El Tesoro ya los ha presentado a los bancos colocadores

El Gobierno creará "hispanobonos" con el aval del Estado para financiar a las CC.AA

El Gobierno aprobará esta semana la emisión de "hispanobonos" con el aval del Estado. El Gobierno captará capital a precios ligeramente superiores a los que paga el Reino de España y las autonomías lo devolverán un recargo pero a intereses menores que los que pagarían en el mercado. Economía estima un ahorro de 1.000 millones de euros en la financiación autonómica. El Tesoro lo ha presentado ya a los bancos colocadores.

El Gobierno creará una bolsa de deuda para financiar a las autonomías
El Gobierno creará una bolsa de deuda para financiar a las autonomías

El Ejecutivo ha cerrado ya el sistema con el que pretende permitir la financiación autonómica de las comunidades en apuros: serán emisiones de deuda con el aval del Estado pero con “redistribución finalista”, es decir, “hispanobonos” que sólo podrán dedicarse a la financiación autonómica. El Estado aprobará su lanzamiento esta misma semana y –según han confirmado a Vozpópuli fuentes del Tesoro Público—captarán fondos a tipos de interés ligeramente superiores a los que le cuesta financiarse al Reino de España (entre 70 y 90 puntos básicos más que los intereses que paga el país, según los cálculos iniciales de la banca colocadora que ya ha sido consultada). A cambio, las autonomías que se financien por esa vía deberán devolver al Tesoro esos fondos con un recargo de tipos que todavía quedará por debajo de los precios que les exigen los mercados.

Ese mecanismo pretende resolver los dos problemas que las autonomías tienen para financiarse en la actualidad: el primero, el acceso a unos mercados cerrados y el segundo, los altos tipos de interés que ahora deben pagar las comunidades para obtener fondos, según fuentes del Ejecutivo.

Para solucionar el problema del acceso, el Tesoro creará una bolsa de deuda nueva cuya cuantía no se ha determinado todavía pero que contará con el aval del Estado. “La emisión de nueva deuda será ligeramente más cara que la que paga el Reino de España”, admiten fuentes del Ejecutivo, “pero sustancialmente más barata que la que los mercados demandan a las autonomías”. El ministro de Economía, Luis de Guindos, cifró en marzo en unos 1.000 millones de euros la rebaja de costes de financiación que supondría para las autonomías.

Economía estima que las autonomías ahorrarán 1.000 millones de euros financiándose mediante los hispanobonos

Finalmente se ha descartado el recurso a mecanismos como el ICO o el FROB porque se trata de emitir nueva deuda y no sólo de tramitar de préstamos ya aprobados. Sin embargo, las estimaciones de esos organismos sí están sirviendo como base para calcular el sobreprecio que podría pagar el Tesoro: entre un 0,7 y un 0,9% más de intereses que los que le cuesta al Estado financiarse. Con ello, las autonomías tendrán garantizado su acceso a la financiación de manera inmediata. El objetivo es garantizar que disponen de fondos para hacer frente a los pagos pendientes este mismo trimestre.

Un interés más bajo que el que les demanda el mercado solucionaría también el segundo problema: el de los altos costes que las Comunidades Autónomas tienen que pagar ahora para financiarse. De hecho, ninguna de ellas ha acudido al mercado de capitales desde abril de 2011.

A cambio de ofrecerles un interés menor que el de los mercados de capital, el Tesoro exigirá a las autonomías que paguen un “recargo” al Estado, es decir, que devuelvan esos fondos con intereses más altos que los que costará captar esos fondos aunque todavía por debajo de lo que pagarían a la banca. El diferencial será una fuente de ingresos para el Estado y servirá para sanear las arcas públicas a largo plazo.

Aprobación esta misma semana

El Ejecutivo pretende aprobar ese mecanismo esta misma semana para resolver con urgencia los vencimientos que tienen que afrontar los gobiernos autonómicos. Según las estimaciones de Hacienda, las autonomías tienen 35.000 millones pendientes en vencimientos en todo 2012. Sin embargo, las fuentes consultadas descartan que la emisión de “hispanobonos” alcance semejante cuantía.

El objetivo es inyectar liquidez a los gobiernos autonómicos de manera inmediata puesto que la mayoría de ellos no ha podido acudir al mercado desde abril de 2011. De hecho, el Tesoro ha contactado ya con los bancos colocadores, según han confirmado fuentes de esas entidades bancarias que no concretan en qué plazos podrían colocar los bonos en el mercado pero que sí aseguran que se haría “de manera casi inmediata”.

Las segundas rondas serán condicionadas

Después de la primera emisión, las autonomías sólo podrán volver a recurrir a la financiación del Estado si cumplen los criterios de ajustes marcados por el Gobierno. Los “hispanobonos” estarán, pues, sujetos a las tasas de déficit público y niveles de deuda acordados por las autonomías y el gobierno central en el Consejo de Política Fiscal y financiera que fija un techo del 1,5% para el desfase presupuestario autonómico en 2012.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba