Empresas

Banca March entrará en el top 3 de la banca privada española gracias a la burguesía vasca

La adquisición de Consulnor le colocará entre las tres principales gestoras de sicavs. Mientras muchas firmas financieras agonizan, los March aprovechan para realizar operaciones ventajosas. Por encima se le quedarán ya sólo Santander y BBVA. Rozarán los 1.500 millones de euros en sicavs. En estos momentos de crisis, el grupo da señales de músculo. La matriz, es la banca más con mejores ratios de capital de España. 

La adquisición de Consulnor le colocará entre las tres principales gestoras de sicavs. Mientras muchas firmas financieras agonizan, los March aprovechan para realizar operaciones ventajosas. Por encima se le quedarán ya sólo Santander y BBVA. .

Banca March se colocará entre las tres primeras entidades en patrimonio gestionado a través de sicav tras la adquisición de Consulnor. Es una de las varas de medir empleadas para estas entidades, cuyo tamaño es complicado de valorar ya que manejan carteras discrecionales de sus clientes de alto standing. Pero a los algo más de 1.000 millones que tenían, se le sumarán unos 700 de Consulnor en estas sociedades, por lo que superarán a Credit Suisse, Urquijo, Pactio (familia Del Pino), La Caixa, UBS y Bankinter.

La entidad perteneciente a los millonarios mallorquines del mismo hace buena su trayectoria y realiza operaciones favorables en los momentos en los que muchas firmas financieras están aprisionadas por la crisis. Y, por el contrario, en tiempo de bonanza, no se suma a la exuberancia.

Consulnor es una entidad de la que la Banca March adquirió un 47% en junio de este año, haciéndose con el control de la firma. La voluntad de los compradores es ir reforzando paulatinamente su presencia en el capital, hasta hacerse con la totalidad, aunque esta es una cuestión que ya no corre demasiada prisa.

La entidad vasca nació en 1972 al calor de los grandes capitales vascos de Neguri. Presidida por Jorge Bergareche, hermano del actual presidente de Vocento y ex consejero del grupo editor. Entre sus principales ejecutivos se pueden ver apellidos ilustres de la zona como Echevarría, Delclaux y entre sus clientes ha estado otra familia como la Ybarra. Todo con fuerte ligazón a la banca vasca, a la actividad editorial y, antaño, incluso a la industrial.

Pero la venta de Consulnor tiene mucho de simbólica: los mejores tiempos de esa burguersía vasca pasaron. Ya no existe ni el Banco Bilbao ni el Vizcaya y en el BBVA los rescoldos de Neguri fueron expulsados hace tiempo (por cierto, esto dio lugar a otro banco privado para gestionar patrimonios VIP de Euskadi, Welzia, de clientes que fueron retirando su dinero de la entidad que comanda desde entonces Francisco González).

Quiso crecer antes

La gestora presidida por Jorge Bergareche estuvo hace buscando hace un par de años oportunidades de crecimiento en Madrid. Tanteó algunas selectas firmas de banca privada y boutiques financieras pero no llegaron a ningún acuerdo. En alguna de estas entidades señalan que ya entonces los miembros de Consulnor reconocían atravesar una crisis de crecimiento.

Con 900 millones de euros bajo gestión casi exclusivamente repartidos entre las familias de renombre vascas vinculadas a los socios, y los mercados en picado, los costes de estructura pesaban más que nunca. Además, conviene no olvidar los ‘líos de familia’ entre los Bergareche y los Ybarra, a cuenta de Vocento.

Así que los March, que no tenían apenas presencia en el País Vasco, han hecho una jugada redonda. La entidad es líder en Baleares y tiene un enorme peso en Valencia, donde contrataron en su momento al equipo de banca privada de Beta Capital al completo y en Cataluña, donde ficharon hace algo más de un año a Mercedes Grau, de Caixa Catalunya y Credit Suisse.

Posiciones 'top'

Fuentes de los March reconocen que la operación Consulnor les catapulta hacia posiciones top. Con más de 1.500 millones de euros en sicavs, sólo Santander + Banif y BBVA les superará en este segmento. En total, manejan una cartera de banca privada de 7.500 millones de euros, cifra al alcance de muy poca gente en España.

Aunque no tienen objetivos concretos, reconocen que están a una velocidad de crucero superior a la media, o al menos eso se deduce con sus objetivos en Cataluña, donde quieren doblar patrimonio en los próximos dos años y donde casi han triplicado el personal.

La operación es buena, además, porque no parece probable que haya un éxodo de clientes. La burguesía vasca no se debería sentir incómoda en absoluta en manos del único gran banco privado familiar de España, con sede en las Islas Baleares.

Los March sumarán a su cartera de clientes a la familia Daurella, de los pocos cuyo registro de las sicav no ha sido borrado en los últimos tiempos, junto a los principales de Neguri. Por lo demás, ¿qué decir de March Gestión? Tienen una de las mayores sicav (Torrenova) con 318 millones de euros, frente los 185 que tenía a finales de 2009 y entre sus clientes están los Fernández Fermoselle, que hicieron mucho dinero al sacar a Bolsa Parquesol y luego venderla, el Grupo Royo al completo (de los pocos valencianos que no han sufrido fuertes mermas en su patrimonio), los Lladró, Serratosa (con estos apellidos se ve el funcionamiento de los ex Beta)… 

La Banca March, por su lado, es la que mejores ratios de capital tiene de toda España. En el sector se le señala como uno de los grupos más emergentes del momento. Pequeños en relación con los grandes conglomerados europeos, pero en una posición envidiable. Saldrán de la crisis reforzados. Y si ven otra oportunidad como la de Consulnor, la aprovecharán, sin duda. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba