El primer ministro quiere que el BCE ayude a rebajar los costes de financiación de Italia

Monti se suma a Rajoy y también presiona a Merkel para que inicie ya la compra de bonos

Cumbre italoalemana este miércoles en Berlín donde el primer ministro transalpino vuelve a expresar su opinión sobre el papel que debe jugar el BCE en la compra de deuda. No obstante, la rentabilidad del bono italiano viene moderándose en las últimas jornadas.

Monti se suma a Rajoy y también presiona a Merkel para que inicie ya la compra de bonos
Monti se suma a Rajoy y también presiona a Merkel para que inicie ya la compra de bonos

El primer ministro italiano Mario Monti se ha reunido este miércoles con la canciller alemana Angela Merkel para tratar, entre otras cosas, el futuro papel del BCE en la compra de deuda. La presión que Monti lleva meses aplicando para conseguir una acción colectiva en la lucha contra la crisis de deuda en la Eurozona se podría ver afectada por la caída de rendimientos en los bonos, según publica Bloomberg este miércoles.

Italia ha conseguido rebajar los tipos de interés en su emisión de deuda de este miércoles -en la que conseguía colocar 9.000 millones de euros en bonos a seis meses-. Asimismo, el rendimiento del bono italiano a diez años ha caído cuatro puntos básicos hasta el 5,79%, alejándose cada vez más del nivel del 6,70% que alcanzó el pasado 25 de julio.

Lo que en principio podrían considerarse muy buenas noticias para Mario Monti, podrían ser también una excusa para que Angela Merkel haga caso omiso a su propuesta de que los fondos de rescate compren bonos con el apoyo del Banco Central Europeo (BCE). “Los argumentos de Monti tenían más fuerza cuando la rentabilidad del bono crecía sin remedio a pesar de todas las reformas estructurales llevadas a cabo por su Gobierno”, asegura un analista de Eurasia Group en Nueva York.

Italia, que está obligada a colocar 21.000 millones de euros de deuda en los próximos dos años, aún paga intereses un punto porcentual por encima de la media de los últimos cinco años. Por ello, Monti esté decidido a conseguir que el BCE compre bonos sin imponer condiciones a cambio para, de esta forma, lograr reducir el coste de financiación de Italia.

Un pulso mantenido durante meses

La presión de los mercados sobre Italia se diluía en el último mes gracias a dos factores principalmente: las promesas de Draghi sobre la compra de deuda y la relajación de la oposición alemana a este plan. Y es que, la negociación de Monti con Merkel se benefició de las especulaciones sobre una posible ruptura de la Eurozona que despertó el aumento de los rendimientos italianos de principios de año.

En junio, los líderes de la eurozona convencieron a Merkel para que permitiera dotar de mayor flexibilidad a los fondos de rescate de la región, especialmente en lo referido a países como España o Italia, que se enfrentan a altos costes de financiación pese a los esfuerzos por reducir su déficit. Pero ahora, el nuevo escenario del mercado de deuda podría decantar la balanza en favor de la canciller alemana.

"Existe demanda por la deuda italiana, pero el interés de los inversores se centra principalmente en el corto plazo", afirma una supervisora de Glendevon King en Londres. "Todavía existe riesgo de que la demanda por los bonos se colapse si las noticias que lleguen de Italia no sean las adecuadas”, matiza.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba