Economía

Sareb recibe una avalancha de ofertas para gestionar sus inmuebles y créditos

Ocho compañías están dispuestas a gestionar y vender inmuebles y préstamos del "banco malo", cuyo importe supera los 51.000 millones de euros. Sareb aglutina préstamos hipotecarios de riesgo, viviendas embargadas, locales comerciales inacabados y terrenos sin explotar.

Belén Romana, presidenta de Sareb.
Belén Romana, presidenta de Sareb. EFE

Sareb decidió a principios de abril cambiar su forma de vender y gestionar sus activos y, para profesionalizar estas tareas, lanzó que un concurso destinado a elegir hasta cuatro compañías dispuestas a llevar a cabo estas labores.

El "banco malo" se creó en noviembre de 2012 para aglutinar la mayor parte de préstamos hipotecarios de riesgo, viviendas embargadas, locales comerciales inacabados y terrenos sin explotar por valor de 51.000 millones en manos de los bancos rescatados. Las entidades transfirieron cerca de 200.000 activos inmobiliarios a Sareb y, hasta ahora, los nueve bancos que lo hicieron los comercializaban en nombre de la sociedad, que les pagó el año pasado 200 millones de euros por estos servicios.

Con el objetivo de que esta gestión fuera más profesional, el "banco malo" optó por agrupar en distintas carteras, hasta un total de diez, los 51.000 millones de euros en activos. Las ocho firmas interesadas en la comercialización y gestión de estos inmuebles y préstamos han estudiado las diez carteras durante semanas y en total han presentado hasta cuarenta y seis ofertas.

Los beneficios del nuevo sistema

En todas las carteras hay un mínimo de tres muestras de interés, lo que garantiza una cierta competencia a la hora de que Sareb  elija al mejor postor, y en ocasiones existe hasta un máximo de seis ofertas, especialmente en los activos más apetecibles, entre los que muy probablemente estarán los de Bankia.

A partir de ahora, tras esta avalancha de ofertas, Sareb  tendrá que elegir a los nuevos gestores en base al precio ofrecido y la experiencia. La nueva fórmula evitará los conflictos de intereses que se dan en la actualidad debido a que los bancos que gestionan los activos de Sareb están también tratando de desprenderse de aquellos activos inmobiliarios de su propiedad que no transfirieron al "banco malo".

Por eso, aunque la adjudicación de la gestión de los activos pueda acarrear un coste mayor a los 200 millones que Sareb pagó el pasado año, en la sociedad inmobiliaria que preside Belén Romana consideran que valdrá la pena porque mejorará el servicio y con ello los ingresos del "banco malo".

En septiembre del año pasado, Bankia acordó la cesión de la gestión de su negocio Bankia Hábitat a Cerberus por 90 millones, mientras que otra entidad nacionalizada, CatalunyaCaixa, vendió su inmobiliaria al fondo Blackstone, por 40 millones de euros. BMN llegó a un acuerdo el pasado 1 de abril con Aktua para vender su gestora inmobiliaria Inmare por 50 millones y anteriormente, en septiembre pasado, CaixaBank vendió el 51% de Servihabitat a TPG.

De la misma manera, el Banco Popular cerró el traspaso de su sociedad Aliseda a las firmas estadounidenses Värde Partners y Kennedy Wilson por 815 millones y el Banco Santander, el 85 % de Altamira al fondo Apollo en 664 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba