Empresas

Las fortunas españolas de Coca-Cola logran sentencias favorables con Hacienda en un mes por 141 millones

Coca-Cola Iberian Partners, el grupo surgido de la fusión de las embotelladoras de Coca-Cola en España, controlado por algunas de las mayores fortunas del país, se presenta ante sus accionistas con las cuentas libres de embrollos fiscales.

Acto de Coca-Cola celebrado en Madrid en marzo.
Acto de Coca-Cola celebrado en Madrid en marzo. Coca-Cola

Coca-Cola Iberian Partners logró el mes pasado sentencias favorables en el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) por valor de 141,4 millones de euros. Las distintas embotelladoras españolas del refresco más vendido en el mundo que durante 2013 culminaron su fusión lo hicieron con contenciosos abiertos con Hacienda por reclamación de actas fiscales relacionadas con el Impuesto sobre la Renta de No Residentes. De forma que el grupo tuvo que formalizar avales por 157 millones de euros como garantía del cumplimiento de obligaciones derivadas de actas de inspección. Dichos avales se han ido anulando y el riesgo fiscal se ha ido disipando como pierde gas la Coca-Cola de una botella de dos litros que se deja abierta.

De acuerdo a fuentes conocedoras del proceso, el pasado 11 de mayo Colebega (la embotelladora de la zona de Levante) consiguió sentencia favorable en el TEAC por importe de 46,9 millones de euros por actas de inspección levantadas sobre los ejercicios de 2007 a 2009. El 14 de mayo Begano (la embotelladora gallega) logró sentencia favorable en el mismo organismo por actas abiertas sobre idéntico periodo por 16,2 millones de euros. Y el 20 de mayo el TEAC dictó sentencia favorable por 78,3 millones a Cobega, la que fuera mayor embotelladora española de Coca-Cola. En total, y sólo durante el pasado mes de mayo, Coca-Cola Iberian Partners ha logrado sentencias favorables en el TEAC por valor de 141,4 millones. Pero no han sido las únicas.

La Unidad de Gestión de Grandes Empresas ha inspeccionado a Coca-Cola Iberian Partners

En octubre de 2013, Casbega, la embotelladora de Coca-Cola en Madrid, consiguió sentencia favorable en el mismo organismo por importe de 69,3 millones de euros, por actas de inspección levantadas sobre los ejercicios de 2005 a 2007. Y en diciembre de ese mismo año, Asturbega, la embotelladora asturiana, logró sentencia a favor por importe de 3,7 millones por 2007-2008.

La mayor parte de los avales que Coca-Cola Iberian Partners tuvo que presentar ante la reclamación fiscal se deben a que Hacienda entendía que el grupo debía haber realizado determinadas retenciones sobre el precio de compra de materias primas. Al fusionarse las distintas embotelladoras, el grupo ha sido investigado por la Unidad de Gestión de Grandes Empresas, mientras que antes cada una de las empresas era inspeccionada por las unidades regionales correspondientes, explican las fuentes consultadas.

Cuando la Unidad de Grandes Empresas de Inspección levanta acta contra la que el grupo no está conforme, se presenta entonces recurso en el TEAC. Los Tribunales Económico Administrativos no son órganos jurisdiccionales; se integran en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y se configuran "como órganos administrativos especiales", explica Hacienda. El Tribunal Económico-Administrativo Central tiene sede en Madrid y extiende sus competencias a todo el territorio nacional.

Junta limpia de embrollos fiscales

Tras la victoria fiscal lograda en el TEAC, Coca-Cola Iberian Partners celebrará el próximo lunes 22 de junio junta general de accionistas prácticamente limpia de embrollos fiscales. En la Torre de Cristal de Madrid, el rascacielos de Mutua Madrileña, el consejo de administración del grupo informará sobre las cuentas de 2014, año en el que previsiblemente alcanzó una facturación cercana a los 2.000 millones de euros.

Algunas de las mayores fortunas del país ocupan un puesto en el consejo de administración de la empresa, apellidos ligados a estirpes familiares que a mediados del pasado siglo consiguieron hacerse con el negocio del embotellamiento y distribución del primer refresco mundial y que han logrado mantener al cabo del tiempo a pesar de cambios políticos, sociales, y empresariales.

Coca-Cola Iberian Partners, que en 2013 ganó 107 millones está presidida por Sol Daurella, consejera de Santander y una de las cinco mujeres más ricas de España, casada con Carles Vilarrubí, vicepresidente de Rothschild España. Su padre, José Daurella Franco, fallecido el pasado mes de octubre, dirigió Cobega desde 1953, año en el que desde la fábrica de la familia en Barcelona salió la primera botella de Coca-Cola producida en España. También ocupan puestos en el consejo del grupo Maria Victoria Figueras Dotti Daurella y Alfonso Líbano Daurella.

En el consejo del grupo, de acuerdo a las cuentas de 2013, se sienta Juan Luis Gómez-Trénor Fos, considerado uno de los mayores empresarios de Valencia, al frente de la embotelladora de Coca-Cola en la zona levantina, Colebega, negocio que la familia Gómez-Trénor logró mediados del pasado siglo. Juan Luis Gómez-Trénor es accionista de Ebro Foods, con 7,8 millones de acciones valoradas en 136,4 millones de euros. En Coca-Cola Iberian Partners figuran también como consejeros Álvaro Gómez-Trénor Aguilar, y Javier Gómez-Trénor Vergés.

Alejandro Aznar Sainz, casado con la expresidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, dueño de Bodegas Marqués de Riscal, es consejero de la compañía. Alejandro Aznar Sainz, que participaba en la embotelladora Begano, es tataranieto de Eduardo Aznar y de la Sota, marqués de Bérriz, fundador de la Naviera Aznar. Aznar Sainz preside hoy en día el grupo naviero industrial Ibaizabal. Este año una filial de Ibaizabal, Ondimar Transportes Marítimos, ha firmado un acuerdo con Navantia para construir tres petroleros.

Otro empresario vasco con negocios vitivinícolas, Víctor Urrutia Vallejo, forma también parte del consejo de Coca-Cola Iberian Partners. Urrutia Vallejo es el primer accionista de la bodega riojana CVNE, con el 44,7% del capital, 6,3 millones de acciones que valoradas al precio de opa de exclusión propuesta por la compañía esta año supone 107 millones de euros. Urrutia Vallejo, exvicepresidente de Iberdrola, expresidente y de Casbega (la segunda embotelladora de Coca-Cola en España antes de la fusión), posee el 10,1% de Vocento, con un valor cercano a los 26 millones de euros.

José Ignacio Comenge Sánchez-Real, accionista de las embotelladoras de Coca-Cola en la zona centro, se ha destapado en los últimos años como inversor en empresas españolas cotizadas, participando en CVNE, Cie Automotive, Ence, o Ebro Foods. Otros empresarios que figuran como consejeros de Coca-Iberian Partners son Santiago Domecq-Bohorquez, Manuel Ferrís Usó, o Macarena Sáinz de Vicuña y Primo de Rivera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba