Empresas

Jazztel competirá con Telefónica y Ono en el mercado de las redes ultrarrápidas

La operadora prepara un nuevo plan estratégico y la comercialización de banda ancha a través de la fibra óptica será la clave de su crecimiento. La compañía tiene dudas de cómo abordar el despliegue, aunque en el mercado se baraja que la mejor opción es la coinversión.

Jazztel competirá con Telefónica y Ono en el mercado de las redes ultrarrápidas
Jazztel competirá con Telefónica y Ono en el mercado de las redes ultrarrápidas

La operadora de telecomunicaciones Jazztel, la que mejor comportamiento ha tenido en este úlitmo ejercicio, está elaborando un nuevo plan estratégico, cuyo crecimiento girará en torno a su apuesta por las redes de fibra óptica. Este paso abrirá una nueva etapa en la comañía, que le permitirá seguir compitiendo con Telefónica y empezar a hacer cara a la operadora de cable Ono, que son los dos operadores que están apostando por las redes ultrarrápidas de más de 100 y 200 megas.

La empresa que preside Leopoldo Fernández Pujals ha considerado que el despliegue de la fibra (FTTH) abre una amplio abanico de grandes ventajas, como son el ahorro de costes y el probable aumento de precios. Pero su lanzamiento se está retrasando por las dudas de cómo abodar el desarrollo del despliegue de la fibra óptica.

El mercado apuesta por la coinversión, es decir, en el reparto de la inversión entre varios operadores, en línea, con el mensaje que trasladó recientemente los responsables de Vodafone, sobre todo por el actual entorno económico y el riesgo regulatorio que aún existe. El tamaño de Jazztel ni su generación de caja no justificaría en la actualidad una inversión en solitario.

Así, en un escenario de coinversión con otro operador, la compañía necesitaría invertir unos 51,2 millones en 2012 y unos 145,7 millones en 2013 para alcanzar tres millones de hogares cableados en 2015, según cálculos de Sabadell. Estos tres millones de hogares es un buen punto de partida: supone una penetración del 23% sobre el total de líneas residenciales y un 24,4% sobre el totoal de hogares con banda ancha fija. Además, esta apuesta por la fibra permtirá ahorrar costes con un impacto positivo de su Ebitda, del 2,3% en 2012; 8% en 2013; ydel 14,1% en 2014. Aproximadamente, un 70% del impacto del ahorro vendría del ahorro del bucle. Este ahorro es el que justificaría la inversión, incluso en un escenario sin aumento de precios en la oferta comercial.

No obstante, esta inversión tendría un coste financiero elevado. Y estos efectos podrían provocar que Jazztel volviera a las ganancias negativas en los próximos seis ejercicios, hasta 2017, según los cálculos de Sabadell.

Modelo francésEste modelo de la coinversión no es nuevo. La opción que están siguiendo en otros países es la compartición entre dos operadores, no más porque no es una opción agil en la toma de decisiones. En Francia, por ejemplo, France Telecom y SFR están compartiendo la inversión del despliegue).

La coinversión se activaría principalmente en el despliegue del tramo vertical, el más caro, que ascendería a unos 160 euros por hogar en total. En cambio, cada operador suele ser partidario de asumir los costes del tramo horizontal, por ser más económicos, -unos 70 euros por hogar- y porque tienen los conductos hechos.De esta forma, la coinversión permitiría ahorrar un 35% y asumir unos costes de 150 euros por hogar, frente a los 230 millones en solitario. A tres bandas, se abarataría aún más el despliegue y el ahorro es mayor, del 46,5%, hasta 123 euros por hogar, aunque menos ágil.

Se ahorra la cuota a Telefónica y abre la guerra a los cableros. Según el mercado, esta apuesta será muy positiva porque supondría un ahorro de costes importantes, tanto por dejar de abonar la cuota a Telefónica (desagregación del bucle), que asciende a 8,32 euros al mes y por cliente, es decir, unos 100 euros por clientes y año), como por la reducción del churn de su base de clientes (los cliente de fibra tienen menos churn).

Además del ahorro de costes, la fibra permite ofrecer productos de mayor funcionalidad. De hecho, todo el mercado de banda ancha fija está evolucionando hacia las redes ultrarrápidas, por lo que parece necesario que la compañía tenga que invertir para no quedarse fuera de juego. Es cierto que la crisis económica y los cinco millones de parados, no ayudaN al despegue de la fibra en España, porque los consumidores no están dispuestos a incrementar este gasto en telecomunicaciones en el hogar. Aunque no es el gancho principal, lo cierto es que su posición en fibra permitirá empezar a robar clientes al mercado de los cableros (20% de cuota), evitar la fuga de clientes y aumentar su capacidad de captación de nuevas líneas.

Telefónica ha empezado su despliegue en fibra y éste supone ya el 1,5% de sus accesos de banda ancha fija (datos de diciembre de 2011), comparado con el 0,5% de enero de 2011. Además, Telefonica ha sido capaz de obtener altas netas en el mes de diciembre gracias a la fibra, después de un año entero perdiendo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba