevancia y hay una docena de compañías que trabaja activamente para lograr el rating necesario con el que emitir deuda el próximo ejercicio. Un objetivo al que aspiran empresas del sector de la construcción, la industria o la alimentación, entre otros, y que está sujeto a que las condiciones de mercado lo permitan.

“El número de empresas con el volumen de Ebitda suficiente y que está trabajando en ello ronda la docena. Otra cosa es que terminen sacándose el rating. Pero a nada que mejore la situación veremos nuevos emisores en el mercado. Los precios que se pagarían por emitir deuda ya no son tan lejanos a los que exige un crédito bancario”, reconoce Noelle Cajigas, responsable de mercado de capitales de BNP Paribas.  

Los préstamos del sector financiero son cada vez más escasos y caros, lo que obliga a las empresas a pelear duro para lograr financiación. El problema es que las turbulencias que se han vivido este año han retrasado los planes de muchas compañías que quieren emitir deuda. El ejercicio 2012 ha estado caracterizado por la volatilidad y los emisores tradicionales de bonos como Telefónica, Iberdrola, Gas Natural, Repsol, Enagás, Santander, BBVA, Sabadell, Bankinter o Popular solo han podido salir al mercado en ciertos momentos del año, en concreto durante las ventas de liquidez abiertas a principios de ejercicio y después de verano.

La escalada de la prima de riesgo y las incertidumbres generadas sobre el futuro de Europa provocaron un cierre del mercado de capitales entre marzo y finales de agosto. Una situación que ha impedido estrenos de empresas con rating por debajo del grado de inversión y que ha supuesto un frenazo a la actividad registrada en este mercado, especialmente en el segundo semestre del año. 

En total en 2012 empresas y bancos han colocado unos 39.000 millones de euros este año, un 27% menos de lo captado el pasado ejercicio, según datos de SG CIB. Una caída que se debe fundamentalmente a la menor actividad de la banca. Este año ha emitido un 42% menos. Las empresas, sin embargo, han colocado unos 13.400 millones de euros frente a los 10.400 de 2011.

La mejora de los últimos meses, en gran medida propiciada por el compromiso irrevocable del presidente del BCE, Mario Draghi, con el euro, y los avances dados hacia una mayor integración europea hacen que las perspectivas de cara a 2013 sean esperanzadoras. Los expertos de SG CIB esperan que el próximo ejercicio las empresas puedan emitir unos 10.000 millones más y para la banca espera que modere ligeramente lo emitido este año. 

“El panorama es incierto porque depende de la situación macroeconómica pero todo indica que enero va a empezar con fuerza si la prima de riesgo sigue por debajo de 400 puntos básicos. Creo que podemos anticipar que el mercado de high yield y otras emisiones inaugurales podrán salir por fin”, explica Fernando García, responsable de mercado de capitales de empresas e instituciones financieras de SG CIB. “Hay empresas del sector de la alimentación, la industria o la construcción que están esperando para emitir pero en otros sectores quien más o quien menos está mirando”, reconoce.

Las empresas quieren emitir deuda pero muchas se han visto obligadas a esperar por las dificultades del mercado. “Como el rating soberano marca el rating de las empresas lo normal será que muchas no alcancen el grado de inversión y tener que pagar un sobre coste frena a muchas empresas a lanzarse.”, añade. La lista de empresas cotizadas que todavía no tienen rating incluye a nombres como ACS, Sacyr, Gamesa o Acerinox. En cuanto al resto, la buena noticia es que los grandes emisores ya tienen cubiertos sus vencimientos para los próximos dos años como mínimo.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba