Economía

El Euribor, de gran protagonista y ogro económico en 2009 a total marginado en 2015

Hace 5 años, el índice era uno de los grandes ogros económicos. Pero su bajada hasta el 0,329% en diciembre ha transferido millones de euros desde la banca hasta las familias hipotecadas.

Varias personas paran un desahucio en Málaga
Varias personas paran un desahucio en Málaga FLICKR / Ojos de Málaga Film Factory 2

En 2008, el diario 'El Mundo' preguntaba a sus lectores cuáles creían, según su criterio, que había sido el gran protagonista económico del año y el Euribor era uno de los elegidos junto al paro que por entonces empezaba a asomar. El mes de septiembre de ese año, el índice hipotecario había alcanzado su máxima cifra desde que existía el euro: 5,384% y asfixiaba a cientos de miles de familias que, por desinformación o irresponsabilidad, habían firmado hipotecas con pagos mensuales suculentos en los años anteriores, cuando el Euribor se encontraba al 2% o al 3%.

Gran protagonista de los últimos años de la década pasada, el famoso índice ha pasado sin embargo a estar marginado en los inicios de la década de los 10. Sigue bajando y bajando hasta el punto de que el 0,329) con que ha cerrado diciembre de 2014 es su mínimo histórico, después de que noviembre, octubre, septiembre y agosto también lo fueran.

"Millones de euros han pasado de la banca a las familias hipotecadas, apretando los márgenes del sector y comprometiendo su rentabilidad"

"La bajada del Euribor ha trasladado millones de euros de los balances de la banca a los bolsillos de las familias hipotecadas, lo cual es bueno para éstas pero malo para la banca, que ahora tendrá que buscar otras vías para obtener rentabilidad", cuenta José Luis Campos, autor de 'La burbuja inmobiliaria española'. De hecho, tanto han bajado los márgenes bancarios por el Euribor que, pese a que las entidades aplican intereses próximos al 2% a sumar al índice para las hipotecas, los intereses que cobran por las hipotecas vivas (unos 750.000 millones de euros según el Banco de España) se han vuelto irrisorios, una ruina para sus negocios, asegura el experto. Jaime Díez, analista de XTB, lo confirma: "La banca hasta ahora ha vivido de su diferencial, ya desde hace unos años la banca vive de las comisiones y de los seguros, te obligan a hacerte su seguro para una hipoteca por ejemplo. Están directamente compitiendo con aseguradoras con abuso de posición dominante y realmente la solución ha de venir por ahí, de las comisiones. Es el factor de mayor crecimiento y donde saben que van a tener el futuro".

Peligro para las nuevas hipotecas

No obstante, las escasas nuevas hipotecas que se contraten deberían tener muy en cuenta que los diferenciales que ofrece la banca en este momento son atractivos con el Euribor al 0% o al 1%, pero pueden destrozar cualquier economía si el índice vuelve al 5% como no hace tanto que estuvo. "Estar endeudado es siempre un peligro y con esos diferenciales aún más. Afortunadamente a corto plazo no son una gran amenaza pero lamentablemente tenemos esa visión cortoplacista en la economía doméstica", asegura Carlos López, responsable del blog de economía Euribor.com.es.  "Hay que tener en cuenta que unos tipos al 5% es algo muy normal en las economías desarrollada, por ejemplo Rusia subió los tipos al 17% hace pocos días. En nuestra planificación económica debemos tener siempre presente un escenario en el que los tipos vuelven a la media de los últimos años", concluye.

Díez, sin embargo, aporta otro punto de vista: "Lo más relevante es adaptarse a la nueva situación económica. "Que se nos vaya olvidando comprar la casa sin más, los pisos o bajan o será muy complicado que la gente los pueda comprar, al igual que los alquileres. Ahora mismo una persona que gane 1.000 o 1.200 euros en Madrid, que es un sueldo bueno, se está dejando la mitad del sueldo en un alquiler, o bajan los pisos o la demanda de pisos se atascará. Sólo los inversores tratan de hacer acopio ahora".

Posibilidad de que siga bajando

La posibilidad de un 'quantitative easing' de Mario Draghi en forma de compra directa de bonos públicos de los Estados con el objetivo de levantar la inflación tal vez no levante la inflación, pero lo que sí hará seguro es hacer que la liquidez de los bancos sea más grande y por tanto el Euribor siga bajando en 2015. "Los bancos tendrán dinero y se prestarán entre ellos a un tipo muy bajito", dice Díez.

Los tipos fijos siguen sin ofrecerse en el mercado, porque "el banco sabe que sólo gana cuando el Euribor esté abajo"

Por todo ello, las hipotecas fijas seguirán el limbo, como ha venido pasando hasta ahora: "No tienen demanda porque el tipo es muy alto. Para el minorista yo creo que sería lo ideal: sabes que todos los años pagas lo mismo y te olvidas. A lo mejor tienes que pagar un 6% y con el Euribor un 2,5%. Pero al banco no le interesa ofrecer un tipo fijo, en 30 o 40 años pasaremos aún por un par de crisis y no les compensa. El banco sabe que si los tipos fijos los ajustan sólo ganarán cuando el Euribor esté abajo y por eso no terminan de ofrecerlos", asegura el experto de XTB.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba