Arte

La policía italiana recupera dos obras de Van Gogh robadas por la Camorra

Los cuadros habían sido robados del museo dedicado al artista en la ciudad holandesa de Ámsterdam.

Vista del mar desde Scheveningen, de 1882.
Vista del mar desde Scheveningen, de 1882. Van Gogh Museum

La Guardia di Finanza italiana (policía financiera) anunció este viernes la recuperación de dos óleos del pintor holandés Vincent Van Gogh (1853-1890) que habían sido robados del museo dedicado al artista en la ciudad holandesa de Ámsterdam. Se trata de las telas "La iglesia protestante de Noenen", fechada entre 1884 y 1885, y "La playa de Scheveningen al desatarse la tormenta", de 1882.

El perito que ha verificado la autenticidad de las obras, a petición de las autoridades italianas, llegó a una firme conclusión, según el Museo Van Gogh. "¡Son los cuadros originales!", reza el comunicado. A pesar de haber estado desaparecidos durante 14 años y probablemente no hayan sido conservados en las mejores condiciones, ambos cuadros han aparecido en relativas buenas condiciones. 

Las dos obras de Van Gogh fueron halladas en un local de Castellammare di Stabia, cerca de Nápoles

El robo se produjo el 7 de diciembre de 2002 en el Museo Van Gogh de Ámsterdam y en el hurto desaparecieron además otras pinturas. La policía italiana precisó que algunos de los componentes de la banda que robó los cuadros habían sido detenidos hace algún tiempo, pero se desconocía el paradero de las obras.

Las dos obras de Van Gogh fueron halladas en un local de Castellammare di Stabia (cerca de Nápoles, sur de Italia) durante una operación contra la mafia. El primero de los cuadros representa a los feligreses saliendo del templo donde el padre de Van Gogh ofició como pastor y fue pintado por el artista en 1884 para su madre, que acababa de romperse una pierna.

"La playa de Scheveningen al desatarse la tormenta" es un lienzo de pequeñas dimensiones (34,5 por 51 centímetros) que representa una escena del litoral cercano a La Haya, con un mar bravío y un cielo tenebroso. El artista tuvo que luchar contra los elementos para pintar esta obra del natural y algunos de los granos de arena que arrojaba el vendaval sobre la tela húmeda todavía se conservan incrustados en ella.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba