Domenicali avisa: “No quiero a nadie que no crea en la remontada"

Sólo una victoria disipará el mal rollo provocado por Alonso en Ferrari

Fernando Alonso necesita ganar el domingo el GP de Bélgica o, al menos, recortarle un buen puñado de puntos a Vettel para zurcir el descosido que provocaron en el seno de Ferrari las quejas del español tras la carrera previa a las vacaciones celebrada en Hungría. Luca di Montezemolo, presidente de la 'Scuderia', reprendió en su momento al asturiano y ahora Stefano Domenicali, director del equipo, ha insistido en aquel discurso como dogma y advertencia.

La propia web oficial de Ferrari publicó una nota en la que desvela que "Stefano Domenicali ha querido reunirse con todos los hombres y mujeres que trabajan para la Scuderia en el pabellón de logística, para dar una inyección de motivación extra a un grupo que de forma natural busca el éxito".

El director del equipo comenzó dando moral a la tropa, siempre apretando las clavijas: “Todavía está en juego todo, lo hemos experimentado nosotros mismos anteriormente, la última vez hace apenas un año. Nueve carreras suman un máximo de 225 puntos disponibles para un piloto y sabemos que sigue siendo perfectamente posible alcanzar los objetivos que nos propusimos al principio de la temporada. Es cierto, hemos pasado por un periodo difícil, sobre todo en el mes de julio, y ahora ha llegado el momento de reaccionar de la forma en que la gente de Ferrari sabe hacerlo”.

E insistiendo en esa línea, Domenicali profundizó en la regañina que Luca di Montezemolo a Fernando Alonso cuando este, refiriéndose al coche, dijo en Hungría que Ferrari iba recogiendo lo que dejaban otros equipos: “No quiero a nadie que no crea en la remontada: cada uno de vosotros debe ser un eslabón de una cadena de positivismo que conduzca al equipo en un momento especialmente importante de la temporada. Somos Ferrari y la historia nos enseña que no podemos darnos nunca por vencidos: se habla mucho fuera de la compañía sobre el futuro, pero nosotros solamente tenemos concentrarnos en el presente, en la lucha por el campeonato. Las palabras de nuestro Presidente antes de la pausa de verano deben servirnos de estímulo, porque las dijo como las diría un buen padre de familia que ante todo mira por nuestro equipo: tened esas palabras en mente y vayamos todos juntos a por ello, empezando en Spa”.

Domenicali no quiere ni oír hablar del mercado de fichajes para el año próximo y reconoce que están centrados, casi obsesionados, en mejorar las prestaciones del F-138: “Nuestra tarea es muy simple: básicamente dar a Fernando Alonso y a Felipe Massa el coche más rápido posible. Ahora, su contribución será más importante que nunca. Ya lo hemos dicho anteriormente en muchas ocasiones: el tema de los pilotos no es una prioridad. Lo que cuenta es poder ofrecerles las mejores condiciones para acabar por delante de todos y, para conseguirlo, todos y cada uno de nosotros debemos dar lo mejor de nosotros mismos a todos los niveles. Si les damos un coche ganador, estoy convencido de que sabrán cómo ganar con él. Si creemos todos, ¡entonces podemos!”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba