Automoción

Con el Serie 2 Active Tourer BMW da un giro de 180 grados: monovolumen y tracción delantera

Ligeramente más barato que un Serie 3, dimensiones similares al Serie 1 pero con la funcionalidad de un monovolumen. El Active Tourer supone una clara ruptura con la filosofía de la marca, que pone en el mercado además su primer modelo de tracción delantera. Todo un giro en busca de nueva clientela.

Será a partir de septiembre cuando el nuevo Serie 2 Active Tourer llegue a los concesionarios, un modelo que, aunque con el apellido Serie 2, nada tiene que ver con aquél. Y es que BMW se ha lanzado, como ya hiciera también su rival alemana Mercedes-Benz con su Clase B, a renunciar a sus principios en busca de un modelo más global, con el que atraer a nueva clientela. Así, su primer monovolumen llega además con tracción delantera, también el primer modelo de su historia en hacerlo.

Mide 4,34 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,56 de altura, con un diseño interior en lo que al salpicadero se refiere similar al de un Serie 2 Coupé, pero con más altura al techo. Es en las plazas traseras donde se encuentra la verdadera personalidad del Active Tourer, con un amplio hueco para las piernas y una notable altura al techo. Además, la banqueta trasera se puede regular longitudinalmente en 13 centímetros y los respaldos se pueden abatir fácilmente, desde dentro o desde el maletero, para dejar una superficie de carga prácticamente horizontal.

El respaldo se divide en una proporción 40/20/40 y permite variar la inclinación, mientras que la banqueta ofrece una plaza central más amplia que en los Serie 1 ó Serie 2, pero sigue siendo más estrecha y menos ergonómica que las laterales. El volumen del maletero es de casi 470 litros, aunque cuenta con un hueco con 70 litros extras de capacidad, que esconde una bandeja con varios compartimentos y el kit de reparación de pinchazos. El portón cuenta de serie con accionamiento eléctrico.

Eso sí, como BMW que es, la tecnología que puede llegar a ofrecer está un paso por delante de los modelos de marcas generalistas, aportando toda la experiencia de la marca en sus modelos de muy alta gama para ofrecer en un formato mucho más convencional sistemas no siempre disponibles. Uno de ellos es el asistente de conducción en atascos capaz no solo de mantener la distancia con el vehículo precedente, sino también de actuar por sí mismo sobre la dirección para circular sin salirse del carril. Necesita, para ello, estar equipado con el sistema de navegación que es capaz de diferenciar el recorrido por el que circula. Una función denominada «Traffic Jam assist» que está operativa entre 0 y 40 km/h y que funciona gracias a las imágenes que capta una cámara.

La gama de motores inicial en septiembre contempla tres versiones, dos de gasolina y un diésel. Novedad en BMW es el motor que da vida al 218i, un tres cilindros de apenas 1,5 litros de cilindrada que, gracias a la sobrealimentación, alcanza los 136 CV de potencia. A la espera de nuevas motorizaciones, el siguiente escalón supone un salto de potencia notable, con un 225i de 231 CV. De momento, el equilibrio lo encontraremos en el 218d de 150 CV, la última evolución del bloque de dos litros que anuncia un consumo medio de 4,1 l/100 km.

GAMA Y PRECIOS desde:

  218i Active Tourer                 28.500 euros  

  218d Active Tourer                30.300 euros

  225i Active Tourer                 38.600 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba