El Buscón

Patrimonio Nacional gasta 62.000 euros en una colección de escopetas de Alfonso XIII

    

Patrimonio Nacional va a gastarse la friolera de 62.000 euros en una colección de escopetas de Alfonso XIII. Este gasto se ha decidido por el procedimiento de negociación sin publicidad. Y quien recibirá ese dinero es, según se conoció este mismo miércoles, la conocida firma londinense Christie’s. La decisión sobre esta curiosa compra del armamento del abuelo de Juan Carlos I y bisabuelo de Felipe VI ha sido tomada, como es preceptivo, por el consejo de administración de Patrimonio Nacional. 

En la licitación de este bien público no consta para qué se van a utilizar estas escopetas de Alfonso XIII; quizás acaben en algún rincón del Palacio Real, o tal vez en Zarzuela

En la licitación de este bien público no consta para qué se van a utilizar estas escopetas de Alfonso XIII. Parece obvio que estas armas -esperemos que sean muchas, teniendo en cuenta el precio- acabarán en algún rincón del Palacio Real, para disfrute del visitante, aunque también puede ocurrir que esta colección de "obras de arte" -así se califican en el contrato público- termine como adorno del Palacio de la Zarzuela, donde solo podría ser contemplado por los actuales reyes, la familia real y los numerosos empleados de la Casa del Rey.  

Una dinastía de cazadores

La transacción de las escopetas de Alfonso XIII entre Patrimonio Nacional y Christie’s se cerrará antes de quince días porque así consta en la licitación. El precio estipulado es, como ya se ha dicho, de 62.000 euros. No es ningún secreto que la afición por la caza es una constante en la historia reciente de la dinastía de los Borbones. Si Alfonso XIII era un gran escopetero, mejor aún lo ha sido su nieto, Juan Carlos I, cuyas cacerías con grandes empresarios pasarán a los anales de la historia, sin olvidar, claro está, a don Juan, hijo y nieto de reyes que también pegó unos cuantos disparos. Menos aficionado a las monterías parece Felipe VI, que anda empeñado en modernizar la Corona... 

Si Alfonso XIII era un gran escopetero, mejor aún lo ha sido su nieto, Juan Carlos I, cuyas cacerías con grandes empresarios pasarán a los anales de la historia

Aparte de estos retazos de la historia, resulta un tanto paradójico que Patrimonio Nacional se ocupe de las escopetas. Como es sabido, los fines del Patrimonio Nacional son la gestión y administración de los bienes y derechos que pertenecen al citado organismo público. Tienen la calificación jurídica de bienes del Patrimonio Nacional, en concreto, aquellos de titularidad del Estado afectados al uso y servicio del rey y de los miembros de la familia real para el ejercicio de la alta representación que la Constitución y las leyes les atribuyen. No parece que las escopetas de Alfonso XIII sirvan para esas funciones. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba