Economía

Cataluña está mejor financiada que CLM, Andalucía, Canarias, Valencia y Murcia, según el cerebro de las balanzas fiscales

En un documento fechado en enero de 2014 y elaborado por el autor de las balanzas fiscales que prepara Hacienda, Ángel de La Fuente concluye que no hay maltrato fiscal a los catalanes. Sin embargo, comunidades como Valencia o Murcia sí que están bastante agraviadas respecto al País Vasco, Navarra, La Rioja o Cantabria.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas Gtres

El autor de las balanzas fiscales que prepara Hacienda concluye que el sistema de financiación no perjudica a Cataluña. En un documento al que ha tenido acceso Vozpópuli fechado en enero de 2014 y titulado ‘¿Maltrato fiscal?’Ángel de la Fuente sostiene que la financiación por habitante de Cataluña es mejor que la de Castilla-La Mancha, Andalucía, Canarias, Murcia y Valencia, según los datos de 2011 y de la media de los años comprendidos entre 2011 y 2002.

Sin embargo, eso no significa que no haya divergencias clamorosas entre comunidades. Excluyendo a los territorios forales, un rápido vistazo a las autonomías de régimen común arroja diferencias de cerca de 30 puntos que no se justifican: en una clasificación en la que 100 es el valor medio, La Rioja y Cantabria aparecen con unos 120 puntos mucho mejor paradas que Valencia y Murcia con poco más de 90, tal y como se comprueba en la tabla mostrada abajo (pinche sobre el gráfico para verlo mejor).

“El gráfico 1 revela una distribución muy cuestionable de los recursos entre las autonomías, caracterizada por una elevada desigualdad y un alto grado de arbitrariedad”, reza el texto de Ángel de la Fuente. Estos cálculos se confeccionan limpiándolos para que reflejen una igualdad de competencias y de esfuerzo fiscal. Es decir, se homogeneizan como si todas tuviesen exactamente las mismas competencias y fijasen los mismos impuestos. A continuación, se ajusta la población para tener en cuenta la edad, la dispersión o la insularidad, unos factores que encarecen la prestación de servicios. Por ejemplo, si se trata de una población envejecida, en ese caso se gasta más en sanidad. O si los ciudadanos viven lejos entre sí, entonces cuesta más atender sus necesidades. Y toda esa financiación ajustada así por habitante se pone a una escala en la que cien es la media, de forma que se puede comprobar si a igualdad de competencias, impuestos y costes de servicios la financiación es la misma.

Y estas cifras ponen en evidencia que Cataluña y Madrid con 99 y 101 respectivamente se encuentran en la media, mientras que Valencia, con 92, y Andalucía y Murcia, entre 94 y 96, están peor financiadas. Unos números que contrastan con los 120 de La Rioja y los 119 de Cantabria.

País Vasco y Navarra, privilegiadas

Cuando en esta ecuación se incluye a País Vasco y Navarra una vez se corrigen las asimetrías en competencias, entonces las diferencias a favor de las comunidades forales resultan alarmantes. “La brecha con País Vasco y Navarra puede agrandarse hasta los 100 puntos en lugar de los 30 que se alcanzan entre el resto. Estas autonomías están mejor financiadas que las demás”, afirmó De la Fuente este lunes en una comparecencia ante periodistas.

“La forma en que el sistema foral se ha implementado en la práctica permite que dos de las comunidades más ricas del país no sólo no contribuyan prácticamente nada a la nivelación interregional, sino que ni siquiera paguen la parte que les toca de los servicios comunes que la Administración central nos presta a todos”, defiende el informe.

Los saldos fiscales no sirven

Si se compara en cambio la financiación homogeneizada por habitante ajustado con la capacidad fiscal bruta, Madrid pierde 43 puntos y Barcelona 20 puntos, frente a los 37 puntos que gana Extremadura y 44 que se adjudica Canarias, tal y como se recoge en el gráfico número 2. Ahora bien, ¿significa esto que hay un expolio? En opinión de Ángel de la Fuente, esto es simplemente un reflejo de que Cataluña es una región con una renta per cápita muy superior a la media: “Identificar el déficit fiscal de un territorio de renta elevada con el latrocinio de la Administración central es, lisa y llanamente, un disparate. Hacerlo equivale a reivindicar que los impuestos han de quedarse con quien los paga, sin dejar espacio alguno para la redistribución, que es precisamente una de las principales razones por las que existen los tributos para empezar”.  

Según el investigador del CSIC, el saldo fiscal no da más derechos o los quita y, en consecuencia, la tarta debería repartirse de tal manera que prime la igualdad y todas las regiones tengan la misma financiación por habitante ajustado. “Las balanzas fiscales no son importantes para ver si una Comunidad está bien o mal financiada. Lo importante es comprobar si cuenta con los recursos necesarios para prestar los servicios que garantiza la Constitución. No tendría sentido que la calidad de los colegios o del sistema sanitario dependiera de si se vive en una comunidad rica o pobre”, explicó este lunes De la Fuente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba