López Serrano trabajó 50 años en el Madrid

"Floren-timo, como le llaman en muchos círculos, es intratable, amenazante, soberbio, prepotente..."

"De chavalín era chico de los recados. En octubre de 1959 me hicieron fijo y se estableció el primer Departamento de Prensa y entré ahí, y luego alternaba con Pedro Ferrándiz, como mánager general, y con Paco Améscua, la dirección de la Sección de Baloncesto con la representación internacional del club, porque hablaba varios idiomas. Tuve la gran fortuna de tener como jefes a personajes clave: Raimundo Saporta, Antonio Calderón y Agustín Domínguez. No llegué a cumplir los 50 años trabajados por cinco meses". Quien así se presenta es José Luis López Serrano.

En una entrevista concedida al diario AS, el que fuera empleado del Real Madrid cuenta que "el día que cumplí los 65 años de edad se presentó en mi despacho el director de Recursos Humanos con otra persona que daba fe de que me estaba echando y me tuve que ir. Si hubiera cumplido esos cinco meses más, el jefe de prensa de la UEFA tenía previsto sacar un artículo: 'El decano representante de clubes en la UEFA cumple 50 años en el Real Madrid'. Era bonito. Se lo comenté a Jorge Valdano, mi responsable directo, y se tomó interés, pero supongo que el presidente le dijo que no".

A partir de aquí, José Luis López Serrano empieza cargar contra Florentino Pérez. "A principios de los años sesenta, Bernabéu vio que de las 32 personas que trabajábamos en la administración del club había 18 que se dejaban la vida por un sueldo normalito. Y nos mandó una carta para reconocérnoslo. Ahora hay casi 50 directores con un altísimo sueldo. Y mire, gracias a Bernabéu fuimos el mejor club del siglo XX (...) Floren-timo, como le llama mucha gente, nos echó a los cuatro sin darnos opción a negociar. Floren-timo, sí. Así le llaman en muchos círculos. Supongo que por las relaciones que tenía, vía sus empresas, con un tal Cándido Méndez, organizó una falsificación de datos en el Comité de Empresa y se metieron, ignoro por qué, con nosotros".

"Floren-timo, sí. Así le llaman en muchos círculos. Supongo que por las relaciones que tenía, vía sus empresas, con un tal Cándido Méndez"

Y prosigue: "Busca tener la entrada libre a cualquier organismo nacional o internacional importante de cualquier país. Es un hombre que juega a todas las barajas. Tiene muy buenas relaciones con todos los partidos políticos españoles, sobre todo con el PP y el PSOE. Enarbola la bandera del Madrid para que te concedan una reunión con el presidente de cualquier país o con las empresas más importantes. Luego les dice: “Oye, que te puedo traer al equipo para que juegue aquí, que tus hijos o nietos o familiares van a ver a los jugadores”.

En cuanto al palco del Bernabéu, López Serrano asegura que "es más grande que nunca. Y ahí están los personajes más importantes del mundo de la política, de la judicatura, de la administración, de las grandes empresas y de los medios de comunicación. Socios del Madrid, pocos. Se aprovecha al máximo para establecer relaciones. Ahora el fútbol tiene la mala suerte de que ya empezaron a llegar gente del mundo de la construcción y otros personajes, el árabe de turno, el indio..., algo que siempre temía don Santiago y que había pronosticado hace mucho".

Al hablar sobre las pretemporadas, tampoco se corta. "Las ha utilizado, las utiliza e imagino que las utilizará. Para sus empresas. ACS es una constructora que tiene muchas ramificaciones. Según tengo entendido, no lo puedo asegurar, el actual presidente del Madrid tiene negocios en China, Arabia Saudí, Chile, Perú... ¿Gracias a qué? A ser el presidente del Madrid, club que bajo su mandato ha pasado de ser admirado y respetado a odiado en varios campos de España y en más de uno de Europa".

"¿Por qué dejó la presidencia? Porque observó cierto movimiento contra él en el estadio y decidió no quemar su imagen como ese ser superior que se cree"

Preguntado sobre si ha sido testigo de alguno de esos negocios, en esos viajes ha buscado encontrarse con presidentes de gobierno, alcaldes o las más altas autoridades del país. Se organizan almuerzos a los que van los empresarios más importantes. Llevas en tu mano un poder increíble con el Madrid. Cuando se fue en 2006 dejó al club en una situación muy complicada. ¿Por qué dejó la presidencia? Porque observó cierto movimiento contra él en el estadio y decidió no quemar su imagen como ese ser superior que se cree. Luego se dio cuenta de que había perdido su estatus y sufrió mucho.

"Todo periodista sabe quién es este hombre. Él intenta influir todo lo que puede. Ha amenazado a algún director de periódico e incluso a más de un redactor le han postergado si no le gustaba lo que había escrito sobre él. Así funciona". ¿Cómo definiría al Florentino que no podemos ver delante de una cámara? "Intratable, amenazante, soberbio, prepotente. La mayoría de las personas que ahora trabajan en el club, si dijeran la verdad, le explicarían el enrarecido ambiente que se respira en la entidad. El maltrato a su gente, los arrebatos al teléfono... Y me río de esto de que al Madrid se le considere una empresa, porque un equipo de fútbol es todo menos eso".

"Ha amenazado a algún director de periódico e incluso a más de un redactor le han postergado si no le gustaba lo que había escrito sobre él. Así funciona"

La preguntan si está siguiendo Florentino el legado de Bernabéu. "Más bien ha acabado con él. He conocido bien a don Santiago, que murió dejándole a su señora un millón de pesetas, y también a Florentino. Se parecen como un huevo a una castaña. Bernabéu era un hombre de una humanidad tremenda, aunque tenía un carácter fuerte. Todo el mundo le respetaba. Los modelos no se parecen en nada. Don Santiago no buscaba negociar con el Madrid. Cuando venía al club, ¡hasta se pagaba su periódico! Tendría que ver usted la que montan ahora en cada partido con el cátering en los descansos y al finalizar los partidos. Algo monstruoso. Hay directivos que reservan mesa para venir a cenar con sus familias a cargo del club, y hasta algunos ni siquiera han asistido al partido".

Según López Serrano, la idea de Florentino "es convertir el Real Madrid en una Sociedad Anónima. No me explico cómo dando beneficios todos los años tienen una deuda de 541 millones. Cuando sea inasumible vendrá la conversión. Estará obligado a ofrecer una acción a cada socio. Si hay unos 90.000, habrá que dividir la deuda entre ellos. ¿Seis mil o diez mil euros por persona? Si de los 90.000 sólo pagan 20.000, el resto de las acciones las dirigirá Florentino, se las quedará o las venderá a grupos de poder. Cambió los estatutos del club para perpetuarse y hacer esto".

"La guerra contra Casillas, al que nunca tuvo simpatía, es la última. El resto que fue contrario al régimen están fuera todos: Raúl, Del Bosque, Hierro, Míchel Salgado, Guti..."

Por último, sobre la relación del presidente con los Ultras Sur, asegura que "tenían una Entente Cordiale. Pero, mire, ¿desde cuándo los ultras van a sacar pancartas contra el capitán del Madrid? Por algún motivo será. La guerra contra Casillas, al que nunca tuvo simpatía, es la última de Florentino. Es el último que queda. El resto que fue contrario al régimen están fuera todos: Raúl, Del Bosque, Hierro, Míchel Salgado, Guti... Todos los que le llevaron la contraria están fuera. A ver qué pasa con Ramos..."


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba