Deportes

Rossi llora, Márquez ríe y Lorenzo silba en las horas previas de un GP declarado oficialmente "de alto riesgo"

Rossi, en la rueda de prensa de Cheste.
Rossi, en la rueda de prensa de Cheste. EFE

En vez de una sola rueda de prensa conjunta, varias individuales. Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, los pilotos que se juegan el título de MotoGP este domingo en Valencia, comparecieron por separado ante los periodistas después de que los jefes de Dorna -empresa organizadora del Mundial- y de la Federación Internacional les leyeran bien la cartilla ordenándoles paz y 'sugiriéndoles' que no hablasen de lo sucedido durante las dos últimas semanas. Todos cumplieron y mostraron su perfil más conciliador, pero aún así dejaron algunos mensajes subliminales de calado horas antes de una cita deportiva que ha sido declarada de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia.

Jorge Lorenzo (Yamaha) aseguró que no le "afecta" la decisión del TAS de mantener la sanción de Valentino Rossi (Yamaha), que saldrá último en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, aunque ha reconocido que "seguramente pueda afectar a las opciones de ganar el Mundial" de su compañero de equipo, al tiempo que ha descartado hablar sobre polémicas que para él ya son parte del "pasado" y se ha mostrado confiado en resolver sus discrepancias con Yamaha.

Pese a que se juega el título con su compañero de equipo, descartó que vayan a levantar un muro de separación entre ambos en Cheste. "La única manera de ocultar datos es romper las ordenadores, pero es algo que no haremos ni por asomo porque somos un equipo deportivo y queremos ganar siendo más rápidos en la pista", recalcó.

Respecto a su relación con su equipo, explicó que "en un matrimonio siempre hay desencuentros" y que ahora a Yamaha le ha "tocado defender (ante el TAS) a un piloto que ha sido sancionado, a pesar de que pueda influir en el resultado del otro piloto", añadiendo que le parece una situación "entendible".

"Yamaha siempre se ha portado muy bien conmigo desde que llegué en 2008 y estoy seguro de que seguirá siendo así en el futuro. Aquí siempre he recibido el mismo trato que mi compañero de equipos. Yamaha es muy seria y muy profesional (..) El año que viene tengo contrato y mi intención es seguir aquí para siempre y, cuando me retire, también quiero seguir perteneciendo a Yamaha. Valentino y yo formamos uno de los mejores equipos del mundo y mi idea sigue siendo la misma", aclaró.

El único aspecto del "pasado" que sí quiso comentar fue su actuación en el podio de Malasia, donde hizo el gesto de bajar el pulgar cuando Rossi recibió su trofeo.

"El gesto que hice en el podio de Malasia fue un error que lamento. Quiero disculparme sobre todo ante los espectadores porque no es un buen ejemplo de comportamiento deportivo. No es un gesto deportivo ni un buen ejemplo para los espectadores, sobre todo para los jóvenes", lamentó.

Rossi, "desilusionado" con el TAS

Por su parte, Valentino Rossi (Yamaha) aseguró que "lo único" que lamenta de todo lo sucedido en Sepang (Malasia) fue que se abriese "tanto" en la curva en la que se produjo su incidente con Marc Márquez (Repsol Honda) y que lo que trata de explicar al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) es intentaba luchar por el campeonato de una forma "normal".

Rossi indicó que "es muy difícil decir cuántas opciones" tiene de ser campeón del mundo y que "más que enfadado" por esta situación está "desilusionado" porque le hayan privado "la oportunidad" de jugarse un Mundial, situación que se había "trabajado todo el año".

"Espero un comportamiento normal del resto de pilotos, esto depende de mí y si soy lo suficientemente rápido y fuerte para recuperar posiciones. Cheste no es de mis pistas favoritas, he ganado pero me ha costado mucho. El año pasado tuve un buen ritmo y la 'pole'. En 2006 empecé en la 'pole' y perdí el Mundial, y ahora salgo último y esperemos que sea distinto", prosiguió el nueve veces campeón del mundo.

En este sentido, dejó claro que "es muy difícil preparar una estrategia" y apostó por "trabajar bien en los entrenamientos y ser competitivo". "Es una carrera larga, 30 vueltas y si empiezas el último hay más riesgos. Trataré de recuperar posiciones, pero es pronto para decir nada. Necesito saber mi potencial y escoger bien la puesta a punto y las gomas y luego dar todo lo que tengo dentro", declaró, añadiendo que esta carrera será "el desafío más grande" de su carrera si saliese en un "puesto normal".

El de Urbino comentó que su "sueño era pelear por el campeonato de forma limpia" y que todo lo sucedido "no cambia" su "pasión" por el motociclismo de cara al futuro. "El año que viene correré en Yamaha porque tengo contrato y estoy bien, y a lo largo del año que viene cambiarán muchas cosas, quizás mi nivel también", puntualizó.

Márquez, a lo suyo

Por último, Marc Márquez (Repsol Honda), protagonista por distintos motivos desde el pasado GP de Malasia, reconoció: "Sinceramente ha sido una de las semanas más difíciles de mi vida y eso que después de Malasia intenté olvidarme de todo aquello y no ha sido posible porque como todo el mundo sabe ha sido complicado por todo un poco, ahora estoy con mi segunda familia y eso me ha ayudado muchísimo".

El piloto de Repsol Honda dijo arrepentirse exclusivamente de no acabar la carrera pues "ese era mi objetivo y yo intento hacerlo lo mejor posible y haré lo mismo este fin de semana, intentaré ganar a carrera o estar en el podio".

"Ésta ha sido una experiencia dura porque no es fácil con 22 años pero toda esta temporada ha sido de aprendizaje y me enseñará pues estoy en continuo aprendizaje y lo que saco de este curso es que una tercera o cuarta posición, a veces es buena para el campeonato, ya que una temporada es larga", dijo Márquez.

"Mi gran error de este año fueron las seis primeras carreras ya que igual podría haber gestionado mejor esa situación", recalcó el piloto de Repsol Honda.

En cuanto a las decisiones tras lo sucedido en Malasia, Marc Márquez dijo respetarlas "pero ésta es una de las cosas que en la reunión que hemos tenido los pilotos se ha dicho que tenemos que cambiar ya que los árbitros del fútbol nunca hablan con la Prensa".

Y sobre su relación con Valentino Rossi afirmó que "tarde o temprano podré hablar con Valentino para que todo vuelva a la normalidad. Entiendo su situación, lucha por un campeonato con Lorenzo en la pista, y es ahí donde la tiene que ganar".

Para la carrera del domingo Marc Márquez fue claro al asegurar que "si Lorenzo va delante y le puedo adelantar, lo intentaré, pero aún estamos a jueves y hay que ver cómo va".

"Lo que está claro es que he estado preparándome para Valencia, soy humano y todo el mundo tiene su opinión, pero lo que estoy intentando es ser bueno en mi trabajo y seguir con mi mentalidad y mi espíritu. Eso será igual", aseguró Márquez.

"No he hablado con Jorge ni con Valentino. Tarde o temprano hablaré con Jorge y también con Valentino. Pero si tengo que luchar contra Valentino, mi compañero de equipo o Lorenzo, lucharé. Yo siempre intento luchar por el mejor resultado posible, doy mi ciento por ciento siempre y eso a veces lleva a caídas", recalcó Márquez.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba