Economía

La disolución de empresas continúa siendo superior a la creación hasta agosto

Pese a que la creación de nuevas sociedades aumentó un 8,4% en los ocho primeros meses de 2013 y podría ser un dato más que apunta a la ansiada recuperación, tiene un reverso menos alentador: la media de disolución ronda las 90 diarias.

En los dos últimos meses han desaparecido 65.803 empresas
En los dos últimos meses han desaparecido 65.803 empresas

Después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, insistiera en que la recuperación económica comenzaría este año y afirmara que "lo peor ha pasado" o que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, destacara que "hay un cambio en el país" y que "empieza a haber luz al final del túnel", se añade otro dato de doble filo ligado a la perspectiva de los brotes verdes: el aumento de un 8,4% en la creación de empresas hasta agosto.

Este hecho, que podría traducirse como el inicio de la ansiada recuperación, al ser las empresas la fuente generadora de empleo, tiene un reverso mucho menos alentador: las nuevas sociedades inician su aventura con menos recursos económicos y afrontando el frágil contexto económico desde una óptica de decaimiento. Y es que si bien es cierto que hay más nuevas empresas, son más pequeñas y disponen de menos recursos.

"Se observan algunas pequeñas muestras de reinvención y mejora, pero muy alejadas de su potencial", declara Javier Ramos-Juste, responsable del gabinete de Estudios Económicos de la empresa especializada en la gestión de riesgo empresarial Axesor, al tiempo que señala el racionamiento del crédito como uno de los principales problemas para reactivar el tejido empresarial.

La educación es el único sector capaz de crear más empresas que hace seis años

Unos datos de iniciativa empresarial, que pese a ser "de mayor calidad, más diversificación y depender menos del ladrillo, "no compensan totalmente la destrucción de empresas y, de hecho, España lleva más de 50 meses consecutivos con destrucción neta de tejido empresarial", manifiesta Ramos-Juste.

Los sectores que se sitúan más cerca de los niveles de emprendimiento alcanzados en 2007 son la hostelería, la agricultura, el comercio, la industria manufacturera y los servicios vinculados al ocio. En este sentido, un dato relevante es que la educación es el único sector capaz de crear más empresas que hace seis años. Por Comunidades Autónomas, Madrid, Cataluña y Andalucía son las únicas en registrar más de 10.000 nuevas sociedades.

La creación de nuevas sociedades y la destrucción de otras ya existentes mantienen ritmos muy similares

Pese a que la creación de nuevas sociedades ha aumentado en los ocho primeros meses de 2013 hasta registrar un total de 64.643, la mayor cifra desde 2008 y el mejor mes de agosto desde 2007, otras 65.803 han echado el cierre. Es decir, la creación y la disolución de empresas en España continúan yendo a la par.

Si en agosto se afiliaron 6.134 sociedades en el Régimen General de la Seguridad Social reflejando un lento pero progresivo cambio en la estructura emprendedora, el dato contrasta con la media de 90 empresas desaparecidas cada día en los dos últimos años, según denuncia la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE).

"Nuestra valoración evidentemente es muy negativa y preocupante", comenta María José Landaburu, secretaria general de UATAE, destacando la pérdida de tejido productivo y el hecho de que la tasa de caída de empresas afiliadas sea más intensa en las empresas de mayor tamaño como los datos más preocupantes.

Y es que de las 65.803 sociedades que han echado el cierre en los dos últimos años, son las grandes empresas, con más de 500 trabajadores, las que más han sufrido los efectos de la crisis económica tras perder un 8,85%.

"Lo que sucede es que el autónomo y el pequeño empresario aguanta en la actividad hasta que no puede más, poniendo muchas veces en riesgo su patrimonio personal, su actividad, su trabajo, su vida y peleando hasta el final", subraya Landaburu.

Concurso de acreedores

En el capítulo de insolvencias, Axesor destaca que los concursos de acreedores aumentaron un 26,9 por ciento hasta agosto alcanzando los 6.027.

Desde enero, la mayor parte de los concursos se registraron en Cataluña, con 1.216 casos, seguida de la Comunidad de Madrid, con 1.129, de la Comunidad Valenciana con 818, de Andalucía con 545 y del País Vasco con 392.

Las previsiones no son halagüeñas y se prevé que 2013 se cierre con un récord de 9.500 concursos, un 27% más que el año anterior.

Emprender no es la panacea

Después de varios años con una sucesión constante de indicadores socioeconómicos en negativo, algunas estadísticas empiezan a arrojar algo de luz. Es el caso del autoempleo y el emprendimiento.

"Son una opción siempre, especialmente ahora ante la falta de perspectivas en el mercado de trabajo", expresa Landaburu, advirtiendo que "no se puede hablar de que sean la gran solución para todos, sino una opción responsable y bien analizada".

Las previsiones apuntan a que 2013 finalizará con un récord de 9.500 concursos, un 27% más que el año pasado

"El autoempleo y el emprendimiento no pueden ser una solución a la desesperada, hay que saber cuándo se toma la decisión y que existen muchas dificultades para conseguir financiación", concluyen desde la Asociación de Trabajadores Autónomos.

"La crisis ha elevado la iniciativa emprendedora y muchos españoles han hecho de la necesidad virtud. Pero no cabe esperar que este dinamismo resuelva el problema del paro", zanja por su parte Ramos-Juste.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba