supermercados

Mercadona corta su dependencia portuguesa abriéndose a proveedores aceiteros nuevos

Anuncia dos socios para Andalucía mientras busca partners en la zona centro del país.

Ximo Puig, presidente de la Comunitat Valenciana, se reúne con Juan Roig
Ximo Puig, presidente de la Comunitat Valenciana, se reúne con Juan Roig PRESIDÈNCIA GENERALITAT

Mercadona está llevando a la vez varios procesos de cambio para, junto a sus proveedores y a socios nuevos, lograr un control integral de la cadena alimentaria que le permita controlar desde el principio los productos que llegan a su tienda. Esta iniciativa, anunciada por Juan Roig ya en 2014, se está manifestando en una serie de cambios con proveedores. La empresa ha llevado a Talavera de la Reina (Toledo) parte de la producción de yogures que le hacía Senoble en Francia. También ha partido en 3 su división cárnica para controlar toda la cadena de producción.

En otros segmentos, como es el aceite de oliva, los supermercados tienen en mente un modelo distinto al interproveedor único con el que vienen funcionando en muchas de sus referencias. La compañía anunció este mismo viernes que suma dos proveedores. Estos son Maeva (con sede en Escúzar, Granada) y Acesur, que suministrará desde su planta de Vilches, Jaén. Harán referencias para Hacendado aunque en principio tan sólo para las tiendas andaluzas, que son varios cientos.

De esta manera, ya contará con 4 socios aceiteros después de hacer público un acuerdo con Oleoestepa en agosto de 2015.

Esto significa un importante cambio estratégico si se tiene en cuenta que Mercadona venía trabajando en aceite, como en otros segmentos, con un modelo de interproveedor único, un gran socio casi en exclusiva. En este caso se trataba de los portugueses de Sovena, un actor que ha crecido vertiginosamente de la mano de los Roig. En la zona de Alqueva (Alentejo) plantaron la mayor plantación de olivar de toda Europa. En Andújar (Jaén) pagaron 10 millones por reconvertir y hacer hiperproductiva una planta aceitera que antes pertenecía a Deóleo. Se han convertido en líder por volumen en España en apenas un lustro.

Diversificar

Pero la compañía ya trabaja con la idea de aumentar el abanico de proveedores aceiteros, ya que el volumen que Mercadona anual ronda los 100 millones de litros de aceite de oliva (sin contar girasol), lo que no supone bajo ningún caso menos de un quinto o un cuarto de todo lo que se vende en España. Con tal cantidad, y teniendo en cuenta el ritmo de apertura de nuevas tiendas que mantiene la compañía, se hace imprescindible diversificar proveedores en una de las commodities más importantes para el consumidor español. El aceite de oliva es tan atractivo que está siendo utilizado por supermercados como DIA para atraer a gente a sus tiendas mediante agresivas ofertas.

Mercadona también está negociando con otros proveedores de la zona centro para poder trabajar con ellos. El aceite se produce en el sur y se consume en toda España, pero los supermercados están pensando en la forma de optimizar la logística, tratando de evitar en la medida de lo posible los desplazamientos y que sector productor e industria se encuentren cerca. Así está pasando, por ejemplo, con los lácteos de Schreiber Foods en Talavera y Noblejas (Toledo)

La compañía está en pleno proceso de transformación hacia su modelo de control total de la cadena de producción: "el objetivo es ganar en eficiencia y productividad, garantizando la máxima calidad al contar con proveedores especialistas cercanos a las instalaciones logísticas de Mercadona, así como seguir ofreciendo el mejor aceite de oliva añadiendo valor en toda la cadena, desde el cliente hasta los olivicultores", ha dicho la compañía en un comunicado.

Muchos candidatos

Además de Acesur y Maeva, hay expectación en el sector por ver quiénes pueden ser los próximos socios aceiteros de Hacendado. Para una empresa alimentaria española, convertirse en socio de Mercadona puede suponer un antes y un después. El volumen ingente que tiene la compañía asegura disparar la facturación, aunque la productividad debe ser enorme para tratar de compensar esa bajada de precios que muchas veces exigen los de Juan Roig y que les ha llevado, por ejemplo, a romper con dos interproveedores lácteos en apenas 3 años al no querer estos asumir la pérdida de rentabilidad.

Por su parte, Sovena también está intentando diversificar y no depender de un único cliente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba