Empresas

Endesa asegura que pedirá permiso para reabrir la central nuclear de Garoña

El presidente de la eléctrica ha apuntado que se están tomando todas las "medidas oportunas" y el consejero delegado, Andrea Brentan, ha explicado que los motivos económicos que causaron el cierre han desaparecido, en alusión al impuesto que gravaba de forma retroactiva el combustible nuclear gastado.

Un trabajador en la central nuclear de Garoña
Un trabajador en la central nuclear de Garoña GTRES

El presidente de Endesa, Borja Prado, ha anunciado que se va a solicitar al Gobierno la licencia de operación para la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), cerrada desde diciembre de 2012 y cuya gestión comparte al 50% con Iberdrola a través de la sociedad Nuclenor.

En declaraciones a los medios tras la junta general de accionistas, Prado ha apuntado que se están tomando todas las "medidas oportunas" y el consejero delegado de la eléctrica, Andrea Brentan, ha explicado que los motivos económicos que causaron el cierre han desaparecido, en alusión al impuesto que gravaba de forma retroactiva el combustible nuclear gastado.

El pasado mes de febrero, el Consejo de Ministros modificó la normativa para permitir que los titulares de nucleares pidieran una renovación del permiso de explotación aunque haya habido un cese de actividad, así como cambios en la fiscalidad de los residuos radiactivos.

Una vez solicitada la licencia de apertura, trámite que hay que cumplir antes del próximo 6 de julio, el Consejo de Seguridad de Nuclear (CSN) deberá pronunciarse sobre si procede poner en marcha la central, fijar la duración de la nueva licencia y elaborar un plan de requerimientos e inversiones.

Estudiar la viabilidad

En función de este plan, las compañías propietarias estudiarán la viabilidad antes de su puesta en marcha, por lo que Prado ha evitado concretar un plazo para la apertura.

En 2009, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero prorrogó el permiso de Garoña cuatro años y fijó el cese de su explotación el 6 de julio de 2013.

Sin embargo, en julio del año siguiente el Ejecutivo de Mariano Rajoy cambió la norma y concedió a Nuclenor, la empresa propietaria participada porEndesa e Iberdrola, un plazo de varias semanas para pedir la prórroga de actividad hasta 2019.

Nuclenor decidió no solicitarla por motivos económicos, debido al elevado coste de las inversiones para seguir operando y, sobre todo, a los impuestos, y optó por cerrar la planta en diciembre de 2012.

Una buena noticia

Fuentes de Nuclenor han acogido el anuncio como una buena noticia y han precisado que la decisión todavía no se ha aprobado por el consejo de la empresa, aunque han puntualizado que todavía queda tiempo suficiente para ello.

Por otro lado, en su intervención ante la junta de accionistas, Andrea Brentan ha pedido al Gobierno que aproveche la próxima reforma fiscal para eliminar de la tarifa eléctrica partidas que se sufragan mediante el recibo, como por ejemplo las primas a las renovables.

Según ha dicho, un 50% de la factura eléctrica proviene de "impuestos, gravámenes y otras cargas" que son consecuencia de decisiones políticas y que se tienen que llevar gradualmente a los Presupuestos Generales, "recuperándose a través de la fiscalidad general" para repartir de una forma "más correcta el coste" y "no penalizar a las familias y a la competitividad de las empresas".

"La actual reforma fiscal representa una excelente oportunidad para reordenar esta materia, eliminando las distorsiones actuales y sus perniciosas consecuencias sobre la eficiencia de la economía española", ha apuntado.

Tras la junta, Prado ha reconocido que esta posibilidad se ha planteado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y ha subrayado que las relaciones con el Gobierno son "cordiales", que se han escuchado algunos de sus planteamientos pero que desde la eléctrica se ha echado en falta una mayor colaboración para trabajar juntos.

"Hay diálogo a alto nivel, pero no equipos de trabajo conjuntos", ha dicho a los periodistas.

Sobre el nuevo sistema de tarifas, Brentan ha dicho que con su aprobación se ha perdido "una excelente oportunidad" para realizar una verdadera liberalización "pese a que existen en España condiciones de competencia suficientemente maduras".

La junta ha ratificado la recuperación del dividendo de 1,5 euros por título repartido el pasado 2 de enero, uno de los puntos más relevantes del orden del día. La mayor parte de ese dividendo lo recibe la eléctrica italiana Enel, que controla el 92% de Endesa.

En sus discursos ante los accionistas, tanto Brentan como Prado han felicitado al consejero delegado de Enel, Fulvio Conti -que esta semana deja su cargo en la italiana y ha asistido a la junta todavía como vicepresidente de Endesa- por su "inestimable gestión, eficaz y valiente, como cabeza de viaje en estos años". En la sesión bursátil de este lunes, los títulos de Endesa han subido el 0,58%, hasta 27,54 euros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba