A FONDO | FIAT PANDA 0.9 TWIN AIR

Práctico en ciudad, solvente en carretera

La actual generación del pequeño Panda cuenta con una versión sin duda muy peculiar animada por un motor de gasolina de sólo dos cilindros y menos de un litro de cilindrada. Ayudado por un turbocompresor, ofrece un sorprendente rendimiento.

El actual Panda presentó en su lanzamiento numerosas novedades que le han supuesto un salto cualitativo notable. Con un diseño mucho más cuidado y unas dimensiones ligeramente más grandes, ofrece un interior mejor presentado y más habitable, dentro de que sus medidas exteriores se quedan en una longitud de 3,65 metros. Unas dimensiones claramente enfocadas a una vida muy urbana, desenvolviéndose en ciudad con gran agilidad, pero que sorprenden luego en carretera, donde la mayor distancia entre ejes y superior anchura de vías logran que el Panda gane mucho radio de acción fuera de la ciudad, contribuyendo a ello versiones como este Twin Air de casi 90 CV, un sorprendente motor de gasolina de sólo dos cilindros.

Al acceder al pequeño Panda, nos encontramos con un puesto de conducción realmente confortable, algo más elevado que en otros pequeños turismos, pero con todos los mandos muy a mano, destacando la cómoda situación de la palanca del cambio, sobre la consola central. Convence mucho el diseño, muy vistoso y que recupera cierto parecido con el Panda original de los años 80. Detrás, el espacio está en consonancia con la escasa longitud de carrocería, aunque está muy bien aprovechado y, gracias a la banqueta trasera regulable longitudinalmente, se puede jugar con el espacio de las plazas traseras y del maletero. Aunque homologado para cinco plazas, resulta realmente práctico y confortable para cuatro,  con mucha altura al techo sobre todo y correcto espacio longitudinal para disfrutar de suficiente confort.

Buen rendimiento, escasa finura

Al poner en marcha el motor, el sonido del pequeño bicilíndrico unido a unas vibraciones algo acusadas ya nos anticipan que estamos ante un motor un tanto especial. La finura y agrado de funcionamiento a baja velocidad no es su mejor virtud y, en ciudad, no alcanza la suavidad del motor de 1,2 litros y cuatro cilindros… pero casi 20 CV menos potente. Con el TwinAir, el uso del cambio se hace en ciudad más necesario y, los consumos, sin ser muy elevados, tampoco se ajustan a lo esperado de un motor de sólo 0,9 litros de cilindrada. Motor aparte, el Panda se mueve entre el tráfico con gran soltura, con una dirección suave y agradable gracias a la función «City» —con un mayor grado de asistencia que permite mover el volante casi con un dedo— y maniobrar con máxima soltura.

Respecto al anterior Panda, el nuevo mejora algo su faceta dinámica en carretera. Lo hace en la medida justa para permitir desplazamientos con cierta soltura y comodidad, apoyado en un bastidor que, con las mayores dimensiones, pisa con más aplomo, y en un motor que, en el caso de este TwinAir, permite con sus casi 90 CV mantener cruceros de marcador por encima de 140 km/h con bastante sencillez. Emprendemos un largo recorrido con el Panda para comprobar cómo se desenvuelve tras más de 200 kilómetros sin parar, tanto en autovía como en carreteras de doble sentido de circulación y curvas de todo tipo.

Ajustados consumos en carretera

Mantenemos en los primeros kilómetros la aguja del velocímetro ligeramente por encima de los 130 km/h con el  motor girando a unas 3.500 vueltas, lejos de las 6.500 rpm que supone la entrada en la zona roja. Mantiene ese ritmo sin problemas incluso cuando afrontamos algún tramo en subida con un consumo medio que no llega a los 6 litros. No es una cifra especialmente baja en principio para un motor de sólo dos cilindros y menos de un litro de cilindrada, pero sí lo es si tenemos en cuenta las prestaciones que desarrolla. Aumentamos el ritmo ligeramente en busca de los 140 km/h, ganando velocidad con más rapidez de lo que parece y, sobre todo, manteniéndolo con igual sencillez. La sonoridad que nos llega está además dentro de unos niveles perfectamente asimilables para cubrir largas distancias.

En trazados de doble sentido y tráfico, circulando a 100 km/h, necesitas con cierta asiduidad bajar de 5ª a 4ª para llevar el motor por encima de las 4.000 vueltas y realizar adelantamientos con mayor soltura. La respuesta del turbo no es inmediata y conviene siempre anticiparse mínimamente para garantizar el mejor resultado posible. Requiere por tanto una conducción algo más atenta de lo habitual, pero el resultado final en cuanto a dinamismo es más que aceptable.

DATOS COMERCIALES:

Versión: Panda 0.9 Twin Air Lounge Precio: 11.600 euros (con dto. oficial ya aplicado)Garantía: 2 años sin límite de kilómetrosRevisiones: cada 20.000 kilómetrosInternet: www.fiat.esTeléfono: 918853700

DATOS TÉCNICOS

Motor: 2 cilindros en líneaCilindrada: 875 cm3Potencia máx.: 85 CV a 5.500 rpmPar máximo: 145 Nm a 1.900 rpmTracción: DelanteraCaja de cambios: Manual de 5 velocidadesVel. máxima: 177 km/hAcel. 0 a 100 km/h.: 11,2 segDimensiones: 3,65 / 1,64 / 1,55 mCapacidad de maletero: 225 litrosDepósito de combustible: 37 litrosConsumo medio en recorrido de pruebas: 5,7 l/100 kmAutonomía máxima: 649 km


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba