Fondos

Todos pendientes del informe de los administradores concursales de Banco Madrid

El informe provisional que están preparando los administradores concursales de Banco Madrid es uno de los documentos que más expectación está generando en el mundo financiero. Será una radiografía que servirá para comprobar hasta qué punto ha sido acertada o no la liquidación de la entidad.

Sede de Banco Madrid, entidad que se encuentra en concurso de acreedores.
Sede de Banco Madrid, entidad que se encuentra en concurso de acreedores. G3

La importancia del texto radica en saber cómo los números justifican que una entidad financiera como Banco Madrid, que contaba con uno de los ratios de solvencia más elevados del sector (casi el 40%), ha entrado en concurso de liquidación sin ni siquiera plantearse una salida alternativa para su negocio, sus trabajadores y sus clientes.

Tras la intervención del Banco de España, la alarma social generó una fuga de depósitos de unos 124 millones

En el auto del Juzgado de lo Mercantil número uno de Madrid, dictado por el magistrado Carlos Nieto Delgado, se recuerda que “la situación de insolvencia es absolutamente compatible con la existencia de un balance saneado si, al propio tiempo, la sociedad carece de liquidez para atender regularmente sus obligaciones”. Y esta falta de liquidez para mantener el funcionamiento normal de una entidad financiera sería la excusa que justificaría el concurso, después de la concatenación de acontecimientos que siguieron a la noticia de que el Tesoro de Estados Unidos mostraba su preocupación por la presunta colaboración de Banca Privada de Andorra en el blanqueo de capitales.

Después de que el Banco de España ordenara intervenir Banco Madrid el diez de marzo, la alarma social generó una fuga de depósitos durante los días posteriores valorada en 124 millones de euros, como recoge el auto, y se temía que los partícipes de fondos también ordenaran la salida de su patrimonio, algo que habría situado la tesorería de la entidad en un balance negativo de más de cien millones de euros.

Pero la alarma social creció más rápido por la propia intervención del Banco de España, que nombró a dos interventores de la entidad. Una vez que el consejo de administración en pleno de Banco Madrid dimitió, el supervisor bancario tuvo que colocar a tres administradores provisionales, que fueron quienes decidieron iniciar la petición de concurso. Fue el juez Nieto quien preguntó al Frob, el fondo de reestructuración bancaria, si tenía intención de rescatar a la filial de BPA. Ante su negativa, aceptó el concurso de liquidación de un banco que contaba con 1.203 millones de euros de balance el día de su intervención, de los que 675 millones eran depósitos de los clientes.

La paradoja es que la matriz está todavía pendiente de una solución por parte de las autoridades andorranas que pasa por separar los activos considerados ilícitos de los sanos, mientras que su filial Banco Madrid será sometida a liquidación. Y, a la espera del informe de sus administradores concursales, encabezados por la firma Legal y Económico, parece que los problemas para afrontar los créditos con los acreedores no serán determinantes.

¿La mejor opción?

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ordenó antes de que se declarara el concurso de Banco Madrid el traspaso de la gestión de los fondos y sicav que estaban bloqueados a Renta 4 y el cambio de depositaría a Cecabank. Una decisión que, al parecer, no sentó nada bien a los administradores concursales, que pensaban se podría haber aprovechado la gestora de otra manera más ventajosa, teniendo en cuenta no obstante que los activos de fondos y sicav no forman parte de la masa patrimonial del concurso.

Fuentes jurídicas señalan que cuando se conozcan las cifras del informe se podrá comprobar cómo Banco Madrid no representaba un problema real pese a la alarma inicial

Hasta qué punto la liquidación de Banco Madrid ha sido la mejor opción, considerando que la gestora ha perdido valor, que el Banco de España va a retirar la ficha bancaria (que también se podría haber vendido) y que algunos activos emblemáticos de Banco Madrid, como el edificio de su sede en el madrileño Paseo de la Castellana, tampoco forman parte de la masa concursal, es una incógnita para empleados y clientes.

Fuentes jurídicas señalan que cuando en el informe provisional se pongan negro sobre blanco las cifras de la entidad se podrá comprobar cómo Banco Madrid no representaba un problema real, a pesar de la alarma de los primeros días. Y puede dejar en evidencia al Banco de España y la CNMV. Incluso hay quien apunta a los intereses de algunas entidades financieras por abrir un boquete en la marca Andorra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba