La evolución de la Clase B de Mercedes desde su lanzamiento ha estado ligada al desarrollo del más pequeño Clase A, modelo con el que emparentaba en gran medida toda vez que ambos modelos han mantenido, hasta la llegada de la nueva generación del Clase A, una misma personalidad con sus formatos monovolumen, aunque en segmentos diferentes. Pero ahora, con la nueva generación del Clase A reconvertida en un compacto de carácter deportivo y dispuesto a rivalizar con modelos como el BMW Serie 1 o el Audi A3, el Clase B queda como la opción de personalidad más práctica y familiar.

Quienes antes podían dudar entre un Clase A o un Clase B no podrán hacerlo ahora, dos modelos muy diferentes en sus planteamientos a pesar de unas dimensiones de carrocería muy similares, 4,29 metros el primero, 4,36 el segundo. Pero a partir de ahí, poco ya en común, con un diseño de carrocería del Clase B enfocado a ofrecer un interior amplio, más habitable y confortable y mucho más versátil en su configuración.

Y entre las muchas alternativas de motores, este B200 CDi BlueEFFICIENCY con cambio automático 7G-DCT pasa por ser una de las alternativas más equilibradas, un motor que además ha recibido pequeños ajustes para reducir sus consumos, que le han llevado a homologar un valor medio de apenas 4,2 l/100 km.

Buena combinación

Llegar a esa cifra en conducción real no es fácil, aunque circulando a velocidades muy bajas en la relación de cambio más larga se puede llegar a lograrlo dado el buen rendimiento que exhibe. Superar los seis litros de media en carretera supone moverse de marcador en el entorno de los 140 km/h con medias en largos trayectos de 130 km/h. Respetando escrupulosamente las velocidades legales bajamos con facilidad de esa cifra. Y es que la combinación del motor Diesel de 136 CV con el cambio automático resulta sin duda todo un acierto, disfrutando no sólo de mucho dinamismo sobre la carretera, sino además de un elevado agrado de conducción. 

Eso sí, no estamos ante un monovolumen precisamente barato y, sus 33.000 euros sin extras de equipamiento, le sitúan entre los más caros y exclusivos del segmento. Y si en carretera se mueve con soltura, en ciudad lo hace con mucho agrado, fruto de un cambio de suaves reacciones y de un motor que responde desde bajo régimen con progresividad, aunque requiere luego hacerlo subir de vueltas para sentir como gana velocidad.

La dirección acompaña con su fácil manejo que luego en carretera ofrece un tacto muy preciso al movernos entre curvas. No tiene ahí la agilidad del nuevo Clase A, pero podemos mantener un alto ritmo anticipándonos ligeramente a sus reacciones y a un balanceo de carrocería no muy acusado, pero que deja sentir que estamos a los mandos de un turismo con carrocería elevada.

Pero por encima de ello, el B200 CDi destaca por su elevado confort de marcha, aunque para ello mejor evitar montar el Paquete Deportivo de nuestra unidad de pruebas, cuyos neumáticos 225/45 montados en llantas de 17 pulgadas generan más ruido de rodadura de lo deseado. Es verdad que aportan mucha solidez en fuertes apoyos en curva, pero penalizan quizás en exceso la calidad de rodadura, sintiendo en gran medida el contacto con el asfalto.

Amplio y muy práctico

Sin duda, con las medidas originales 205/55 y llantas de 16 pulgadas, mejora mucho en este sentido. Porque por lo demás, en el interior del Clase B se disfruta de un elevado confort, con amplias cotas longitudinales y de altura y una anchura suficiente al menos para acoger a tres ocupantes. Si incluimos el sistema «Easy-Vario Plus», disfrutaremos además de un práctico interior al poder variar la posición de los asientos traseros longitudinalmente y la inclinación de los respaldos que, unido a la posibilidad de abatir por partes asimétricas los propios respaldos, nos deja un interior fácilmente configurable a las necesidades de cada momento. 

Además, en el maletero nos encontramos con casi 500 litros de capacidad de carga, ampliables si las banquetas traseras las adelantamos y si aprovechamos además el mucho espacio libre que queda hasta el techo. Formas rectangulares que permiten aprovechar con facilidad todo el volumen.

DATOS COMERCIALES:

Versión: B200 CDi BlueEFFICIENCY 7G-DCTPrecio: 33.330 eurosGarantía: 2 años sin límite de kilómetrosRevisiones: cada 25.000 kilómetros

DATOS TÉCNICOS

Motor: 4 cilindros en líneaCilindrada: 1.796 cm3Potencia máx.: 136 CV a 3.600 rpmPar máximo: 300 Nm a 1.600 rpmTracción: DelanteraCaja de cambios: Automática de 7 velocidadesVel. máxima: 210 km/hAcel. 0 a 100 km/h.: 9,3 segDimensiones: 4,36 / 1,79 / 1,56 mCapacidad de maletero: 486 litrosDepósito de combustible: 50 litrosConsumo medio en recorrido de pruebas: 6,3 l/100 kmAutonomía: 793 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba