Caso Bankia

La acusación de Bankia pide la imputación de MAFO y Segura por los correos del BdE

El sindicato CIC contraataca en el caso Bankia tras los correos internos del Banco de España destapados en las últimas semanas. La acusación popular ha pedido ocho imputaciones, incluidas las de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Fernando Restoy, Julio Segura y Javier Aríztegui.

Un correo del BdE: "La salida a bolsa de Bankia es el primer paso" para la nacionalización
Un correo del BdE: "La salida a bolsa de Bankia es el primer paso" para la nacionalización Javier Martínez

La acusación popular del caso Bankia no se da por vencida. Tras la última negativa de la Sala de la Audiencia Nacional, el sindicato Confederación Intersindical de Crédito (CIC) ha presentado hoy un escrito ante el juez Fernando Andreu exigiendo la imputación de ocho ex altos cargos del Banco de España y la CNMV durante la salida a bolsa de Bankia.

“Ha quedado acreditado que contaron con relevante información (suministrada por el equipo de inspección) que no solo desaconsejaba encarecidamente la salida a bolsa sino que expresa y reiteradamente advertía sobre la inviabilidad de la estructura diseñada para la operación y sobre el importantísimo quebranto patrimonial que se iba a causar a preferentistas, accionistas y a todos los contribuyentes”, señala el escrito.

El sindicato presidido por Gonzalo Postigo, y representado  judicialmente por Andrés Herzog, dirige su escrito contra: el exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez; el expresidente de la CNMV, Julio Segura; el exvicepresidente de la CNMV y actual subgobernador del BdE, Fernando Restoy; el exsubgobernador, Javier Aríztegui; el exdirector de Supervisión, Jerónimo Martínez Tello; el exjefe de equipo al que se dirigían los correos, Pedro Comín; el excoordinador de Supervisión, Mariano Herrera; y el exdirector de cajas, Pedro González.

CIC pide que estos ocho ex altos cargos en 2011, muchos de los cuales siguen en cargos del regulador, declaren como investigados. A pesar del último rechazo a esta petición por parte de la Audiencia, la acusación cree que los correos internos del Banco de España cambian por completo la situación. Estos emails acreditaron que el equipo de inspección del banco sabía, en abril de 2011 (tres meses antes de la salida a bolsa), que esta operación provocaría un agujero de 15.000 millones al erario público.

La acusación exige que el Banco de España aclare por qué no envió los cuatro correos de Casaus la primera vez que los pidió la Audiencia Nacional

Según su escrito, no existe "a día de hoy razón fáctica o jurídica que justifique un distinto trato a los responsables de la fiscalización de la entidad por parte del Banco de España y de la CNMV respecto del auditor externo de BFA-Bankia, que el paso mes de junio prestó declaración en calidad de investigado".

De hecho, en el escrito de hace dos días, la Audiencia justificaba que Banco de España y CNMV no pueden ser investigados en el caso Bankia porque sólo los gestores de una sociedad pueden ser objeto de un delito de estafa a inversores. Sin embargo, el juez Andreu siguió otro criterio con Deloitte.

La acusación también pone el foco en el hecho de que el Banco de España no envió los cuatro correos más claros de la causa la primera vez que se pidieron: "Dicha sorprendente omisión nos hace dudar del procedimiento seguido por el Banco de España para el cumplimiento del mandato judicial".

En su escrito, solicitan asimismo la declaración como testigo de María Ortega, jefa de Expedientes Sancionadores y Colaboración con los Órganos Judiciales del Banco de España, para que explique por qué esos cuatro correos no fueron enviados incialmente a la Audiencia; y al corresponsable de inspección de Bankia que trabajó junto a José Antonio Casaus, el autor de los correos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba