Economía

La Autoridad Fiscal ve que las CCAA y la Seguridad Social pueden desviarse en 10.000 millones

El déficit del conjunto de las Administraciones podría cerrar el año en el 4,7 por ciento, cinco décimas por encima del 4,2 comprometido con Bruselas. A pesar del buen comportamiento de la economía y de las cuentas de las entidades locales, los ingresos de la Seguridad Social apenas repuntan y las Comunidades quedarán lejos de sus metas presupuestarias.

La Autoridad Fiscal ve que las CCAA y la Seguridad Social pueden desviarse en 10.000 millones
La Autoridad Fiscal ve que las CCAA y la Seguridad Social pueden desviarse en 10.000 millones

La cosa no está para bajar impuestos. La Autoridad Fiscal Independiente considera que las Comunidades Autónomas y la Seguridad Social se podrían desviar en unos 10.000 millones de euros de sus objetivos presupuestarios. Y la cifra alcanza los 14.000 millones si se ciñe a la proyección más pesimista del rango.

En cualquier caso, sea cual sea el resultado, de acuerdo con los cálculos de la institución no parece que el objetivo de déficit del 4,2% se pueda cumplir. Ni siquiera con los 5.000 millones de superávit que podrían lograr los ayuntamientos gracias a la paralización de todos los proyectos de inversión que han ordenado los nuevos consistorios. Incluso con un mayor crecimiento económico, la consecución de la meta es difícil, admitían fuentes de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

A juicio de los técnicos del organismo que preside José Luis Escrivá, la Administración central puede cumplir a pesar de que la desviación de los ingresos del Estado respecto a lo esperado podría acercarse al entorno de los 7.000 millones de euros. No obstante, eso significa que sólo los municipios podrán compensar una parte de esos 10.000 millones de agujero que generarán las Autonomías y la Seguridad Social. De lo que puede deducirse que la meta de déficit podría errarse por unos 5.000 millones. O lo que es lo mismo, el desfase presupuestario al cierre del año podría situarse en el 4,7 por ciento y no en el 4,2 comprometido con Bruselas. Otro año en el que Montoro no consigue ceñirse al objetivo fijado...

Baleares, Cataluña, Extremadura, Murcia y Valencia presentan desviaciones significativas y recurrentes

Por mucho empleo que se cree, los ingresos de la Seguridad Social evolucionan muy por debajo de las previsiones y podrían recaudarse hasta 8.000 millones menos de lo previsto. Esto ocurre en parte porque las estimaciones eran demasiado optimistas, en parte porque las cotizaciones crecen por debajo del PIB debido a la tarifa plana y a unos salarios acusadamente más bajos en un contexto de inflación plana. En conclusión, la Seguridad Social podría cerrar el ejercicio en el -1,1% del PIB, el mismo saldo negativo que en 2014 y muy lejos del 0,6% presupuestado.

Recaudación menor de la esperada

Por su parte, el déficit de las Comunidades Autónomas podría quedarse a final de año en el 1,1% del PIB, lejos del 0,7% fijado. Las desviaciones se deben a una recaudación por tributos propios menor de lo esperado, unas expectativas de ingresos por privatizaciones que no se están consiguiendo y unas transferencias del Estado que no están recogidas en los Presupuestos y que por lo tanto no van a recibir. Además, los intereses cero brindados este año por Hacienda no se están reflejando en la misma medida en los desembolsos, ya que capítulos como la contratación o la recuperación de la paga extra se comen esos beneficios.

Dicho esto, el comportamiento de las diversas Autonomías es bastante heterogéneo. Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid y Navarra corren el riesgo de incumplir este año pero seguramente reequilibren sus cuentas en el ejercicio siguiente, una vez tengan mayores recursos del sistema de financiación fruto de la recuperación. En cambio, hay otras que ni por ésas: Baleares, Cataluña, Extremadura, Murcia y Valencia presentan desviaciones significativas y recurrentes, por lo que según la Airef deberían plantear un plan de reequilibrio analizado en profundidad y con una senda de corrección del desequilibrio creíble.

En cuanto al Estado central, sus recursos pueden acabar hasta 7.000 millones por debajo de lo presupuestado. Y a ello contribuye el adelanto de la rebaja del IRPF, el hecho de que las liquidaciones a favor de las CCAA hayan sido mayores de lo previsto, o que el pago del cupo de Navarra y País Vasco sea menor del anticipado. Sin embargo, la Airef estima que tanto la positiva evolución del consumo público como del desembolso en prestaciones e intereses puede facilitar el cumplimiento por parte de la Administración central.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba