Economía

El Ministerio de Fomento mantiene vivas a decenas de empresas improductivas

Hacienda elaboró en marzo un plan para suprimir o desinvertir en 80 compañías estatales, pero la mayoría sigue en pie, al igual que las estructuras de dirección y los millonarios Consejos de Administración. 

Ana Pastor, el miércoles, durante la presentación del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitvi)
Ana Pastor, el miércoles, durante la presentación del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (Pitvi) Gustavo Cuevas (EFE)

Desde que ascendió al Gobierno, el equipo que rodea a Mariano Rajoy siempre mostró su descontento, véase desafección, con el despilfarro de las Administraciones Públicas, ya fuera por las duplicidades inútiles, la supuesta infecundidad laboral de los funcionarios o el número de diputados, por citar ejemplos. También por el abultado número de sociedades públicas improductivas, una lacra que el Ministerio de Hacienda trató de corregir el pasado 16 de marzo con la aprobación de un “plan de reestructuración y racionalización del Sector Público Empresarial” dirigido a “suprimir, desinvertir o agilizar la liquidación” de 80 empresas participadas total o parcialmente por el Estado.

Muchas de estas empresas, casi la mitad, gravitan alrededor de los sectores que gestiona el Ministerio de Fomento: marítimas, aeroportuarias, ferroviarias, de logística… Algo que se encargó de recordar el pasado martes la titular de Fomento, Ana Pastor, durante un foro matinal: “Hay que recortar la parte superflua del ministerio, la grasa que le sobra. Noventa empresas que había dentro del grupo de Fomento que no tenían más sentido que tener consejos de administración y sueldos varios han desaparecido”. Pero la realidad indica otra cosa: la mayoría de las sociedades participadas por el ministerio no se han suprimido. Tampoco se ha desinvertido en otras muchas. Y además, los Consejos de Administración se siguen pagando bien y los directivos siguen cobrando.

Ninguna fuente se aventura a cifrar el coste que continúa destinándose a sufragar Consejos de Administración

Así lo ha podido saber este medio a través de fuentes del ministerio, pero también de las propias web de las empresas referidas u otras vías análogas. Por ejemplo: de las 11 empresas a extinguir participadas por Fomento, al menos siete siguen con vida, la mayoría relacionadas con los puertos, aeropuertos y ferrocarriles. Remolques Marítimos, Aena Desarrollo Internacional, Centros Marítimos Aeroportuarios, Logística y Transporte Ferroviario (participada al 100%), Comercial del Ferrocarril (al 51%), Irion Renfe Mercancías, Multi Renfe Mercancías… Según estas fuentes, ninguna se ha extinguido. Todas son sociedades anónimas.

De las 11, al menos una sí ha sido liquidada en una operación que fue sonada. Se trata de la conocida Sociedad Pública de Alquiler, dedicada a gestionar el arrendamiento de viviendas, práctica a la que ahora Fomento vuelve a dar salida en el mercado inmobiliario.

De las dos sociedades en las que se supone que Fomento iba a desinvertir sin llegar a clausurar, no existen noticias. En las páginas web de Portel Servicios Telemáticos y European Bulk Handling Installation se lee que el Estado sigue participando mayoritariamente. Tampoco hay noticias sobre la desinversión en empresas donde la participación estatal es minoritaria. Algunas fuentes aseveran que no se ha hecho nada en Consturail, Semat (Sociedad de Estudios y Explotación de Material Auxiliar de Transportes), Cargometro Rail Transport, Depot Tmz Services, la Sociedad Ibérica de Transporte Intermodal, la Terminal Intermodal del Monzón o Autometro. Más de lo mismo sucede en Albitren Mantenimiento y Servicios Industriales (cuyos trabajadores mantuvieron recientemente una huelga indefinida frente a la Estación de trenes de Valladolid) o Alfil Logistics. En cambio, sí hay avances en Desarrollos Inmobiliarios de Castilla-La Mancha, Irvia y Tarvia Mantenimiento Ferroviario. Y con relación a una fundación que debía extinguirse o fusionarse, la Fundación Transporte y Formación, tampoco hay nada: la web no da cuenta de su desaparición.

Ninguna fuente se aventura a cifrar el coste millonario que supone sufragar al organigrama directivo, así como las comisiones que se otorgan a los miembros del Consejo de Administración. Pero todas coinciden en algo: en Fomento continúa el derroche. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba