Empresas

Mercadona anuncia una nueva estructura para controlar toda la cadena de producción de carne

Los supermercados valencianos han establecido como una de sus prioridades controlar más el sector primario a través de sus interproveedores para hacerse con toda la cadena alimentaria.

Imagen de un video promocional de Martínez Loriente
Imagen de un video promocional de Martínez Loriente

Mercadona ha anunciado este lunes el cierre definitivo de una operación que lleva muchos meses cocinando para replicar en sus proveedores de productos cárnicos frescos y envasados el mismo control de la cadena agroalimentaria que ya ha conseguido en otros ámbitos, singularmente el pescado fresco. La compañía valenciana sigue adelante con su modelo que Juan Roig bautizó 'Caspopdona', consistente en un control integral de los proveedores desde prácticamente el principio de la actividad agrícola, ganadera o pesquera hasta la elaboración y el desarrollo industrial y la posterior comercialización. Los supermercados valencianos han establecido como una de sus prioridades controlar más el sector primario a través de sus interproveedores para hacerse con toda la cadena alimentaria.

El anuncio que han hecho los supermercados incluye un alambicado cambio societario en su interproveedor principal de carne mediante el cual el negocio, que estaba controlado al 100% por el empresario Francisco Martínez, se traspasa a tres sociedades para especializar el trabajo. Martínez es socio de Roig tanto en la filial navarra de la empresa (Supermercados Mena, S.L.) como en Martínez Loriente, la empresa que viene suministrando a las tiendas de carne de vacuno, porcino y ovino y de jamones y derivados a través de la marca Incarlopsa. A partir de ahora Mercadona supervisará su trabajo "especializado en cada uno de sus proyectos cárnicos".

Martínez Loriente segrega sus distintas áreas de actividad. Incarlopsa, que provee de carne al corte y envasado de cerdo y cordero, se hace cargo de las instalaciones de Martínez Loriente en Tarancón, con 300 personas de plantilla. Otra empresa, Elaborados Cárnicos Medina, con sede en Leganés (Madrid), se queda con las instalaciones de Buñol (Valencia), matadero y sala de despiece de ternera que tiene una capacidad de producción de 20 millones de kilos al año y con 700 personas. Por último, la sociedad Frescos Delisano con sede en Serinya (Girona) ha adquirido las instalaciones ubicadas en Cheste (Valencia), dedicadas al corte y envasado de cerdo, cordero y elaborados cárnicos, con una plantilla de 1.200 personas.

La intención es alcanzar un nivel de compenetración tan bueno como el que ya existe en el suministro de pescado

La intención es alcanzar un nivel de compenetración tan bueno como el que existe con las cofradías de pescadores, con las que se cerraron acuerdos en 2013 tras los cuales los propios responsables de tienda tienen la capacidad de influir en tiempo real en el género que reciben por parte de las lonjas. Este y otros movimientos con interproveedores se encuadran en algo que directivos de los propios supermercados calificaron como "eliminar intermediarios", ya que "la tendencia actual avanza hacia el uso de un menor número de agentes implicados en la cadena de distribución agroalimentaria".

Separar para producir más

Ahora Incarlopsa, empresa interproveedora de Mercadona especializada en dicha carne, se hace cargo de las instalaciones de Martínez Loriente en Tarancón, dedicadas principalmente al corte y envasado de cerdo, y también cordero, que cuentan con una plantilla de 300 personas y una capacidad productiva de 30 millones de kilos al año. Por su parte, la empresa Elaborados Cárnicos Medina, con sede en Leganés (Madrid), ha comprado las instalaciones de Buñol (Valencia), matadero y sala de despiece de ternera que tiene una capacidad de producción de 20 millones de kilos al año y cuenta con una plantilla de 700 personas. Asimismo Frescos Delisano con sede en Serinya (Girona) ha adquirido las instalaciones ubicadas en Cheste (Valencia), dedicadas al corte y envasado de cerdo, cordero y elaborados cárnicos, con una plantilla de 1.200 personas y una capacidad productiva de 79 millones de kilos al año.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia aún tendrá que dar su visto bueno a esta operación, que dejaría a las tres compañías controladas por Mercadona como uno de los principales players en el mercado cárnico y con posibilidad de aumentar la producción. Así se ha manifestado Martínez, siempre ligado a Roig: "Después de un año buscando la mejor fórmula de especialización de las distintas áreas de actividad de la compañía, conjuntamente con Mercadona, estoy convencido de que los acuerdos alcanzados son los mejores posibles. Nos permiten cumplir el objetivo marcado, garantizar todos los puestos de trabajo y las inversiones comprometidas y fortalecer los diferentes negocios a corto y medio plazo, reforzando la eficiencia de las instalaciones y ofreciendo a Mercadona productos de altísima calidad, centrándonos en nuestro caso, en aquello en lo que somos especialistas".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba