Economía

Cómo se notan las elecciones: las comunidades y ayuntamientos vuelven a contratar personal

El ajuste del empleo público se frenó en casi todos los niveles y apenas cayó un 1% en 2013. La Sanidad pierde 28.000 trabajadores desde inicios de 2012.

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos reanudaron la contratación de personal en el segundo semestre de 2013, según los datos oficiales del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas. Con las elecciones locales y autonómicas de 2015 prácticamente a la vuelta de la esquina, la alegría ha retornado a la contratación pública en los entes territoriales.

En tan sólo seis meses, las corporaciones locales aumentaron su número de empleados en 11.764, desde los 549.010 hasta un total de 560.774 efectivos. Y si bien es cierto que los municipios tuvieron más facilidades para despedir y por lo tanto ajustaron más su plantilla durante la crisis, ahora las tornas han cambiado. Alcanzaron un superávit del orden de los 4.000 millones en 2013, y eso ahora les brinda margen para contratar de nuevo. Máxime cuando Hacienda premió a los ayuntamientos por su disciplina con una suerte de reedición del Plan E: aunque con algunos límites, éstos podrán disponer de los remanentes presupuestarios creados para invertir en lugar de amortizar deuda y siempre que hayan atendido sus pagos a proveedores y cumplan con el déficit. Es decir, dinero fresco para gastar antes de las elecciones.

Pese a que todavía necesitan reconducir sus cuentas, al cierre de 2013 las comunidades autónomas también elevaron su número de trabajadores en 3.273 efectivos sobre los 1.281.373 registrados a mediados del año pasado. El grueso del león del incremento se centró en la docencia no universitaria, que se anotó un crecimiento de 10.879 empleados hasta los 527.948. Las Fuerzas de Seguridad y la Administración de Justicia casi se quedaron igual, en 26.261 y 37.037 respectivamente.

Pero en cambio la Sanidad perdió 5.935 ocupados y suma 28.478 trabajadores menos desde enero de 2012. En dos años, la plantilla de los servicios de salud ha descendido hasta los 476.689 trabajadores. Y los empleados de las consejerías han disminuido en 13.916 y se sitúan en los 216.711 ocupados.

Este nuevo impulso a la contratación en los entes territoriales ha frenado el ritmo de destrucción de empleo en el sector público. Hasta el punto de que en 2013 el personal al servicio de las Administraciones sólo se contrajo un escaso 1 por ciento y alcanza los 2,55 millones. Este dato contrasta con los 2,9 millones contabilizados en la Encuesta de Población Activa, debido a que el Boletín Estadístico elaborado por Hacienda no contempla ni los altos cargos, ni los organismos constitucionales, ni las empresas públicas, ni los contratados por un periodo inferior a los seis meses, ni la plantilla de Correos.

De acuerdo con las cifras de dicho boletín, el empleo público cuenta con 134.714 empleados menos que hace dos años, un recorte del 5,02 por ciento. No obstante, los 2,55 millones aún se encuentran en torno a unos 40.000 empleados por encima de los niveles de principios de 2007.   

Casi todas las bajas se corresponden con jubilaciones y personal no funcionario que no ha sido renovado. En abril de 2012, el Gobierno aprobó las medidas que permitieron a las CCAA reorganizar sus plantillas. Así, en el caso de la docencia, el Ejecutivo aumentó el número de horas lectivas y de alumnos por clase. "Hemos conseguido importantes ahorros haciendo una mejor gestión de los recursos humanos", explicaba un consejero de una comunidad a este medio.

No en vano, el Plan de Estabilidad del Ejecutivo contempla que entre 2012 y 2013 los gobiernos regionales se ahorraron, sin tener en cuenta la supresión de la paga extra, 2.363 millones en remuneraciones de asalariados de Educación y 2.320 millones por el mismo concepto en Sanidad.

Así las cosas, la EPA del primer trimestre de 2014 también reflejaba un frenazo en los ajustes de plantilla de la Administración. De hecho, el conjunto de los presupuestos autonómicos ya refleja un incremento en la partida de personal del 1,6 por ciento.

Por el contrario, el personal empleado por las Universidades retrocedió en 3.173 efectivos entre junio de 2013 y enero de 2014 y acumula una pérdida de 7.980 trabajadores en dos ejercicios. Y la Administración Pública Estatal cuenta con 558.802 empleados tras menguar la plantilla en 23.059 asalariados en dos años y en 5.912 en el segundo semestre de 2013.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba