Cultura

Un año negro para la cultura, otra vez: sin Mecenazgo, con IVA del 21% y a vueltas con la Propiedad Intelectual

Un IVA que sigue siendo del 21% a pesar de las peticiones del sector; una reforma de Ley de Propiedad Intelectual que arranca críticas entre creadores, medios y empresas y, finalmente, el pinchazo de la Ley de Mecenazgo, convertida en apéndice de la reforma fiscal. Un 2014 que no dista mucho del curso anterior y al que se suma el plantón de los Premios Nacionales.

A la derecha, el ministro  de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert y el secretario de Estado, José María Lassalle.
A la derecha, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert y el secretario de Estado, José María Lassalle. EFE.

Desde que el Partido Popular llegó al Gobierno en 2011, no ha habido un año en que el sector cultural no haga balance en rojo; y ahí sigue, sin ajustar cuentas pendientes. Ocurrió en 2012 con el aumento del IVA cultural hasta el 21%, trece puntos más; siguió en 2013 con los recortes presupuestarios y el efecto del gravamen y ahora, en 2014, no sólo se mantienen las reivindicaciones anteriores sino que se suma unaLey de Propiedad Intelectual "que a nadie protege" y una Ley de Mecenazgo que terminó en apéndice de la reforma fiscal.

¿Por dónde comenzar el largo recuento de desaires? ¿Por las repetidas manifestaciones y peticiones no atendidas de bajar el IVA Cultural? ¿Acaso por la sustitución de la Ley de Mecenazgo –principal propuesta electoral de los populares- por incentivos puntuales en la reforma fiscal? ¿Acaso por la aprobación de una insuficiente reforma de Propiedad Intelectual que preocupa al sector entero?

Todo el peso de la Ley… Lasalle

“La reforma aprobada se ensaña contra el sistema de propiedad intelectual a favor de otros sectores económicos ajenos a la creación y perjudica a los titulares de derechos, que van a sufrir una nueva disminución de sus rentas”, aseguraron los miembros del sector en una carta publicada el 29 de octubre –antes de la aprobación de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual - . En aquella misiva instaban a los representantes del Partido Popular en el Congreso a no aprobarla. Pero ocurrió. Fue aprobada.

"Ni la reforma de la compensación por copia privada ni las propuestas antipiratería son acertadas"

Fueron varios y contundentes los pronunciamientos contra un proyecto que muchos han denominado “La Ley Lassalle”, en alusión al secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, quien ha recibido durísimas críticas no sólo de las entidades de gestión sino también de cineastas, músicos, escritores, creadores y gestores culturales españoles. ¿Uno de sus principales reclamos? El que tiene que ver con el nuevo modelo de copia privada, ya que esta compensación, aseguran, recae sobre a los ciudadanos (a través de los Presupuestos Generales del Estado) "en lugar de a los fabricantes de teléfonos inteligentes, tabletas y demás dispositivos".

“Ni la reforma de la compensación por copia privada ni las propuestas antipiratería son acertadas, porque ni compensan con justicia ni protegen con eficacia”, aseguró la Asociación para el desarrollo de la Propiedad Intelectual la víspera de su aprobación. Pero la reforma, que entra en vigor el próximo 1 de enero, recibió también duras críticas de la oposición parlamentaria, las entidades de gestión, la compañía tecnológica Google y las asociaciones de internautas. Consenso parece ser la palabra más escasa en todo este asunto.

El IVA, ¿hasta cuándo el IVA?

Según los datos de la Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, que representa a más de 4.000 empresas del teatro, el cine, la música y el espectáculo, en 2013, el primer año completo de aplicación de la subida del IVA, el sector español sufrió un descenso del 15 % de asistencia, un 16,33 % de recaudación bruta y un 22 de recaudación neta.

España tiene el IVA cultural más alto de Europa, por delante de Alemania (7%), Francia (5,5%), Finlandia (10%), Italia (10%) y Portugal (13%). Tras un largo periodo de carestía –caída de taquilla en cines y teatros y ante la contracción general de las industrias culturales-, en julio de este año, el sector español colocó sus cartas sobre la mesa: solo les quedaba esperar a “que el sentido común se imponga”. Sin embargo, advertía que "toda espera tiene plazo de caducidad". Llegó ese plazo y nada ocurrió.

España tiene el IVA cultural más alto de Europa, por delante de Alemania (7%) y Francia (5,5%).

Tampoco satisfizo a muchos la medida del Consejo de Ministros de agosto de este año, que aprobó una deducción del 20% en los costes directos de carácter artístico, técnico y promocional generados en el montaje de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales. Sencillamente: no sirve para paliar el impacto que el gravamen del 21% ha generado sobre la taquilla de la mayoría de los teatros en España, que han visto golpeados sus ingresos, mermados por la caída en el poder adquisitivo así como por las consecuencias directas que el IVA del 21% generó en sus cuentas.

Las galerías de arte tampoco están satisfechas con la medida puesta en marcha en febrero de este año y según la cual el Ministerio de Hacienda fijó el tipo reducido de IVA (10%) a la venta de obras de artistas, tanto si lo hacen directamente con el cliente como si la compraventa se desarrolla con la intermediación de una galería. La disposición fue interpretada como una medida que beneficiaba a los marchantes de arte. Nada más lejos de la verdad: afectaba solo a los artistas, ya que, en el caso de que la venta fuese de una obra de arte propiedad de una galería, el IVA que se aplica a la transacción será el general, es decir, del 21% En otras palabras: la situación sigue siendo la misma.

Mecenazgo, la gota que derramó el vaso

"No tendremos ley de mecenazgo, pero la ley de reforma fiscal tendrá muchas ventajas en este apartado. Habrá beneficios en la donaciones para potenciar el micromecenazgo, de forma que, de una donación de 150 euros,se podrá llegar a desgravar hasta el 80% y se podrá llegar al 40% en el caso sobre el impuesto de sociedades", dijo Miguel Ángel Recio en unas declaraciones ofrecidas en septiembre de este año.

Era la primera vez que un miembro del Gobierno señala que no habría ley de mecenazgo, un proyecto que se incluía en el programa electoral del PP para esta legislatura en materia de cultura. Ésa había sido la bandera de José María Lassalle. La ausencia de esta ley fue uno de los motivos que esgrimió el compositor y musicólogo Jordi Savall para rechazar el Premio Nacional de Música 2014, dotado con 30.000 euros, por considerar que le llega de un Gobierno responsable del "desinterés y la incompetencia" en la defensa del arte.

La ausencia de esta ley fue uno de los motivos que esgrimió Jordi Savall para rechazar el Premio Nacional

El mismo gesto lo repitió, con una semana de diferencia la fotógrafa Isabel Steva Hernández, Colita, al renunciar al Premio Nacional de Fotografía por considerar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte responsable de que la cultura y la educación en España se encuentren en una situación de "pena, vergüenza y dolor de corazón".

¿Qué propone, según el Ministerio de Hacienda, los beneficios para el mecenazgo en la reforma fiscal? En el ámbito del IRPF, asegura el Gobierno, incrementa los porcentajes de deducción general del 25 al 30% con efectos desde el ejercicio 2016; asimismo, asegura que se potencia el micromecenazgo a través de dos tramos de deducción en el IRPF: los primeros 150 euros se aplica un tipo del 75% y en los restantes un tipo general del 30%.

“En el ámbito del Impuesto de Sociedades, también se favorece la fidelización del inversor en Cultura, ya que supone para los beneficiarios una bonificación adicional de 5 puntos hasta el 40% en 2016 sobre la ordinaria en éste impuesto que actualmente es del 35%", explicó la Secretaría de Estado para la Cultura en comunicado. El proyecto de reforma fiscal aporta, otros beneficios para las Artes Escénicas y la Música, entre ellas, una deducción del 20% los gastos realizados en la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales.

En el caso de la Cinematografía y el Audiovisual, el proyecto de reforma fiscal incluye: deducción del 20% para el primer millón de inversión y del 18% para el exceso, con un límite de la deducción de 3 millones de euros; una deducción para atraer rodajes del 15% de los gastos realizados en España por grandes producciones extranjeras, con un mínimo de gasto de 1 millón y un límite de la deducción de 2,5 millones por cada producción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba