Empresas

Fracasa la política de precios en Renfe: ni se disparan las ventas ni suben los ingresos

La agresiva oferta de descuentos tiene su reverso en los resultados de los trenes de Larga Distancia: de enero a marzo se gana un 4% de pasajeros y se pierden 10 ‘kilos’. La recaudación por el AVE que une Madrid con Sevilla, Barcelona y Valencia se hunde.

AVE entre Madrid y Barcelona, a su paso por Lérida.
AVE entre Madrid y Barcelona, a su paso por Lérida. Ventura2 (CC via Flickr)

Por lo general, el español medio sabe que los billetes del tren de Alta Velocidad no son precisamente asequibles para el pueblo llano, excepto algún trayecto de media distancia (los Avant que hacen Madrid-Segovia-Valladolid, Madrid-Toledo, etcétera). Una premisa que reconoció la propia ministra de Fomento, Ana Pastor, a principios de este mes de abril: “Teníamos un AVE de ricos que iba medio vacío o medio lleno”. Cuatro meses antes, en diciembre del año pasado, Fomento desplegaba una nueva estrategia, consistente en agresivos descuentos en los trayectos de Larga Distancia, especialmente en el AVE. El pasado  21 de diciembre, Pastor lo resumía así: “Hay que hacer una nueva política de precios y en enero presentaré el nuevo modelo de tarifas para intentar ser competitivos porque hay muchas personas que nunca han ido en AVE”.

Cuatro meses después de estas palabras, no es descabellado concluir que la nueva política de precios no ha servido para mucho, si acaso para conocer que un número nada significativo de viajeros que no antes cogía este transporte ahora sí lo hace. Según los datos de Renfe Operadora recabados por este diario, entre principios de año y finales de marzo subieron al tren (alta velocidad o no) unos 5,4 millones de viajeros, frente a los 5,2 millones que lo hicieron en el mismo periodo de 2012, unas 200.000 personas más (4%). Los ingresos, en cambio, menguaron: de 268 millones recaudados en 2012 se ha pasado a ganar 258, diez kilos menos. Pese al incuestionable servicio público que presta el operador ferroviario, cabe recordar que la deuda de Renfe es de 5.000 millones de euros.

La Semana Santa no compensa

El AVE, y no los trenes convencionales, son la causa principal de las pérdidas registradas en lo que va de ejercicio. Las mejores máquinas no siempre son las mejor gestionadas: solo las relaciones Madrid-Sevilla, Madrid-Barcelona y Madrid-Valencia perdieron, todas juntas, 12 millones de euros, más que el total de Renfe en los tres primeros meses. Es decir, fue el tirón de los trenes convencionales el que mejoró la cuenta de resultados de la compañía.

Tomando las fechas que correspondieron exclusivamente a la Semana Santa, a finales de marzo, los números mejoran parcialmente, aunque no lo suficiente. La Pascua dejó cerca de 100.000 viajeros más (una subida del 12%) y una caída de ingresos del 0,3%. Fomento esperaba que las festividades arrojaran cifras positivas sobre el conjunto, lo cual no ha sucedido.

Un abanico de descuentos

La nueva política de precios de Renfe contiene un descuento general del 11% en el AVE, pero el ramillete de ofertas abarca hasta rebajas del 70% del coste del billete. El pasado 27 de febrero, Pastor anunció que la venta de pasajes de ese mes se disparó un 38% con relación a febrero de 2012. Peroo los datos no eran finales o la estadística se puso patas arriba el siguiente mes.

Aparte de esos descuentos, hay otros: los menores de hasta 26 años pueden sacar una tarjeta virtual con rebajas del 30% más una cuota anual de 20 euros (más IVA) para la tarjeta; también hay una tarifa mesa para cuatro pasajeros con descuentos del 60%, y bonos de 10 viajes con reducciones del 35%. El principal valedor de la nueva política tarifaria es Alberto García, responsable de Área de Negocio de Viajeros de Renfe Operadora.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba