Economía

¿Dónde baja el paro? Las empresas cotizadas reducen sus plantillas en 32.842 empleados

Las empresas cotizadas españolas han reducido sus plantillas medias en 32.842 empleados, lo que supone un descenso del 1,86%. El recorte es mayor entre las firmas del Ibex 35, del 2,63%. Este ajuste contrasta con la mejora de los datos de desempleo y ocupación en España.

El paro, según la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al segundo trimestre del año, bajó en España en 404.849 personas. En concreto, de los 6.027.749 desempleados que había al cierre del primer semestre de 2013, se ha pasado a 5.622.900. Esto supone un descenso del 7,02%. El número de ocupados, por su parte, ha tomado, consecuentemente, la dirección contraria, aunque no en la misma proporción. De los 17.161.000 que había en junio del año pasado, ahora hay (al cierre del segundo trimestre) 17.353.000 ocupados, lo que representa el 1,12% más.

En este escenario de reducción del paro y aumento de las contrataciones, cabría esperar que las empresas más grandes están teniendo un papel protagonista. Sin embargo, los datos dicen lo contrario. Al menos, en conjunto. Porque las 35 firmas del Ibex, entre las que se encuentran la mayoría de las compañías con más empleados de España, redujeron sus plantillas medias en 35.953 personas en el primer semestre respecto al mismo periodo de 2013, según los datos que maneja Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Las empresas del principal selectivo español emplearon de media durante los primeros seis meses del ejercicio a 1.330.710 personas, frente a las 1.366.663 del mismo periodo de 2013. Este descenso alcanza el 2,63%.

Obviamente, la mayoría de ellas tienen buena parte de su personal -y cada vez más- en el extranjero, por lo que su peso en los niveles de empleo en España es muy inferior a los más de 1,3 millones de trabajadores que tienen en nómina. Sin embargo, en términos generales, se observa cómo muchas de las empresas españolas punteras están recortando sus plantillas en España, mientras las aumentan -o las rebajan mucho menos- en el exterior. Es la doble consecuencia de la crisis económica que afecta a España -caída de la demanda interna- y de la expansión internacional.

Muchas de las empresas españolas punteras están recortando sus plantillas en España, mientras las aumentan -o las rebajan mucho menos- en el exterior

Los ejemplos son numerosos. Sirva el del Banco Santander, la empresa española con más empleados en el mundo. En su caso, ha reducido su plantilla tanto en España como en el extranjero, aunque en proporciones muy diferentes. Mientras que en nuestro país en un año ha pasado de tener 28.859 trabajadores a 25.465 (en junio), lo que representa un recorte del 11,76%, en el exterior la cifra se ha limitado de 161.061 a 158.183, es decir, sólo el 1,78%.

Mayores han sido los ajustes en otras de las empresas con sede en España que tienen más trabajadores distribuidos por todo el mundo. ACS ha limitado su personal un 7,6%, desde los 167.992 empleados a 155.291;Telefónica un 9,1%, de 131.882 a 119.880; o BBVA un 3,6%, de 113.454 a 109.425. Bankia, en términos relativos, ha asestado el mayor hachazo, del 20,5% (de 18.888 trabajadores a 15.009). Santander, BBVA, Bankia y el resto de entidades financieras, de hecho, ya han acometido un recorte de 6.800 empleos sólo en el primer semestre del año.

En el Ibex conviven los gigantes españoles con empresas que en otros mercados serían consideradas de mediana capitalización. En España, no obstante, hay otro índice, el Ibex Medium Cap, que engloba a las 20 firmas medianas que no entran en el selectivo principal. Según los datos de BME, estas compañías, al contrario, han incrementado sus cifras de empleo globales. Así, de las 242.632 que tenían contratadas, de media, en el primer semestre de 2013, en el del presente ejercicio sumaban 246.397, es decir, 3.765 más (+1,55%).

Mientras, las empresas con mayor actividad bursátil de pequeña capitalización que no se incluyen en ninguno de los índices anteriores, se integran en el Ibex Small Cap. Pues bien, estas compañías han sido las más castigadas en términos de empleo, porque entre junio de 2013 y el mismo mes de este año han perdido 2.939 trabajadores, al pasar de 61.724 empleados a 58.785. Esto conlleva un retroceso del 4,76%. Finalmente, el resto de cotizadas analizadas por BME (45) han incrementado en un 2,59% sus plantillas. De esta forma, a los 88.249 empleados de 2013, han sumado 2.285, hasta los 90.534.

Con ello, las empresas cotizadas españolas tenían en nómina al cierre del primer semestre a 1.726.426 personas, frente a las 1.759.268 de un año antes. De este modo, han disminuido en 32.842 empleados sus plantillas, lo que supone un descenso del 1,86%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba