Las corporaciones germanas han invertido más de 31.000 millones en el país

Los empresarios alemanes, decididos a ayudar a España por su propio interés

La visita de un nutrido grupo de empresarios alemanes a España en compañía de la canciller germana, Angela Merkel, dejó en sus colegas españoles un sabor de boca mejor de lo esperado. Conscientes del peso de España en la zona euro y de la importancia del país para sus negocios, los representantes de las corporaciones alemanas trasladaron un mensaje claro: apoyan a España y están a favor de las ayudas. Aunque, eso sí, por su propio interés: sólo en capital, la inversión de las empresas alemanas en España supera los 31.000 millones de euros.

Los empresarios alemanes, decididos a ayudar a España por su propio interés
Los empresarios alemanes, decididos a ayudar a España por su propio interés

Los empresarios españoles cerraron su encuentro bilateral con sus colegas alemanes con un sabor agridulce. La mejor parte llegó de la mano de los empresarios germanos, que les transmitieron su intención de apoyar a España lo máximo posible, un mensaje que sirvió de contrapeso al de la canciller, Angela Merkel, que dejó algo más frío el ambiente, pese a mostrarse satisfechas con las reformas llevadas a cabo por el Gobierno.

La consigna de los empresarios alemanes no pudo ser más conciliadora: están dispuestos a apoyar las ayudas a España, que no es precisamente un mercado cualquiera para los germanos. A lo largo de los diferentes encuentros que mantuvieron durante la mañana de ayer, desplegados en cuatro mesas de trabajo en el Salón de los Tapices del Palacio de la Moncloa, la flor y nata del empresariado germano insistió en que España es un mercado de más de 40 millones de potenciales clientes para sus compañías que, sólo en capital, llevan invertidos más de 31.000 millones de euros en el país.

Es más, incluso a algunos empresarios españoles presentes en el encuentro les dio la sensación de que sus colegas alemanes habían aterrizado en España para poner algo de tranquilidad o incluso tratar de frenar a Merkel en sus mensajes sobre las exigencias para el rescate. En todo momento, los representantes de las Siemens, Volkswagen, Bayer, Daimler y un largo etcétera transmitieron mensajes positivos: si de ellos depende, España saldrá adelante de la situación con cierta holgura.

Hasta se encargaron de rebajar el tono del presidente de la patronal alemana BDI, Hans Peter Keitel, que señaló que parte de la opinión pública y de los representantes políticos de Alemania no están de acuerdo con las ayudas a la banca española. Estos mensajes llegaron igualmente durante el almuerzo presidido por el ministro de Industria, José Manuel Soria, que tuvo lugar mientras se celebraba en paralelo la entrevista entre Merkel y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Buena sintonía

La impresión general quedó plasmada por uno de los asistentes al encuentro, el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, quien señaló a Europa Press que los empresarios alemanes "han mostrado su confianza en la economía española y han ratificado el compromiso de mantener sus inversiones". “Ha habido muy buena sintonía”, añadió Oliu. Mientras, Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE, calificaba el encuentro de “muy interesante”.

La impresión general por parte de los empresarios asistentes al encuentro es que los alemanes no están dispuestos a que un mercado tan importante para ellos como el español quede mermado por la actual situación. Es cierto que la sesión de tarde, que contó con la intervención de la propia Merkel, apaciguó algo los ánimos. El tono de la canciller no terminó de convencer a los presentes de que Alemania no dará más vueltas de tuerca a las condiciones del rescate.

Sin embargo, los empresarios alemanes tienen motivos de peso para fundamentar su apoyo. Por encima de todos, el de la inversión: España es un mercado clave para ellos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba