Empresas

Los Del Pino repatrían la instrumental holandesa a través de la que controlan Ferrovial

La familia Del Pino, principal accionista de Ferrovial, ha repatriado la sociedad holandesa a través de la que hasta ahora controlaban su participación en el grupo constructor, que se aproxima al 44% del capital. El vehículo, denominado Sobla Beleggingen BV, ostenta el 100% de Portman Baela, la instrumental que emplea Del Pino para custodiar las acciones de Ferrovial. Holanda cuenta con ventajas respecto a España en lo que se refiere a la fiscalidad de las sociedades.

Los Del Pino repatrían la instrumental holandesa a través de la que controlan Ferrovial
Los Del Pino repatrían la instrumental holandesa a través de la que controlan Ferrovial

Los Del Pino vuelven a casa. Los principales accionistas de Ferrovial acaban de trasladar a España la instrumental Sobla Beleggingen, domiciliada en Holanda y con la que controlan su participación en el grupo constructor, cercana al 44% según los registros de la CNMV. Un movimiento que se produce prácticamente a la par con la repatriación de otras sociedades de los Del Pino radicadas en el extranjero y que llega tras el acuerdo alcanzado con Hacienda, del que informó Vozpópuli.

En concreto, Sobla Beleggingen BV ostentaba históricamente el 100% del capital de Portman Baela, la sociedad instrumental a través de la que la familia Del Pino controla sus acciones de Ferrovial, valoradas a precios actuales de mercado en algo más de 4.100 millones de euros.

De esta forma, los principales accionistas de Ferrovial se beneficiaban de las ventajas fiscales con las que cuentan las sociedades holandesas. Así, cualquier plusvalía derivada de una operación de venta de activos no tributaría en España, en virtud de un convenio que nuestro país tiene con Holanda, pero tampoco lo haría en el estado centroeuropeo, toda vez que las BV están exentas en la mayoría de los casos de la tributación por plusvalías.

La familia Del Pino empleaba este tipo de esquema en otras de sus instrumentales. Uno de los casos más llamativos es Casa Grande de Cartagena. En 2006 los Del Pino procedieron a una reordenación de su participación en Ferrovial, que se articulaba a través de Casa Grande y Portman Baela.

Otras sociedades en el exterior

Así, está última pasó a aglutinar el total de la participación de la familia en la constructora y Casa Grande adquirió, con los ingresos de la operación, participaciones relevantes en algunas cotizadas.

Posteriormente, Casa Grande pasó a estar controlada al 100% por una instrumental holandesa denominada Profesa Investments BV.

Con su traslado a España, Sobla Beleggingen pasa a denominarse Vistasierra III y tendrá su sede el mismo inmueble que comparten Portman Baela, Casa Grande de Cartagena y la Fundación Rafael Del Pino, en la confluencia de la calle Rafael Calvo con el Paseo de la Castellana, en Madrid.

Este movimiento se produce poco después de que los Del Pino repatriaran otras instrumentales radicadas desde hace tiempo en Suiza, como informó el diario Cinco Días en su edición del fin de semana del 17 y 18 de agosto.

A mediados de junio, Vozpópuli publicó que los Del Pino habían llegado a un acuerdo con Hacienda para regularizar su situación, un pacto que incluía el compromiso de dotar de una mayor transparencia a su esquema societario, a lo que parece encaminada la estrategia de los Del Pino de traer la mayoría de las sociedades radicadas en el exterior a España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba