Economía

El Gobierno prepara una campaña para captar inversores internacionales

Consciente de que la banca extranjera ha desertado de las últimas subastas de deuda, el Ejecutivo prepara una campaña de road-shows y de citas con los mercados internacionales para volver a captar fondos. 

La inversión extranjera en deuda pública extranjera sigue reduciéndose pese a las reformas del Gobierno. Y consciente de que lo hecho no está calando suficientemente en el ánimo de los grandes inversores, el Ejecutivo prepara una campaña para atraer a los fondos internacionales. Se trata de una ofensiva que incluirá road-shows y citas con los medios internacionales y que desarrollarán los responsables de Economía y el Tesoro, según han confirmado fuentes de ambos departamentos, con el fin último de volver a captar fondos en futuras subastas. 

Se trata de la segunda ronda en la que se embarcará el Ejecutivo, después de que el ministro Luis de Guindos se embarcara en la primera a primeros de año para convencer a la banca de inversión y a la prensa internacional de los avances del Ejecutivo en las reformas exigidas a España.

El mensaje que se pretende trasladar es el del compromiso con la reducción del déficit y, por tanto, con la viabilidad económica del país. "El mensaje es el de que España paga sus deudas" afirman esas mismas fuentes que aseguran que el propio ministro ha mantenido ya una actividad de promoción de manera regular. 

La financiación del Estado se hace desde España

La financiación internacional ha desaparecido en los últimos meses, hasta el punto de que los bancos españoles han tomado todo el riesgo sobernado y el propio Banco Central Europeo ha advertido de los peligros de una dinámica que se retroalimenta: un problema soberando podría dañar irremediablemente a los bancos y, de igual modo, un problema bancario podría dejar sin financiación soberana a España. 

Según las cifras que maneja el Ejecutivo, a fecha de hoy casi 8 de cada 10 euros que recibe el Tesoro Público corren a cargo de bancos españoles, casi el doble de lo que la banca nacional prestaba al Estado hace apenas cinco años.

Eurostat, que publica cifras consolidadas hasta 2011, estima que la banca internacional se ha retirado de España para pasar a ocupar posiciones similares a las que tenía en el año 2003.

Pese a que las fuentes consultadas no ponen objetivos a la nueva campaña, sí confían en recuperar entre un 10 y uin 20% de los fondos que --según dicen-- han pecado de ser "demasiado conservadores" en los últimos meses y han deshecho sus posiciones de deuda española. 

Francia y Alemania atraen a la banca que huye de España

La acusación de que Alemania está capitalizando la crisis española se ha hecho con el argumento de que Alemania pagaba tipos cada vez menores. Detrás de esa acusación está la evidencia de que cada vez más bancos ofrecen a París y a Berlín los fondos que niegan a España. Según Eurostat, Berlín y París han conseguido atraer a las entidades que han huido de España hasa el punto de que los bancos franceses están prestando al Elíseo la menor cantidad de la última década, mientras que los alemanes apenas prestan a su Ejecutivo la mitad de lo que le prestaban hace apenas diez años.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba