“LA AMNISTÍA FISCAL EXCEDE SUS LÍMITES Y BLINDA CONTRA LA PERSECUCIÓN PENAL”, DENUNCIAN

El diseño de la amnistía fiscal impide a los inspectores denunciar sus sospechas de blanqueo

La amnistía de Cristóbal Montoro iba a dar cobertura a los delitos fiscales. Pero su diseño ha terminado dando también cobertura a las sospechas de presuntos delitos penales como el blanqueo de capitales. Ni la inspección de Hacienda ni el Banco de España pueden investigar los indicios de blanqueo que han detectado entre quienes se han acogido al conocido como "modelo 750".  

La amnistía fiscal impide a los inspectores denunciar sospechas de blanqueo
La amnistía fiscal impide a los inspectores denunciar sospechas de blanqueo efe

Los inspectores de Hacienda están estrellando contra un muro en su intento de lucha contra los delitos económicos: los de su propio sistema informático. Según revelan fuentes de la inspección, el diseño de la amnistía fiscal está yendo más allá de lo inicialmente diseñado y no sólo ha blindado los delitos fiscales sino que también está cerrando la puerta a investigaciones penales puesto que no permite a la inspección remitir al Sepblac (Servicio de Prevención contra el Blanqueo de Capitales, adscrito al ministerio de Economía y dependiente del Banco de España) los indicios de presuntos delitos de blanqueo de capitales, una figura penal que no quedaba protegida por la amnistía el ministro Cristóbal Montoro.

Según revelan fuentes de la inspección, varios inspectores han topado ya con una página en blanco que resulta al investigar a quienes se han acogido al conocido como “modelo 750” que permitía la regularización de cantidades defraudadas al fisco. “Las bases de datos de Hacienda no muestran ningún acceso ni a los cuerpos de inspección ni a la inspección del Banco de España”, denuncian esas fuentes.

“La amnistía fiscal excede sus límites y está blindando contra la persecución penal”, denuncia la inspección

Esa opacidad es fruto de la reforma que la Dirección General de Tributos introdujo en la amnistía fiscal para dar garantías a los bufetes de abogados de que sus clientes no serían perseguidos tampoco penalmente en el caso de que regularizaran sus delitos fiscales. Inicialmente, esa amnistía no cerraba la puerta a una investigación penal, tal y como revelaron fuentes de la Agencia Tributaria a Vozpópuli el pasado mes de junio. Pero tras las reuniones con los bufetes a finales de ese mismo mes, Hacienda blindó todavía más esa  amnistía. Ahora los inspectores consultados denuncian que “la amnistía fiscal excede sus límites y está blindando contra la persecución penal”. 

Montoro ataca a los medios de comunicación

El ministro de Hacienda fue interrogado ayer en el Congreso por las informaciones que denunciaban que la Agencia Tributaria había inflado los resultados de la amnistía al incluir en la cifra final la repatriación de dividendos y otras regularizaciones ordinarias. El portavoz socialista en la Comisión de Hacienda, Pedro Saura, calificó la amnistía de “inmoralidad” y “vergüenza” y denunció que el gravamen aplicado finalmente ha sido menor del 10 % y que en algunos casos ha rondado el 1 ó el 2 % al penalizar sólo la rentabilidad de los patrimonios amnistiados y no la totalidad de esos patrimonios.

Cristóbal Montoro no desmintió ninguna de las acusaciones sino que atacó a la prensa. En referencia velada al diario El País que ha publicado un editorial esta semana criticando la amnistía, el ministro hizo pública la situación fiscal de una empresa como PRISA y dijo: “en vez de dar lecciones de ética” deberían pagar sus “importantísimas deudas con Hacienda”.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba