Empresas

El FROB critica a imputados de las 'black' por defenderse sin estar "aún" acusados

Los representantes del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria y los de Bankia impugnan los recursos de apelación de una decena de exconsejeros, que tratan de evitar el acudir a la fase de juicio oral.

Un preferentista se manifiesta con un cartel alusivo al uso de las tarjetas black.
Un preferentista se manifiesta con un cartel alusivo al uso de las tarjetas black. GTRES

En apenas dos folios, el representante legal del FROB en la causa judicial de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia ha rechazado los recursos de ocho antiguos consejeros imputados por en la causa (Virgilio Zapatero, José María Buenaventura, Cándido Cerón, José María de la Riva, Jorge Gómez, Alberto Recarte, Ángel Eugenio Gómez del Pulgar, Juan José Azcona y Rodolfo Benito) contra la decisión del titular del juzgado central de instrucción Nº 4 de seguir con el procedimiento abreviado.

El abogado de la entidad dependiente del Ministerio de Economía le pide en un breve escrito de impugnación al juez Fernando Andreu que desestime dichos recursos y los califica de "inviables". Lo son, según su criterio, ya que buscan recurrir lo que es un auto de transformación (de la instrucción en un procedimiento abreviado) en un escrito de defensa anticipado "contra una acusación aún no formulada", según suscribe el letrado en nombre del FROB, tal y como señala el escrito, al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Según el criterio del FROB, estos antiguos vocales de Caja Madrid y Bankia estarían tratando de defenderse a pesar de que las acusaciones no han sido formalmente atribuidas

Es decir, que según el criterio del FROB, estos antiguos vocales de Caja Madrid y Bankia estarían tratando de defenderse a pesar de que las acusaciones no han sido formalmente atribuidas. La pasada semana, las distintas acusaciones (FROB, Bankia, Fiscalía, UPyD) remitieron sus escritos en los que pedían penas de hasta 6 años para el expresidente (y presunto ideólogo de las tarjetas) Miguel Blesa, y otros cuatro años y medio para el también expresidente de la entidad, Rodrigo Rato.

Aunque dice mantener "intacta" la presunción de inocencia de los imputados, el FROB vuelve a insistir en que existen "sólidos indicios" de que los recurrentes usaron unas tarjetas de la entidad para su uso particular, al margen del circuito establecido y sin dar cuenta de ello ni a Hacienda, ni a auditores o supervisores. Además, emplaza a los ocho encausados a presentar cuantos escritos de alegación quieran en la fase de juicio oral, para luego incidir en que los argumentos esgrimidos por los exconsejeros "no combaten eficazmente" lo que el auto de transformación supone, "por lo que éste debe mantenerse".

Bankia pide desestimar nueve recursos

Los representantes legales de Bankia también han impugnado los recursos presentados por nueve antiguos consejeros de Caja Madrid y Bankia; los mismos recurridos por el FROB, más Jesús Pedroche. En su escrito, este sí más extenso que el del FROB, los abogados del banco nacionalizado refutan uno por uno los argumentos de los imputados.

A las quejas de los exconsejeros de que se podría estar vulnerando su derecho a la defensa en la medida que se les imputan delitos de forma genérica y poco fundamentada, los abogados de Bankia consideran que los autos que les abocan a la fase de juicio oral satisfacen "sobradamente los estándares de motivación exigibles". Y es que el instructor detalla, durante once folios, los hechos investigados y los tipos penales que podrían recaer sobre los investigados, así como su identidad. Los imputados también se quejaron de falta de "indicios racionales" de criminalidad, algo que refutan desde Bankia, ya que en este momento procesal no es necesaria "una acreditación completa de los hechos ni, por supuesto, una total certeza de la tipicidad de los mismos, propias del acto del juicio oral".

Desde Bankia, además, consideran "simple y llanamente inadmisible" la alegación presentada por algunos de los recurrentes, que reivindican la adecuación a la legalidad de las tarjetas black, lo que supondría que en ningún momento se habría contravenido ninguna legalidad. A estas razones los representantes del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri subrayan que "las tarjetas no formaban parte de los sistemas de retribución de consejeros ni de directivos de Caja Madrid o Bankia ni, en particular, de los elementos de retribución de los recurrentes", por lo que a su juicio en ningún caso se podría considerar como parte de su retribución el uso de aquellos plásticos. Para sustentar este argumento, Bankia señala que sí que hubo consejeros, como Francisco Verdú, que optaron por no utilizar la tarjeta, al percibirla como una mala praxis.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba