El Buscón

A pesar de la crisis, más de 600.000 inmigrantes quieren ser españoles

Pese a la alta tasa de desempleo, muchos inmigrantes quieren ser españoles.
Pese a la alta tasa de desempleo, muchos inmigrantes quieren ser españoles. EFE

No importa que los datos del paro conocidos este pasado martes sigan siendo demoledores -el empleo arrancó este año peor que en 2014, al destruir 199.902 puestos de trabajo en enero-: lo cierto es que desde 2007, cuando comenzó a estallar la crisis económica, hasta 2014, más de 610.000 inmigrantes han manifestado su voluntad de nacionalizarse españoles, colapsando la Dirección General de los Registros y del Notariado del Ministerio de Justicia. Así es, aunque parezca increíble.

Según los datos manejados por Justicia, mientras que en el año 2000 se tramitaron sólo 12.698 expedientes de concesión de nacionalidad por residencia, en

2008 –con la burbuja inmobiliaria ya estallada y la crisis mostrando ya gran intensidad- se tramitaron 88.233 concesiones de nacionalidad. Es cierto que en 2009 la cifra disminuyó hasta los 81.805 expedientes, pero en 2010, con más de cinco millones de parados, las peticiones de nacionalidad española ascendieron hasta nada menos que 125.312.

En 2011 -año catastrófico donde los haya, económicamente hablando- fueron 116.622 los expedientes de petición de nacionalidad, mientras que en 2012, ya efectuado el cambio de gobierno -Rajoy había sustituido a Rodríguez Zapatero, pero la crisis arreciaba-, los expedientes aumentaron hasta exactamente 130.136, según los datos que Vozpópuli ha podido obtener del Ministerio de Justicia.

Pareciera que, pese a que España no levantara cabeza y que durante esos años incluso se hayan producido miles de lanzamientos de personas de sus casas, desahuciados por no haber podido pagar las hipotecas, este país fuera mucho mejor que sus países de origen, porque sólo entre 2010 y 2012, los expedientes de petición de nacionalidad española superaron los 400.000, a un ritmo de petición de 10.000 nuevas solicitudes por mes.

Esas cifras ya obligaron al Gobierno de Rajoy en 2012 a poner en marcha el Plan Intensivo de tramitación de expedientes de Nacionalidad por residencia (PIN) para tramitar los expedientes de los años 2010 a 2012. Posteriormente, el Gobierno tuvo que ampliarlo a los expedientes que tuvieron entrada en el Ministerio de Justicia durante el año 2013, pero en 2014- según las cifras ahora conocidas- el PIN ya afectaba finalmente a 610.000 expedientes de petición de nacionalidad. Y eso, quiere insistir este Buscón, pese a esta crisis galopante que seguimos padeciendo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba