Economía

Hoy se venderá finalmente Inversis a algún andorrano... si los March no deciden otra cosa

El culebrón llega a su fin en teoría. Hoy se celebra consejo de Inversis en el que se decidirá quién se la queda. El favorito es BPA. El 'outsider', Andbank. Y los March tienen derecho de tanteo. La cosa parece hecha, aunque no se descartan sorpresas. 

Hoy se decidirá la venta de Inversis y deberá ser para Banca Privada D'Andorra (BPA)-Banco Madrid, salvo sorpresa de última hora, algo nada descartable. Por la tarde tendrá lugar un consejo de administración del grupo en venta, que analizará las dos ofertas sobre la mesa, de BPA y Andbank. Los que más fuerte han pujado desde el principio son los primeros y con ellos hubo un acuerdo verbal y se comenzó a trabajar en el contrato de venta. Pero igual es para los segundos, para los March, para otros... o se sigue barajando y no se decide nada, porque la obligación de comunicar la venta tampoco hoy está escrita en ninguna parte. Tan solo se trata de una previsión. 

A finales de la semana pasada comenzaron a sucederse los acontecimientos: los March, accionistas desde 2006 con un 5% de Inversis, dejaron caer la posibilidad de ejercer el tanteo, ante el disgusto que les produce el cambio de manos de una plataforma tecnológica, que  utilizan muchísimo y contiene gran cantidad de información de sus clientes, a favor de una entidad que consideran franca competencia. Sin ir más lejos, tanto BPA como los March tienen una enorme área de actuación en Cataluña.

Esta posibilidad sorprendió a mucha gente, aunque los accionistas que desean vender (Bankia, con un 38% y Sabadell, con un 15%), no tienen demasiados interés en quién compra, siempre que les paguen bien.

Y el pasado lunes, para terminar de complicar las cosas, irrumpió una contraoferta de Anbank casi idéntica a la de BPA, pero con dos o tres apartados concretos que le hacían más 'amable' y que han despertado sospechas de que la propuesta de Banco Madrid ha sido filtrada para su posterior optimización.

Quedar bien

Esto ha levantado malestar entre BPA, que considera que ya le habían comunicado que Inversis era para ellos y sienten que no es de recibo que tengan lugar más cambios. Parte de la directiva del banco opina lo mismo, al igual que el coordinador de la venta, KPMG. Todos desean que esto acabe cuanto antes.

Pero algunos accionistas insisten en que esto no es una subasta pública a sobre cerrado y que hasta el último momento pueden aparecer mejorías de oferta, a pesar de que los precios manejados (cerca de 200 millones de euros) comienzan a producir vértigo.

Unos precios que provocarían la salida en bloque de los accionistas. Por ejemplo, a El Corte Inglés, que tiene un 9,9% de Inversis, le facilitaría unos ingresos brutos cercanos a los 20 millones de euros, que no le vendrían nada mal en un momento en el que estudian la salida al mercado de capitales. 

¿Tanteo?

Banca March ‘amenaza’ con ejercer el tanteo hasta el final o al menos, tiene esa posibilidad. Y tiene dinero, prodecente de la desinversión en Prosegur (aun le queda un 8% que vender). Los mallorquines veían con muy buenos ojos que algunos de los competidores de Inversis se hicieran con la entidad, especialmente los portugueses de Orey Antunez, que concurrían junto a Saxo Bank, ya que conocían el negocio y no eran en absoluto competencia en banca privada.

Así las cosas, lo lógico sería que se le vendiera Inversis a BPA, entre otras cosas porque son muchas las voces que alertan tanto de riesgo de litigiosidad como de prestigio. March y BPA están sosteniendo contactos para alcanzar un acuerdo de respeto a los clientes, pero esos contratos son muy complicados de respetar. Una vez que el nuevo dueño haya tenido acceso a la lista de clientes de March, cada mínimo e irrelevante contacto con algún inversor puede ser considerado susceptible de vulneración del acuerdo. En banca privada se sabe que estos contratos son casi de imposible cumplimiento.

Así que el consejo de Inversis de hoy (si no se aplaza o suspende) se prevé complicado. Este ha sido un proceso en el que nadie ha manejado toda la información y todavía ninguna de las partes está segura de que no vayan a ocurrir sorpresas de última hora. No se puede descartar que reaparezcan algunos de los inversores descartados (Orey o Alana), que los March vayan al tanteo, solos o acompañados o que el proceso sufra un aplazamiento. Por agotamiento, la directiva de Inversis quiere cerrar todo con orden hoy y cumplir lo pactado verbalmente con BPA.

Hay mucho interés en mercado por ver cómo se resuelve esta operación. Si se paga lo previsto, el proceso de concentración podría continuar. Las entidades andorranas y suizas tienen ganas de crecer. Hay divisiones de las antiguas cajas de ahorros que pueden salir al mercado y podría ocurrir lo propio con algunas gestoras independientes. La solución, en teoría, hoy. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba