Sociedad

Ana Mato se compromete a garantizar una sanidad "pública, universal y gratuita"

La ministra de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, presentó ayer en el Congreso de los Diputados los Presupuestos de su ministerio para 2013, unas partidas que ha asegurado que están destinadas al gasto social: dependencia y mayores, familia, infancia y juventud, tercer sector e igualdad y violencia de género.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato. efe

La ministra de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, presentó ayer en el Congreso los Presupuestos de su ministerio para 2013 como “el compromiso de todo el Gobierno por garantizar una sanidad pública, universal, gratuita y de la máxima calidad”. Según Mato, este objetivo resultaba “inviable” con la deuda de 16.000 millones de euros que dejó el anterior Gobierno, una deuda que había crecido, siempre según la ministra, un 173% en dos años. Mato aseguró que “estamos avanzando para lograr la sostenibilidad del sistema sanitario y centrarnos en lo que realmente importa: el paciente, su salud y su bienestar”

Según Mato, en esta ocasión los fondos destinan un mayor porcentaje a gasto social que en el año anterior, en concreto un 63% más. Y también ha destacado que el Ejecutivo ha incrementado un 28% la partida destinada a su ministerio. En concreto, lo presupuestado para esta cartera asciende a 2.970 millones de euros, lo que supone 296 millones más en relación al último presupuesto presentado por el Gobierno anterior. En todo momento la ministra ha incidido en la herencia recibida de los socialistas como tabla con la que medir estas nuevas cuentas.

Estos presupuestos del gasto social también se centran mucho en la familia, la infancia y la juventud por un lado; y en la igualdad y la violencia de género por otro. Dentro de la política social del Gobierno, la protección a la familia ocupa un lugar primordial. “Para este Gobierno, proteger a las familias y a la infancia no es una opción. Es un deber constitucional” ha explicado la ministra. En este sentido, el ministerio ultima un Plan Integral de Familia y un Plan Nacional de Infancia y Adolescencia para abordar sus problemas y proponer “medidas eficaces” contra la pobreza infantil.

En todo momento la ministra ha incidido en la herencia recibida de los socialistas

Según Ana Mato, en cuanto a los jóvenes, “destinamos 27,5 millones para incidir de manera activa en el fomento del empleo juvenil”. Estas palabras son muy reveladoras teniendo en cuenta las cifras del paro y en particular el dato del paro juvenil, uno de los más altos de la Unión Europea (UE). También, en la línea de la preocupación por el bienestar de los jóvenes se ha decidido mantener el presupuesto para la lucha contra las drogas en 14,8 millones de euros.

En lo que tiene que ver con Igualdad, Mato destacó la lucha “con todos los recursos disponibles, contra la violencia de género y el silencio cómplice que la rodea”. El presupuesto en este caso es de 22,1 millones de euros para poner en marcha los planes personalizados de atención a las víctimas y a sus hijos. También está previsto duplicar los efectivos de las delegaciones de la violencia de género en todas las provincias. Por otra parte, se destinarán casi 19 millones de euros a la lucha contra la discriminación de la mujer y al fomento de la formación y el empleo. “Queremos hacer de la igualdad uno de los motores del crecimiento”, subrayó la ministra.

Junto a estas medidas Ana Mato destacó “el importante apoyo económico que ya venimos prestando a todas las Comunidades Autónomas, mediante el Plan de Pago a Proveedores, los anticipos y el Fondo de Liquidez Autonómico”.

Y tampoco se olvidó de la dependencia y de los mayores. “Ocho de cada diez euros del presupuesto están destinados a mejorar su calidad de vida y prestarles la mejor atención posible” expuso Mato. Según la ministra, con este aumento porcentual del presupuesto para Dependencia (20 puntos más que el último del anterior Gobierno), “hemos logrado hacer frente a la deuda heredada con la seguridad social”, de 1.034 millones de euros, por el impago de las cuotas de cuidadores familiares.

Resumiendo, la ministra aseguró que las cuentas públicas del año 2013 están “al servicio de las personas y responden al espíritu reformista” del Gobierno. Y al mismo tiempo “garantizan la sostenibilidad de los servicios básicos para el bienestar de los españoles”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba