Economía

Guindos planea endeudar al FGD ante las críticas de la banca por la derrama de las preferentes

La aportación de la banca sana, en la derrama extra a la que ha obligado el Gobierno, será insuficiente para dar una solución a los preferentistas de Catalunya Caixa y Novagalicia. El sector critica la medida y el Gobierno estudia otras vías para no pedir más dinero a los bancos.

Guindos planea endeudar al FGD ante las críticas de la banca por la derrama de las preferentes
Guindos planea endeudar al FGD ante las críticas de la banca por la derrama de las preferentes

Las cuentas no salen. Las quejas se multiplican. La banca sana destila, desde hace días, un recelo enorme ante la derrama al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) impuesta por el Gobierno para dar liquidez a las preferentes de Novagalicia y Catalunya Caixa. Economía necesita recaudar entre 1.500 a 2.000 millones para cumplir con el canje. Sin embargo, tras la aportación extra de Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Popular aún faltan por recaudar alrededor de 800 millones.

El sector de la banca mediana (Bankinter, Kutxabank, Unicaja e Ibercaja), junto a las cajas rurales, tendrán que aportar otra partida que rondará los 300 millones, hasta completar 1.500 millones. Economía se plantea ahora cómo recaudar los otros 500 millones restantes. Una decisión que el propio Guindos no ha transmitido aún a los responsables de muchas entidades pese a que se le ha cuestionado repetidamente sobre este respecto.

Una de las opciones que se maneja en Economía, según fuentes gubernamentales, es que el FGD realice una emisión por esa cantidad cuando mejoren las condiciones de financiación y se relaje la tensión sobre la prima de riesgo española, motivada por las incertidumbres que ha causado la quita a los depósitos en Chipre. El endeudamiento estaría avalado por las futuras aportaciones anuales que hace el sector financiero a este fondo.

Esta posibilidad ha empezado a barajarse en Economía ante las críticas vertidas por la banca sana a la medida del Gobierno, aprobado el pasado viernes 22 de marzo. Ese mismo día, el Popular, a través de una nota de prensa, expresaba su queja ante la medida. “Aunque las participaciones preferentes no son un problema de Banco Popular, y probablemente habría que haber adoptado soluciones que no implicasen a entidades que no generaron esta situación, en Banco Popular consideramos que, si la decisión del Gobierno es útil para solucionar un problema de una parte de la ciudadanía, parece necesario aceptar esta medida”, aseguraba el banco.

Más crítico se mostró el pasado martes, Emilio Botín, presidente del Santander, en un acto de su fundación. El número uno del Grupo con sede en Boadilla se muestra reacio a la idea de que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) aporte liquidez a las preferentes de las entidades nacionalizadas Novagalicia Banco y Catalunya Banc, tal y como aprobó el Gobierno hace unas semanas.

Santander, pese a la penalización de Guindos a BBVA por no invertir en la Sareb, es la entidad que más aportará a la derrama para pagar las preferentes

"Cada uno debe pagar lo suyo. El Banco Santander ha solucionado el tema de sus preferentes perfectamente. El que no lo haya hecho, que lo arregle. La solución no me gusta", aseguró Botín. En esa misma línea se expresa la mayoría del sector bancario, encabezado por Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB).

El Real Decreto Ley del Gobierno establece una derrama extra de la banca al FGD del 3 por mil de los depósitos, cantidad con la que se conseguirá obtener entre 1.500 y 2.000 millones de euros. La gran banca aportará alrededor de 1.200 millones de forma equitativa en función de la cuota de depósitos de cada entidad.

Santander, pese a la rebaja del 30% que favorecerá a todas las entidades que hayan invertido en la Sareb, será el banco que más aportará en la derrama. En el entorno de los 330 millones, según un informe de Credit Suisse. El mismo banco de inversión cifra la aportación de BBVA, castigado por Guindos por no entrar en el banco malo, en 396 millones. Sin embargo, los cálculos de la entidad lo reducen a 302 millones. Tras el descuento, Caixabank aportará 298 millones; Sabadell, un total de 150 millones, mientras que Popular, en el entorno de los 100 millones.

Según la norma aprobada por el Gobierno, las entidades tendrán que abonar la primera parte de esta derrama en los primeros días de enero de 2014. "Hay suficiente margen de tiempo para que el Fondo de Garantía de Depósitos realice la emisión en una buenas condiciones", aseguran fuentes gubernamentales. En Economía, por contra, únicamente aseguran que "no habrá problemas para alcanzar la cifra necesaria para solucionar el canje de las preferentes". Entre la banca, sin embargo, ante la falta de respuestas sobrevuela la opción de una aportación mayor a la actual derrama o, incluso, otra en los próximos meses.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba