Economía

El sistema de pensiones se come 55.000 millones de reservas de la Seguridad Social en seis años

Si se contabilizan todos los superávits que no se ingresaron en el Fondo de Reserva durante los primeros años de crisis, el sistema de pensiones se habrá comido entre 2009 y 2014 unos 55.000 millones de los ahorros generados. A 9.000 millones por año.

Si se contabilizan todos los superávits que no se ingresaron en el Fondo de Reserva durante los primeros años de crisis, el sistema de pensiones se habrá comido entre 2009 y 2014 unos 55.000 millones de los ahorros generados.

A 9.000 millones por año. Las pensiones están consumiendo los excedentes creados en los años de bonanza a una velocidad de vértigo. Con el objeto de poder hacer frente a las prestaciones, el Gobierno reconoce que ha tomado entre 2012 y 2013 unos 18.651 millones del Fondo de Reserva y unos 4.500 millones del Fondo de las Mutuas. Además, durante este ejercicio tendrá que disponer de otros 10.000 millones para cubrir el déficit que se espera. Y a esto hay que añadir los 23.500 millones de superávit que el Ejecutivo de Zapatero nunca depositó en el Fondo de Reserva y cuyo paradero real se desconoce sin que se haya dado una explicación detallada.

La falta de liquidez aprieta

Primero fueron los problemas de liquidez del sistema de pensiones. Corría el año 2009, y las empresas solicitaban en avalancha aplazamientos del pago de sus cuotas a la Seguridad Social. Así que en lugar de depositarlo en el Fondo de Reserva, el Gobierno optó por reservarse el superávit del año anterior, unos 14.428 millones de euros, con el fin de tener suficiente liquidez en caja para conceder aplazamientos a todas las empresas en dificultades sin poner en peligro los desembolsos de las prestaciones.

Y la operación se repitió exactamente igual en los dos ejercicios siguientes, de forma que los excedentes de 2009 y de 2010, 8.501 y 2.382 millones respectivamente, tampoco se ingresaron en el Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones que creó el Ejecutivo de José María Aznar en el año 2000. Aunque finalmente las presiones de la oposición reclamando que se siguiera nutriendo el Fondo forzaron al Gobierno de Zapatero a inyectar 1.740 millones del superávit de 2008.

De estos 23.500 millones nunca más se supo salvo porque el PP reprocha habitualmente al PSOE que al menos 15.000 millones fueron destinados a financiar aplazamientos de grandes empresas y ello contribuyó a maquillar el déficit de las pensiones bajo el mandato de Zapatero.

A por el Fondo de Reserva

No obstante, la inclemencia de la crisis continúa. Y a partir de 2011 la preocupación va más allá de cómo financiar los aplazamientos de las empresas: también hay problemas para costear las pensiones. Durante ese ejercicio, el sistema entra en números rojos con 995 millones de euros de déficit.

Y entonces llega el cambio de Gobierno. Ante el incipiente agujero, el nuevo Ejecutivo echa mano por primera vez del Fondo de Reserva. En los últimos meses de 2012, el Gabinete de Rajoy tuvo que disponer de los ahorros del sistema hasta en cuatro ocasiones, extrayendo en total 7.003 millones de euros a los que hay que añadir unos 4.500 millones que se apropiaron del Fondo de Prevención y de Rehabilitación de las Mutuas.

En 2013, acude hasta en seis ocasiones al Fondo de Reserva para detraer en total más de 11.648 millones. Es más, a esas cifras se suman los 10.000 millones que aproximadamente necesitará el Gobierno este año para hacer frente al déficit previsto del entorno del 1 por ciento del PIB.

Así las cosas, entre los fondos dispuestos y los superávits no integrados, a 9.000 millones por ejercicio la Seguridad Social habrá visto como se evaporan hasta 55.000 millones euros entre 2009 y 2014, prácticamente una cantidad equivalente a los 54.269 millones acumulados en la hucha de las pensiones hasta febrero de este año.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba