Compra del Popular

Bruselas aprueba sin condiciones la venta de Popular al Santander

Banco Santander ya tiene el ok definitivo para tomar el control de Banco Popular. La entidad presidida por Ana Botín ha obtenido la autorización a la operación por parte de Bruselas, sin condiciones. Santander ya puede vender la cartera inmobiliaria a Blackstone y cerrar otras operaciones.

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín EFE

Luz verde definitivo a la venta de Banco Popular a Santander. A la espera de lo que digan en los próximos meses los tribunales, Bruselas (la Comisión Europea) ha dado esta martes el visto bueno a la compra sin ningún tipo de condición, según un comunicado europeo.

"La Comisión concluye que la operación no crea problemas de competencia en la Unión Europea", señala Bruselas en la nota, en la que detalla que se han analizado los impactos en banca minorista, corporativa, leasing, factoring y en medios de pago en Portugal y España.

"La cuota de mercado del grupo resultante es en general limitada (debajo del 25% ) y la competencia seguirá siendo fuerte en todos los mercados afectados", expone la CE. Bruselas ampliará en los próximos días su decisión con un informe más detallado.

En su comunicado, la Comisión recuerda cómo se produjo la venta del Popular, después de que el BCE decidiera el pasado 6 de junio que estaba "quebrando o cerca de quebrar". Apenas un día después se produjo la venta al Santander.

Cambio de tercio

Desde el 7 de junio hasta ahora, Santander ha podido ir gestionando Popular poco a poco, "para asegurar la estabilidad financiera del Popular". Una vez obtenida la autorización de Bruselas, la entidad presidida por Ana Botín podrá tomar todo tipo de decisiones, como la venta de todo el ladrillo del Popular (30.000 millones) pactada con Blackstone, tal y como adelantó este medio.

En su última comparecencia pública, el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, ya confiaba en que lograría la autorización de Competencia: "No esperamos tener posición dominante. Cuanto tengamos la autorización tendremos manos libres para operar sin restricciones".

La única traba que podría ver ahora la fusión es que la Audiencia la paralizara, algo improbable

Una vez obtenida esta autorización, no está claro si también tomará cartas en el asunto la CNMC española, que según su presidente, José María Marín Quemada, analizará la fusión si ve peligro para la competencia.   

La operación ya sólo está pendiente de que la Audiencia Nacional no la paralice, tal y como ha solicitado el accionista mexicano Del Valle. Sin embargo, fuentes comunitarias descartan casi por completo esta opción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba