Empresas

¿Austeridad autonómica? Valencia dispara un 318% la licitación pública hasta junio; Cataluña y Madrid, más de un 110%

Las administraciones públicas fueron las grandes animadoras de la licitación pública cuando ésta alcanzó cifras récord poco antes del estallido de la crisis, lo que contribuyó al desequilibrio de sus cuentas. Las cifras del primer semestre indican que vuelven a las andadas.

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana
Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana

La licitación pública durante el primer semestre del año se ha disparado en algunas Comunidades Autónomas, hecho que recuerda por momentos a la época de locura colectiva previa al estallido de la crisis. Y no son precisamente las que presentan una situación económica más saneada. Al contrario, en este capítulo ha destacado la Comunidad Valenciana, que entre enero y junio ha disparado un 318% la licitación pública en relación con los seis primeros meses del pasado ejercicio. Todo un desafío a la supuesta austeridad de las Administraciones Públicas.

No obstante, Valencia no ha sido la única que ha decidido dar un notable impulso a un capítulo que no había hecho más que reducirse en los últimos años. Cataluña ha incrementado casi un 140% la licitación pública durante los seis primeros meses del año mientras que la Comunidad de Madrid lo ha hecho un 110%, de acuerdo con los datos contenidos en el informe mensual de la patronal de grandes constructoras Seopan.

Estas Comunidades Autónomas han seguido la tendencia del Gobierno central, que en los seis primeros meses del año ha elevado en términos interanuales un 130% el volumen de licitación pública en el primer semestre del ejercicio. No obstante, este repunte se debe en gran parte al impulso que el Ejecutivo de Mariano Rajoy le ha dado a los proyectos de alta velocidad ferroviaria que están en desarrollo.

De hecho, algo más del 51% de toda la licitación pública de la Administración Central, casi 2.000 millones de euros, se corresponden con proyectos relacionados con las diferentes líneas de AVE que aún están en construcción. La variación interanual en este capítulo se ha ido al 315%.

Aun muy lejos de los máximos

Bien es cierto que las cifras globales correspondientes a las Comunidades Autónomas aún están muy lejos de las registradas en los años inmediatamente anteriores al estallido de la crisis. De hecho, el volumen de licitación pública de la Comunidad Valenciana hasta junio roza los 69 millones de euros, una cifra que muchas veces era superada en un solo mes durante los ejercicios previos a la crisis.

No obstante, el incremento de la licitación pública de las Administraciones Autonómicas llama la atención en tanto en cuanto una gran parte de las CCAA han precisado del apoyo del Fondo de Liquidez Autonómico, además de estar prácticamente intervenidas por el Estado.

En los seis primeros meses del año, la licitación pública en España ha experimentado un incremento del 76,1%, hasta 6.581 millones de euros. Algo más del 30% de esta cifra se corresponde con la inversión en la red de alta velocidad. 

El peso de la partida correspondiente a las Comunidades Autónomas ha descendido en relación con las proporciones que se observaban en los años de cifras récord. Sin ir más lejos, en 2007, ejercicio en el que la licitación pública alcanzó sus guarismos más elevados, la licitación pública de las CCAA supuso un 32% del total mientras que durante los seis primeros meses de 2014, la ponderación se ha reducido hasta poco más del 15%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba