Economía

Botella aprueba la 'operación Canalejas' sin atender ninguna alegación, escudándose en el empleo que generará

Todo vale con tal de que genere empleo. Esa ha sido la máxima del PP en el Pleno del Ayuntamiento, en el que se ha aprobado la controvertida Operación Canalejas, con el voto contrario de toda la oposición. Algunas asociaciones de arquitectos ya han denunciado el "expolio" al patrimonio español. 

“Todo vale con tal de que genere empleo”. Esa es la máxima del PP para operaciones como Eurovegas o Canalejas, según denuncian desde la oposición en Madrid. Así, hoy se ha aprobado en el pleno del Ayuntamiento la controvertida “Operación Canalejas” que reconvertirá los siete inmuebles que forman casi al completo la manzana formada por las calles Alcalá, Sevilla y Carrera de San Jerónimo. Esta operación urbanística reconvertirá esos edificios emblemáticos, dos de ellos considerados Bien de Interés Cultural (BIC) (el edificio La Equitativa y el antiguo Banco Hispanoamericano), en un hotel de lujo de la cadena Four Seasons y un centro comercial de alto standing, así como en varios apartamentos ultra lujosos. La reordenación se ha aprobado sin tener en cuenta ninguna alegación artística, planteada tanto por los partidos de la oposición (alegaron IU, PSOE e UPyD por separado), como por asociaciones de arquitectos.

La institución que comanda Ana Botella deberá dar curso a la Comunidad de Madrid esta aprobación para que haga lo propio. Las obras empezarán en enero. 

El motivo de la controversia reside en que, tras anunciarse la venta del inmueble y reconversión a finales del pasado año, meses después se cambió la ley de protección del patrimonio, rebajando los niveles de protección exigibles a esos inmuebles, para facilitar su viabilidad. Así, el proyecto sólo protegerá la fachada y la primera crujía y aun así, parcialmente, ya que está contemplado el movimiento de algunas rejas e incluso hay sospechas de que se abrirán nuevas puertas de acceso.

Por lo demás, se modificará totalmente la volumetría interna, por lo que se ganarán 1.000 metros cuadrados más, algo que exigirá dotaciones a la ciudad. Asimismo, se deberá construir un intercambiador de transportes, aunque tampoco hay excesiva claridad sobre esto.

No se obligó a incluir modificaciones al diseño, como sí se hizo en 2007 con la anterior propuesta del grupo R&P Palace, proyectada por el arquitecto Rafael de la Hoz. Entonces sí se incluyeron modificaciones para que hacer cumplir al proyecto con la normativa.

Restos

Por si fuera poco, en el edificio colindante, reformado por Apple, han aparecido restos arqueológicos, que frenaron durante una temporada las obras. Los expertos afirman que es imposible que no aparezcan restos de la misma naturaleza en cuando se comience a construir el intercambiador.

El inmueble pertenecía al Banco Santander, quien se lo vendió a OHL. Un proyecto de altos vuelos, para el que ha tenido que llegar una modificación legal ‘a posteriori’ para que viera luz verde. Cuando se juntan Emilio Botín, Juan Miguel Villar-Mir, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, “se desencadena una tormenta perfecta, que puede con todo”, señalan desde la oposición.

Denuncias

Hoy mismo la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio emitía en nota de prensa la siguiente denuncia sobre la aprobación del proyecto, realizada “sin la menor consulta ni debate público, tergiversando la Legislación de Patrimonio para descatalogar un Bien declarado de Interés Cultural y otro incoado, y sin que se hayan producido modificaciones significativas durante el período transcurrido entre la declaración y la revocación de ambos. Lo cual no es justificable y por tanto dudosamente legal.

Modificando el Plan General para agregar las parcelas, lo que contraviene todas las cartas internaciones de protección de los cascos históricos al borrar las trazas divisorias de la propiedad.

Desmontando precipitadamente los elementos valiosos de los interiores de los tres vestíbulos principales del conjunto (Banco Hispano Americano, La Equitativa y Banco Zaragozano), sin garantías de que vayan a recuperar su configuración anterior, lo cual se ha hecho antes de la aprobación de hoy, no sabemos con qué tipo de licencia, y con el pretexto de que podrían sufrir robos.

El hecho de que el banco Zaragozano no fuese Bien de Interés Cultural no le resta valor, pues era uno de los interiores Art Decó más importante, coherente y en perfecto estado de la ciudad, con impresionantes rejerías, piedras talladas y vidrieras del mismo estilo. El problema de su catalogación no era por falta de valor en sí mismo, sino por el defecto administrativo de no hacer los catálogos con el rigor y el conocimiento que precisan. Conscientes del problema, los promotores de la operación han levantado una valla en torno a su entrada, inusualmente alta, para impedir la toma de fotografías del destrozo realizado.

El volumen proyectado va a alterar de forma escandalosa todo el perfil urbano en sus vistas desde la carrera de San Jerónimo y calle de Alcalá.

Suelo público pasará a ser privatizado al servicio de los accesos al aparcamiento de los nuevos edificios.

Incluso las fachadas supuestamente declaradas Bien de Interés Cultural van a ser gravemente alteradas pues se proyecta convertir ventanas en puertas, suprimir rejas para hacer escaparates, ocultar ornamentos para dar nombre a los nuevos centros comerciales o añadir marquesinas que no existen (como se puede ver en los documentos facilitados a la prensa por el Estudio Lamela).

Se incumplen escandalosamente las condiciones de protección del entorno de los dos bienes de interés cultural, porque al minimizar la escala y sentido de los mismos con un nuevo volumen que asoma inmediatamente detrás de las fachadas –alterando inevitablemente la percepción de su silueta- y en un estilo ajeno e impropio y que ignora totalmente sus valores arquitectónicos, reduce a éstas a un decorado privado de sus cualidades espaciales y materiales. Gravísimo: Al permitir esta actuación, el entorno de protección de los Bienes de Interés Cultural pierde a partir de ahora su sentido, y cualquier cosa podrá ser admitida en el resto de la ciudad.

Se está incumpliendo conscientemente el espíritu y la letra de los artículos de la Constitución que a continuación se transcriben:

Artículo 46

Conservación del patrimonio artístico

Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio.

Artículo 148

Competencias de las Comunidades Autónomas

Las Comunidades Autónomas podrán asumir competencias en las siguientes materias:

16.ª Patrimonio monumental de interés de la Comunidad Autónoma.

Artículo 149

Competencias exclusivas del Estado

El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias:

28.ª Defensa del patrimonio cultural, artístico y monumental español contra la exportación y la expoliación; museos, bibliotecas y archivos de titularidad estatal, sin perjuicio de su gestión por parte de las Comunidades Autónomas.

Conclusión: no hay que olvidar que el valor inmobiliario del Patrimonio pertenece a su propietario, pero el valor cultural es de todos. Destruir o degradar ese valor, es un expolio”.

Por su lado, la delegada de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, Paz González, aseguró que la operacióncreará 4.800 puestos de trabajo, 1.800 en la fase de construcción y 3.000 en la de explotación, cifras que fueron tildadas por la oposición como “un nuevo Míster Marshall”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba