Automoción

Volkswagen renovará en profundidad el Passat en su octava generación

Es uno de los modelos más emblemáticos de la marca alemana, una berlina que popularizó el segmento como un modelo muy completo en todos los sentidos y accesible a casi todos los bolsillos. 40 años después de su nacimiento, llega ya la octava generación que deja atrás más de 20 millones de unidades vendidas por todo el mundo. Se pondrá a la venta antes de finalizar el año.

Diseño al margen, del que se puede adivinar a tenor de los bocetos una notable evolución hacia una imagen mucho más moderna, será sobre todo la llegada de nuevos sistemas de ayuda a la conducción, de infoentretenimiento y de seguridad los que marquen el camino de la octava generación de una de las berlinas más populares del mercado, el Volkswagen Passat, nacido hace 40 años para convertirse en uno de los modelos más exitosos de la marca con el paso del tiempo. Más de 22 millones de unidades comercializadas por todo el mundo reflejan la enorme aceptación que ha tenido –y que sigue teniendo– el Passat, un modelo de corte muy familiar que, en nuestro mercado, también ha gozado a lo largo de estos años de un notable grado de aceptación, casi siempre entre las tres berlinas más vendidas de su segmento, aunque en estos cinco primeros meses del año parece haber perdido algo de fuerza en sus ventas, sin duda en muchos casos a la espera de la nueva generación, que llegará antes de que finalice el año, hacia el mes de octubre o noviembre.

De entrada, el salto generacional es evidente ya en las formas que exhibirá el modelo de producción, muy próximas a las del boceto que la marca ha mostrado. Realizado sobre una nueva plataforma con mayor distancia entre ejes, resulta ligeramente más corto pero, sobre todo, más ancho y bajo, -y también más ligero, unos 85 kilos menos- para unas proporciones sin duda mucho más dinámicas, lo que no impedirá, según la marca, mejorar la habitabilidad interior, uno de los puntos fuertes del Passat actual. Incluso el maletero gana en volumen, algo más de 20 litros, para ofrecer casi 590 litros que, en el caso del Variant, llegará hasta los 650.

Y si exteriormente todo cambia respecto al actual modelo aun en venta, también por dentro el nuevo Passat promete un cambio radical, estrenando en el salpicadero el Volkswagen Digital Cockpit, que utiliza una pantalla de 12,3 pulgadas de alta definición con instrumentación configurable para toda la información de a bordo. Además, un nuevo Head-up Display proyecta la información básica -como la velocidad o las indicaciones del sistema de navegación- directamente en el campo visual del conductor, de forma que parece situada dos metros por delante del vehículo. Para mejorar la seguridad, la rapidez de reacción del conductor, la visibilidad y el nivel de atención.

También ofrecerá notables avances tecnológicos a través de varios sistemas de asistencia que no se habían utilizado hasta el momento. Entre ellos, además del Digital Cockpit y el Head-up Display, un nuevo Sistema de infoentretenimiento para los asientos posteriores, el City Emergency Brake, el Traffic Jam Assist para la conducción en atascos o el Trailer Assist, que facilita de forma considerable las maniobras con remolque. Los pasajeros disfrutarán del máximo grado de conectividad que incluye la interacción con los teléfonos móviles y sus apps gracias a la función MirrorLink. Además, los sistemas cuentan con procesadores más rápidos y nuevas pantallas de alta resolución. También se han creado nuevas opciones de interconexión de dispositivos externos a través de la WLAN, como por ejemplo la integración de un nuevo Sistema de Infoentretenimiento en los asientos posteriores en forma de tablets.

Una de las tecnologías evolucionadas con más profundidad en la octava generación del Passat es el sistema de visualización Area View, que se basa en la utilización de cámaras para generar una visión de 360 grados del entorno del vehículo y la situación del tráfico, con lo que el conductor tiene un control absoluto de lo que tiene a su alrededor.

Mucha innovación también en lo que a motores se refiere, con propulsores que van desde los 120 a los 280 CV, siendo uno de los más destacados el diésel 2.0 TDI Bi-turbo de nuevo desarrollo, que ofrece 240 CV y poco más de 5 l/100 km de consumo medio. Además, esta octava generación convertirá al Passat en el tercer modelo Híbrido Enchufable de la marca, después del XL1 y el Golf GTE. Un sistema que combina un motor turbo 1.4 TSI de 156 CV y un motor eléctrico de 109 CV que, trabajando conjuntamente, alcanzan una potencia total de 211 CV. La batería que alimenta al motor eléctrico se puede recargar de forma externa, conectándola a la red convencional de 220 voltios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba