Empresas

Consigna de Renfe a los maquinistas: “Controla tú el tren; no delegues tu tranquilidad en un dispositivo que ni piensa, ni razona”.

La Dirección de Seguridad en la Circulación de Renfe insta a los maquinistas a mantener en todo momento por sí mismos el control del tren dejando al margen los sistemas de control de velocidad y frenado. La consigna contrasta con las declaraciones que en estos días han estado efectuando los presidentes de Renfe y Adif, en las que aseguran que el correcto funcionamiento del sistema ERTMS hubiera evitado la tragedia del Alvia Madrid-Santiago, de la que este miércoles se cumple una semana.

Consigna de Renfe a los maquinistas: “Controla tú el tren; no delegues tu tranquilidad en un dispositivo que ni piensa, ni razona”.
Consigna de Renfe a los maquinistas: “Controla tú el tren; no delegues tu tranquilidad en un dispositivo que ni piensa, ni razona”.

Los presidentes de Renfe y Adif, Julio Gómez-Pomar y Gonzalo Ferre, respectivamente, han lamentado en los últimos días el hecho de que no funcionara el sistema de control de velocidad ERTMS en el tramo Orense-Santiago, en relación con el trágico accidente del Alvia Madrid-Santiago que ha causado la muerte a 79 personas y del que este miércoles se cumple una semana. Sin embargo, las consignas de Renfe a los maquinistas no valoraban en su justa medida los dispositivos que contribuyen a la seguridad a lo largo del recorrido.

En una circular sobre la utilización de la velocidad prefijada, la Dirección de Seguridad en la Circulación de Renfe emite una serie de recomendaciones sobre el uso de los dispositivos automáticos en marcha y culmina con una sentencia lapidaria: “Controla tú el tren; no delegues tu tranquilidad en un dispositivo que ni piensa, ni razona ni tiene experiencia”.

La consigna contrasta con las declaraciones de Gómez-Pomar y Ferre y con la opinión generalizada de que con el sistema ERTMS activado el accidente no se hubiera producido en ningún caso ya que habría sido precisamente el dispositivo el encargado de reducir la velocidad del tren antes de llegar a la fatídica curva de A Grandeira, donde se produjo el descarrilamiento del Alvia.

Advertencias de los maquinistas

Los dispositivos de control de velocidad son fundamentales en los tramos de alta velocidad, en los que la visualización de las señales se complica para el maquinista precisamente debido a la elevadísima marcha del tren. El tramo Orense-Santiago está considerado como de alta velocidad, al menos hasta las cercanías del punto donde tuvo lugar el accidente.

El mensaje dado a los maquinistas pone también en valor el hecho de que algunos de los que realizaban el recorrido del Alvia siniestrado habían manifestado sus quejas por lo complicado de algunos puntos, especialmente el de la curva de A Grandeira, hasta el punto de llegar a elaborar un preceptivo informe sobre la peligrosidad del mismo.

Mientras, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela, Luis Aláez, ha comenzado a investigar cuestiones al margen de lo relacionado con el maquinista.

El juez se centra en cuestiones técnicas

Después de tomarle declaración, así como al otro maquinista que iba a bordo del convoy, el magistrado ha pedido a Adif un informe sobre el estado de las vías y peraltes en la zona del accidente ferroviario registrado hace una semana, señales y balizas físicas y luminosas en el trayecto Orense-Santiago, además del radio de la curva.

Según informa el juzgado, el juez también ha solicitado a Renfe diferente documentación consistente en información sobre la vida laboral del imputado e información sobre la hora a la que comenzó la jornada el maquinista el día del accidente y tiempo efectivo de conducción.

Además, ha pedido información del contenido de las cajas negras de otros trenes que hayan realizado el mismo recorrido, documentos sobre velocidades en la línea, sobre la máquinay sobre normativa de personal en cabina.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba