Empresas

El italiano Conti se reúne en secreto con Soria para quejarse del hachazo del Gobierno a Endesa

El Estado italiano se ha quejado al Gobierno de Rajoy por el excesivo hachazo que se ha llevado Endesa tras la reforma energética. Fulvio Conti, máximo ejecutivo de la estatal Enel que controla el 96% de la eléctrica española, se reunió en secreto el pasado martes con el ministro Soria para mostrar su malestar por el recorte y le advirtió de que habrá menos inversiones y más ajustes en España. Borja Prado acompañó a Conti a la reunión, que fue "muy tensa".

Fulvio Conti y Borja Prado.
Fulvio Conti y Borja Prado. EFE

El Estado italiano se ha colado en el Ministerio de Industria español para mostrar su queja formal por el fuerte hachazo dado por el Gobierno al sector eléctrico. Fulvio Conti, máximo ejecutivo de Enel, el gigante eléctrico controlado por el Estado transalpino, se reunió en secreto el pasado martes con el ministro José Manuel Soria en el Ministerio de Industria.

El consejo de Enel, que posee el 96% de Endesa, no ha ocultado estos días sus críticas a los nuevos recortes aprobados tras la reforma eléctrica a los ingresos de las compañías eléctricas. Y por ello ha mandado a Conti a España en viaje relámpago para que, en persona, traslade al Ejecutivo de Rajoy el malestar no sólo de Enel sino también del Gobierno italiano, confirman a Vozpópuli fuentes conocedoras del encuentro.

La reunión se produjo en la mañana del martes 30 de julio. A Conti le acompañaron Borja Prado, presidente de Endesa, y su consejero delegado, el también italiano Andrea Brentan. "La reunión fue tensa, muy tensa", señala una fuente solvente. "Conti criticó a Soria su empecinamiento en hacer recaer el mayor recorte de la reforma sobre las compañías que más invierten en el país. Y le lanzó una advertencia, confirmada al día siguiente en la presentación de resultados de Endesa: la compañía revisará a la baja sus inversiones en España y no descarta tomar otras medidas de ajuste", añade esta fuente.

De las tres grandes, Endesa es la eléctrica más afectada. Hay una sensación en el entorno de Enel de que el Gobierno se ha cebado en exceso con Endesa y ha sido inflexible en temas como las primas extrapeninsulares que cobra la compañía por generar electricidad en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, señalan fuentes empresariales.

Conti, que vino a España en viaje relámpago para verse con Soria, acudió a la reunión de la mañana del martes 30 al Ministerio con los ejecutivos de Endesa, Borja Prado y Andrea Brentan

Además, el ministro, que es canario, ha dado el visto bueno a que dos centrales de bombeo de Endesa en Canarias pasen a manos de Red Eléctrica, lo que ha generado una mayor tensión con la compañía. De hecho, Prado ha intentando, pero sin éxito, que la reforma energética no tocara los costes extrapeninsulares, que siguen en el aire por la negativa del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a costear vía los Presupuestos Generales del Estado el 100% de esta retribución. Serán sólo 900 millones (el 50%) los que se cargarán a los PGE.

Según las estimaciones realizadas por Endesa, las nuevas medidas regulatorias salidas de la reforma del 12 de julio tendrán un impacto de 275 millones sobre sus márgenes en 2013 y de otros 400 millones en 2014.

El mayor hachazo se lo llevará la distribución (117 millones en 2013 y 189 en 2014) y la generación en las islas (118 millones en 2013 y 115 en 2014), mientras el nuevo sistema de financiación del bono social les afectará este año en unos 22 millones, que en 2014 subirán a 58 millones, y los pagos por capacidad en unos 18 millones (2013) y 38 millones (2014).

"El impacto está muy por encima de los que se esperaba en la casa y de lo que se considera razonable", afirman en el entorno de Endesa.

La advertencia lanzada el martes por Conti a Soria fue oficializada el miércoles por Brentan en la conferencia de analistas tras presentar los resultados semestrales de Endesa. “A pesar de los progresos en la eliminación del déficit de tarifa, [las medidas] eliminan el incentivo para invertir con impacto en la calidad del servicio, el crecimiento y el empleo”, ha subrayado.

De hecho, Endesa ya redujo un 35% sus inversiones en el primer semestre, debido en buena parte al impacto negativo de la entrada en vigor el 1 de enero del nuevo impuesto del 7% a la generación eléctrica.

Así, el beneficio neto de la eléctrica controlada por el Estado italiano cayó un 2,8% entre enero y junio, hasta los 1.114 millones de euros, debido al 'impuestazo' y a las medidas regulatorias de ajuste aplicadas desde 2012. Todas estas medidas han tenido un impacto negativo de 489 millones de euros en su resultado bruto de explotación.

Y para lo que resta de 2013 y ya en 2014, el impacto será mayor cuando entren en vigor entre agosto y septiembre todas las medidas de ajuste recogidas en la reforma eléctrica.

Brentan considera que “los niveles de remuneración deben estar por encima de los costes de capital para crear valor para las inversiones” y pide al Gobierno que los nuevos impuestos eléctricos se consideren como costes a la hora de calcular a retribución de las actividades extrapeninsulares. Además, la nueva retribución a la distribución no se ajusta al criterio de “rentabilidad razonable”.

Endesa, Iberdrola y Gas Natural recortarán aún más sus inversiones en España, por lo que crece el temor a que se produzcan en un futuro grandes apagones como los que se dieron en Cataluña o Canarias hace años

Como ya insinuó Conti al ministro Soria en la reunión del martes, si caen las inversiones por la falta de rentabilidad cae la calidad del servicio, con lo que en los próximos meses podríamos asistir a nuevos episodios de apagones como los sufridos hace años en Canarias o Cataluña, entre otras comunidades autónomas.

Conti, al igual que han hecho en público Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, y los directivos de Gas Natural Fenosa, pidió a Soria que atienda a las alegaciones presentadas por las compañías y trate de suavizar las medidas de ajuste más extremas recogidas por la reforma.

En estos momentos, los Reales Decretos y normas que incluye la reforma están siendo dictaminadas por la Comisión Nacional de la Energía y posteriormente volverán a Industria para su aplicación.

"Aún hay margen para que Industria recupere la paz con el sector", señala una fuente del sector eléctrico.

La polémica por la reforma ha despertado viejos fantasmas: Enel cree que el Gobierno actual les mira con recelo por haber llegado a Endesa de la mano de Zapatero

La polémica provocada por la reforma eléctrica de Soria también ha despertado viejos fantasmas del pasado. Enel se hizo con el control de Endesa en abril de 2007 tras una guerra sin cuartel de dos años en la que el PP, entonces en la oposición, pero con Manuel Pizarro en la presidencia de la eléctrica, trató por todos los medios de que fuera la alemana E.ON, y no la estatal Enel, la que se quedara con la compañía. La guerra la ganó Zapatero, que dio el control de Endesa a Enel en tándem con la española Acciona, que posteriormente salió del capital.

Conti mostraba recientemente con tristeza su preocupación por el hecho de que el Gobierno del PP mire con cierto recelo a Enel. "¿Por qué crees que el Gobierno español nos odia?", preguntaba el máximo ejecutivo de Enel a una reputada experta en el sector eléctrico español el pasado 13 de marzo en la presentación de resultados en Roma.

Desde Italia se cree que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no trata de la misma forma a unas eléctricas que a otras. De hecho, consideran que el ministro Soria ha sido reticente a la hora de verse con Prado y Brentan, los dos altos directivos de Endesa, durante el proceso de diseño de la reforma eléctrica, lo que puede haber descompensado el impacto del ajuste, más acusado en Endesa que en Iberdrola y Gas Natural.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba