Automoción

¿Ajustes laborales para ganar competitividad? Llega el turno de la planta de Ford Valencia

El plan de aumentar la producción un 80% en 2013, es decir, fabricar 280.000 vehículos pasará por el filtro de los ajustes salariales, que se ha extendido a todas las fábricas de coches en España ante el desplome de las ventas en Euorpa por parte de las marcas.

¿Ajustes laborales para ganar competitividad? Llega el turno de la planta de Ford Valencia
¿Ajustes laborales para ganar competitividad? Llega el turno de la planta de Ford Valencia

Todos los fabricantes de coches en España están llevando a cabo ajustes y recortes laborales con el fin de asegurarse la producción de vehículos a menor coste en plena crisis económica y caída de la demanda de vehículos en toda Europa (el 90% de los coches que se fabrican en España se exportan a países europeos). Renault cerró su plan de competitividad a finales de 2012; Nissan acaba de cerrarlo... Ahora el turno es de Ford España, que cuenta con su planta de Valencia, hacia donde se derivará gran parte de la producción de coches a raíz del cierre de plantas de la compañía norteamericana en Europa.

Ford España tiene previsto aumentar la producción un 80% en 2013 con la fabricación de 280.000 vehículos, y  seguirá creciendo hasta los 300.000 en 2014, con los modelos Kuga y Transit Connect. El dato lo anunció presidente de Ford España, José Manuel Machado en presencia del ministro de Industria, José Manuel Soria y del president de la Generalitat, Alberto Fabra.

Pero este plan de crecimientos exige ajustes internos. Así lo ha planteado a los representantes sindicales un "acuerdo de competitividad" para la planta valenciana que se concretará este jeves y que, según el sindicato UGT, supone una rebaja salarial, entre otros conceptos, del 15%. La dirección de Ford ha convocado para este jueves una mesa de negociación en la que están representados UGT, CCOO, STM y CGT, aunque el portavoz del sindicato mayoritario, UGT, Carlos Faubel, ha asegurado que no asistirán a las reuniones hasta la celebración de una asamblea de afiliados, prevista para el próximo sábado.

Faubel ha explicado que la dirección ha propuesto no pagar los atrasos de 2012 por la revisión del IPC (del 1,9 %), y congelar el salario y la antigüedad durante 2013. Esos conceptos, que se congelarían hasta que Ford Europa vuelva a beneficios, supondrían un perjuicio económico del 15% para los trabajadores, según el portavoz sindical.

Fuentes de la planta han indicado a Efe que se ha hablado de "muchas posibilidades" dentro del "acuerdo de competitividad" y que no se ha pedido un 15% de reducción de costes, como ha asegurado UGT.

Faubel ha argumentado que este sindicato y Ford Europa "pactaron y firmaron" subidas salariales conforme al IPC y retroactivas al 1 de enero de cada año, y ha defendido como "condición fundamental" que se cumpla ese pacto para poder después negociar el convenio colectivo 2014-2018. Además de la congelación salarial, se ha planteado la conversión de días de vacaciones en laborables, una propuesta en la que tampoco están de acuerdo.

Por otra parte, la planta de Almussafes ha iniciado el proceso de ampliación de sus instalaciones para acoger la producción de la furgoneta Transit Connect, que comenzará a finales de este año.La ampliación afecta a la Escuela de Formación y a otros terrenos, y los alumnos han sido trasladados a distintas aulas para continuar allí la docencia hasta que la escuela se reubique, han confirmado fuentes de la dirección de la factoría.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba