Grecia pone en marcha medidas de control de capitales

El 'corralito' griego se hace realidad: Tsipras anuncia el control de cambios y el cierre de los bancos

Grecia amanece al borde del colapso. El primer ministro anunció ayer que los bancos no abrirán sus puertas y la puesta en marcha de medidas de control de capitales al menos hasta el próximo lunes. La Bolsa de Atenas también cerrará al menos una semana. Tsipras aseguró que el pago de pensiones está garantizado. La retirada de efectivo en los cajeros queda limitada a 60 euros por persona y día.

Griegos haciendo cola para retirar su dinero de los cajeros.
Griegos haciendo cola para retirar su dinero de los cajeros. EFE

Tras meses de incertidumbre y negociaciones infructuosas, Grecia se ha visto obligada a establecer un 'corralito bancario'. El país heleno ha amanecido este lunes con los bancos cerrados y un límite de 60 euros a las retiradas en efectivo de los cajeros automáticos, además de medidas de control de capitales que superan con creces las vividas hace dos años en Chipre. Tampoco abrirá la Bolsa de Atenas, que permanecerá cerrada al menos durante una semana.

Así lo anunció este domingo el primer ministro griego, Alexis Tsipras, que adelantó que la puesta en marcha de medidas de control de capitales en todo el país comenzaría por el cierre provisional de los bancos, algo que se mantendrá durante 6 días laborables hasta el próximo 7 de julio, dos días después de referéndum, según ha recomendado el Consejo de Estabilidad Financiera griego. Sólo el Ministerio de Finanzas puede modificar el periodo de cierre de las entidades, según el decreto oficial.

Tsipras ha vuelto a pedir a los acreedores internacionales una prórroga de unos días del rescate, una petición rechazada por el Eurogrupo

El documento especifica que el primer día del cierre de los bancos, los cajeros funcionarán un máximo de doce horas. Se podrán realizar pagos con tarjeta en el interior del país así como transacciones internas a través de los servicios bancarios de las páginas web. Los desembolsos a través de tarjetas de prepago se podrán efectuar con el límite que tenían antes de la puesta en marcha de estas restricciones. 

Las medidas no se aplicarán a los turistas, quienes podrán realizar transacciones y retiradas de dinero en los cajeros automáticos utilizando las tarjetas de crédito o débito emitidas en sus países de origen. Las transacciones al extranjero se limitarán a operaciones de primer necesidad como la compra de medicinas o el pago de costes médicos. El pago de las pensiones está excluido de las restricciones y los bancos anunciarán en qué oficinas se realizará su abono.

Tsipras acusa al BCE

En un discurso televisado, Tsipras acusó este domingo al Banco Central Europeo de obligarle a tomar esta decisión. El primer ministro realizó una llamada a la calma y garantizó la seguridad de los depósitos de los ciudadanos griegos. Además, anunció que ha solicitado nuevamente al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y a los líderes de la eurozona una prórroga de unos días del rescate, petición rechazada por el Eurogrupo este sábado.

Asimismo, Tsipras explicó que el Banco de Grecia ha recomendado el cierre de bancos y la puesta en marcha de un límite a las retiradas de depósitos. Se paralizará el cobro de cheques y los depósitos a plazo fijo quedarán bloqueados

"La dignidad de los griegos contra las injustas extorsiones enviará a Europa un mensaje de esperanza y orgullo", declaró Tsipras tras conocer la negativa de la Troika a su petición de extender el plazo de devolución del préstamo que efectuaron a Grecia para salir de la crisis. "El rechazo de esta breve extensión del programa ha sido un acto sin precedentes para los estándares europeos y pone en tela de juicio el derecho de un pueblo soberano a decidir", dijo Tsipras. "La decisión no tiene ningún otro objetivo que chantajear la voluntad del pueblo griego", añadió.

El primer ministro heleno ha asegurado que "los depósitos de los ciudadanos están absolutamente garantizados"

Llamamiento a la calma

En este sentido, el primer ministro heleno volvió a solicitar la ampliación de los plazos de devolución al tiempo que llamó a la calma a la población, a la que prometió que sus depósitos bancarios están completamente asegurados. "Lo que se necesita en los próximos días es calma y paciencia. Los depósitos de los ciudadanos están absolutamente garantizados", manifestó. "En estas horas críticas nos enfrentamos a la historia, y lo único que tenemos que temer es al propio miedo", proclamó Tsipras, evocando las palabras pronunciadas por el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt en su discurso de toma de posesión de 1933, donde anunció su programa de medidas para sacar a Estados Unidos de la Gran Depresión.

Thomopoulos,CEO de uno de los principales bancos del país, zanjó con un tajante 'no' la pregunta de si las entidades bancarias abrirían este lunes. El diario griego Proto Thema indicó que el cierre de los bancos podría durar una semana, hasta el 6 de julio, el día después del referéndum -el Consejo de Estabilidad Financiera griego ha recomendado cerrar los bancos hasta el próximo 7 de julio-, una consulta donde los griegos se pronunciarán sobre si Grecia debería volver a la mesa de negociaciones con la troika conformada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea.

El anuncio de Tsipras llegó poco después de que el consejero delegado del Banco del Pireo, Anthimos Thomopoulos, anunciara que los bancos griegos no abrirán este lunes, después de que los acreedores rechazaran la petición de Atenas de prorrogar el programa de rescate. El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, negó en su entrevista en la BBC que el Gobierno preparara un corralito, pero no ha llegado a pronunciarse sobre el cierre de las entidades.

El BCE mantiene la liquidez

Las medidas que aprobará el Gobierno incluyen restricciones a las transferencias al extranjero y a la retirada de efectivo de los cajeros automáticos

Por su parte, el Banco Central Europeo anunció este domingo que mantendrá la línea de asistencia de liquidez de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) a los bancos griegos en los niveles fijados el viernes pero declara que "se mantiene preparado para reconsiderar su decisión", según informó la entidad en un comunicado. De haber decidido el BCE cancelar la asistencia, como pronosticaron fuentes de la cadena británica BBC, las autoridades griegas se habrían visto obligadas a considerar la posibilidad de imponer controles de capital -como restringir la retirada de efectivo- y cerrar provisionalmente los bancos y la bolsa.

Este sábado, los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona rechazaron prorrogar el rescate de Grecia más allá del 30 de junio, después de que Alexis Tsipras convocara un referéndum para someter a la votación de los griegos el plan de reformas planteado por las instituciones europeas. Dicho referéndum fueaprobado en el Parlamento helenoen la madrugada del domingo, tras más de catorce horas de debate parlamentario, por 178 votos a favor y 120 en contra.

Desde que el Gobierno anunciara la consulta sobre el acuerdo con los acreedores internacionales miles de ciudadanos del país mediterráneo se han lanzado a los cajeros para obtener dinero en efectivo debido al temor al corralito. Según la cadena de televisión Mega, los griegos retiraron más de 400 millones durante el sábado y la cantidad podría ser mucho mayor teniendo en cuenta que este domingo han continuado las colas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba