Economía

Los catalanes pagaron 909 millones de euros más en 2012 por las subidas de impuestos de la Generalitat

Cataluña es la Comunidad donde más impuestos se paga debido a los cambios tributarios de la Generalitat de Artur Mas. Así lo revelan los datos de las balanzas fiscales publicados por Hacienda. 

Artur Mas y el consejero de Economía de Cataluña, Andreu Mas-Colell.
Artur Mas y el consejero de Economía de Cataluña, Andreu Mas-Colell. EFE

¿Cuánto pagan de más los catalanes por las subidas de impuestos que ha aprobado la Generalitat? Pues las balanzas fiscales publicadas por Hacienda ponen la cifra negro sobre blanco. Fruto de la potestad del govern de Artur Mas para elevar impuestos o establecer figuras tributarias propias, los contribuyentes de Cataluña abonaron 909 millones de euros más en 2012, muy por encima de lo que han soportado en cualquier otra Comunidad.

De hecho, según los datos del sistema ideado por Ángel de la Fuente, la siguiente Autonomía que en 2012 pasó una mayor factura fiscal a sus ciudadanos fue Andalucía, con 361 millones de euros, seguida de Extremadura con 265 millones, Valencia con 178 millones, Asturias con 148 millones y Galicia con 132 millones. Ciertamente, el ejecutivo de Mas somete a sus ciudadanos al peor infierno fiscal de todas las CCAA (amplíe la tabla a continuación y vea la columna en rojo que recoge el grado de sobreesfuerzo fiscal o lo que es lo mismo: cuánto se recauda de más por haber elevado los impuestos por encima de las escalas nacionales).

Tan sólo hay que echar un vistazo rápido a las principales figuras tributarias de Cataluña. La región gobernada por Mas presenta el marginal máximo del IRPF más alto de todas las CCAA al haberlo fijado en el 56 por ciento, sólo igualado por Extremadura, Andalucía y Asturias. Ha establecido un Impuesto de Sucesiones con una bonificación decreciente del 99 al 57,73 por ciento, bastante por encima de lo que disponen las demás. Respecto a Patrimonio, la Generalitat ha recortado el mínimo exento de los 700.000 euros a los 500.000 euros como no ha hecho ninguna otra Autonomía. Y por supuesto, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales también se encuentra entre los de rango más alto de las Comunidades.

Por lo general, en los últimos años casi todos los gobiernos autonómicos se han prodigado creando tasas e impuestos por doquier. El Registro de Economistas Asesores Fiscales ha denunciado en multitud de ocasiones la creación de hasta 60 figuras sólo entre los años 2012 y 2013. Aun así, tal y como puede comprobarse al examinar los datos, las arcas de las regiones apenas consiguen recaudar con sus tarifas e impuestos propios un 2 por ciento de todos los ingresos. Lo que significa que la corresponsabilidad fiscal en realidad da para muy poco. A pesar de la voracidad tributaria, los ingresos logrados se antojan claramente insuficientes.

Es más, si se atiende al reparto per cápita de esta sobrecarga fiscal, entonces los catalanes tocaron a 120 euros por individuo en 2012. Y bajo este criterio dos Comunidades se revelan como más agresivas: Extremadura con 240 euros por cabeza y Asturias con 138 euros, dos regiones que además cuentan con bastante menos riqueza y población que la catalana. Las siguientes Autonomías ya se van situando bastante por debajo en términos de sobreesfuerzo fiscal. Por orden decreciente: Aragón (87 euros), Cantabria (75 euros), Murcia (51 euros), Galicia (48 euros), Andalucía (43 euros), Baleares (38 euros), Castilla-La Mancha (37 euros), Valencia (35 euros), La Rioja (23 euros) y Castilla y León (22 euros).     

Las CCAA donde se tributa menos

Por el contrario, Canarias disfrutó en 2012 de una gran rebaja de impuestos por valor de 2.440 millones gracias a los tipos indirectos con los que cuenta por su condición de lejanía respecto a la Península. Y otro tanto ocurre con las dos regiones forales, cuya favorable financiación les permite bajar impuestos a sus ciudadanos. Los contribuyentes del País Vasco abonaron en 2012 unos 835 millones menos por mor de unas condiciones tributarias más laxas. Y los de Navarra dejaron de tributar unos 287 millones al comparar con los tipos e impuestos fijados en el ámbito nacional.

Por su parte, Madrid también destaca como uno de los enclaves donde sus ciudadanos soportan menor presión fiscal. En concreto, en 2012 los madrileños aportaron a su hacienda regional unos 338 millones menos debido a los impuestos más bajos de la Comunidad. No en vano, Madrid es la única región que bonifica al cien por cien Patrimonio y que dispone de una tarifa del IRPF sustancialmente más baja. 

Con el criterio per cápita, la rebaja de impuestos de Canarias asciende a los 1.152 euros por cabeza frente a los 446 euros de Navarra, 381 euros del País Vasco y 52 euros de Madrid.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba